Martes, 17 de Julio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



AMLO: ¿Empate con Anaya o con Meade?…

Jueves, Diciembre 14, 2017 - 07:40
 
 
   

El desenlace será entre 2. Errores de AMLO y Meade. Anaya y el Oráculo. RMV Guerra Oculta. Beltrones

Arrancan las precampañas, con una tónica que da cuenta del nivel de competencia de la sucesión presidencial. Pese al apoyo de todo el aparato de poder, José Antonio Meade queda en tercer lugar, según algunas encuestas. De llegar así hacia finales de febrero, el candidato del PRI-PVEM (queda pendiente el PANAL) estará en dificultades. Pensaron que lograrían encaramarlo a la segunda posición y le cerraron espacios a Margarita Zavala, no así al ‘Bronco’. En un error de apreciación, se visualizó a AMLO como el enemigo a vencer y no a Ricardo Anaya. Error elemental: cuando traes a cuestas una carga tan pesada como es el hartazgo ciudadano, expresado en una tendencia anti-PRI y antisistémica, tu primer enemigo es el inmediato arriba de ti. Por ese error, Meade quedó cual ‘Pípila de la era global’. Se encendieron las alarmas en el búnker del Revolucionario Institucional…

La cosa está clara: entramos a la etapa de las precampañas más importantes del México actual. En el círculo de confianza de Meade, ya entendieron el error y procedieron a reforzar al equipo del candidato. El objetivo de la precampaña priísta será empatar o rebasar a Ricardo Anaya. Vamos a ver si lo consigue, porque Anaya viene con impulso, luego de la consolidación de la coalición ‘Por México al Frente’…

“El error de AMLO…”

Carlos Loret de Mola llamó la atención al decir que AMLO cometía un error al polemizar con Meade, porque el candidato puntero nunca se confronta con el tercero, sobre todo si le saca casi el doble de ventaja en las encuestas. El periodista tiene razón en parte y en parte, no. Intentar capitalizar el voto anti-PRI y el voto antisistémico, pasa por plantarte como alternativa ante el candidato de la élite gobernante…

Sin embargo, hubo un error de diagnóstico por parte de AMLO. Pensó que el Frente naufragaría o llegaría muy mermado a su registro. Andrés Manuel se confundió de enemigo. A la inversa: cuando eres el puntero, tu verdadero adversario no es el tercero, sino el que vaya en segundo lugar…

El objetivo de la precampaña de AMLO será evitar el escenario a tercios y, sobre todo, que Anaya no se le pegue demasiado, bajo el entendido del refrán: “Caballo que alcanza, gana”. Sabemos que un empate a tercios sería temporal. Al final, aunque sea ‘por una nariz’, alguien va a ganar. Y la tensión no se hizo esperar, al grado de cometer AMLO el error de la ‘amnistía’ a los delincuentes. Reflejaba la desesperación de perder la ventaja tan atesorada…

“Anaya y el Juego del Oráculo…”

Los expertos en las luchas electorales, piensan que la primera fase pasa por el ‘Juego del Oráculo’. Es decir: los contendientes ‘vaticinan’ o ‘profetizan’ algo y de cumplirse, adquieren poder y así en cada ocasión. De tal modo que, de vaticinio en vaticinio, tendrá lugar la entrega del poder por anticipado. Pongámoslo en blanco y negro. Meade iba por convertirse en el segundo lugar, lo más pegado a AMLO que se pudiese y no lo consiguió. Con la precampaña, vendrá una segunda oportunidad. AMLO anticipó el fracaso del Frente e igualmente no acertó…

Si lo vemos bien, en este primer momento, Anaya ganó el ‘Juego del Oráculo’. ¿Significa que ya triunfó y los otros dos, perdieron? No. Faltan meses para las elecciones y podrían pasar muchas cosas. Sobre la marcha, uno de los tres se va a desplomar, derivando en una sucesión presidencial bipolar. Ese es el riesgo en que se encuentra José Antonio Meade y es lo que intentará resolver…

A estas alturas, López Obrador y Meade saben que Anaya es el único que llega a la precampaña con sus dos grandes objetivos alcanzados: la coalición electoral y su candidatura. Así como Meade intentará rebasarlo y empatar con AMLO, el de tabasco buscará aumentar la distancia ante Anaya y empujar a que segundo y tercer lugar empaten, para desembocar en ‘canibalismo político’…

Pero si José Antonio no remontase y Ricardo ampliase la distancia entre ambos y acortase la de AMLO, aumentará la presión para pactar con el de Querétaro, en detrimento de Andrés Manuel. Es el escenario más temido por el de Tabasco, porque su derrota estaría asegurada. Por eso pelean palmo a palmo los votos y las estructuras y redes electorales. En el contexto de los registros, hubo desgajamientos en MORENA, del lado de Monreal, y amagos en el PAN (los ‘diputados rebeldes’)…

“Monreal y AMLO: El gabinete…”

Ricardo Monreal vuelve a ser un foco de tensión para Andrés Manuel. Fue un doble desacuerdo: la alianza con el PES y el futuro gabinete, cuya composición AMLO dijo que daría a conocer el 14 de diciembre. Un hecho nos orienta: al renunciar a MORENA, en pos de la candidatura independiente a la CdMx, Pedro Pablo de Antuñano se lanzó contra AMLO, Esteban Moctezuma y Lino Korrodi. Los motivos están a la vista: mientras más sean los aliados, menos espacios habrá para repartir. Es evidente la pugna por el control del Partido y de la vía sucesoria respecto a AMLO. Esteban viene de la era salinista-zedillista y, contrario a lo que se dice en el discurso, Andrés Manuel tiene una línea de comunicación que va en dirección a Ricardo Salinas Pliego, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo. La salida de Monreal de la Delegación Cuauhtémoc, sería impensable si no fuese porque ya sabe que no le darán nada. Ni coordinación de la campaña, ni senaduría, ni cargo en el futuro gabinete. Se juega su última carta. En lo que se entendió como todo un mensaje, dijo que se iba de la Delegación, mas no de la política. No hay que perderlo de vista. Les recuerdo que, en días antes, se había reunido con Manlio Fabio…

“Escaramuzas extramuros…”

Ricardo Anaya logró asentar el proyecto del Frente y amarrar su candidatura. En la víspera, Mancera y Rafael Moreno Valle se reunieron, pero no pudieron hacerle mella. El entonces presidente del PAN cedió algunas posiciones y afianzó sus objetivos. Sabe que debe evitar que los dos polos de conflicto se vuelvan a juntar: Mancera (CdMx) y Moreno Valle (Puebla). Se dice que el resultado transitará por el camino de las traiciones y los mensajes van y vienen. Unos cantan la derrota total del poblano y otros, su alianza con el PRI con tal de sobrevivir. Pero las piezas no coinciden…

Para Rafael sería una ruta suicida romper del todo con Ricardo, pues quedaría a merced de sus enemigos, en una escalada de venganzas o en una mala negociación. No es lo mismo negociar triunfante que en plena huida. A Ricardo tampoco le conviene la ruptura porque Puebla ocupa el cuarto lugar en el padrón nacional de electores. Son números suficientes para hacer perder la Presidencia a cualquiera. Humberto Aguilar Coronado, ‘El Tigre’, ha dicho que todavía no está consumada la negociación y, por ende, tampoco la fractura…

Se avecina una etapa de negociación, antecedida por lo que hemos visto: una etapa de polarización, donde ambos amagan con romper. Senaduría vía pluri, gubernatura y alcaldía capitalina, son las tres cartas principales a negociar, además del resto de candidaturas concurrentes. La radicalización de Anaya fue para posponer finiquitar un acuerdo. ¿Por qué? Por la candidatura presidencial. Los dos mensajes de Anaya fueron puntuales: ‘Si deseas un acuerdo conmigo, no debes inscribirte en la interna’ y ‘no puedes quedarte con todo en Puebla’. Eso será el punto de partida de la negociación final…

De entrada, una cosa es cierta: el proyecto de Moreno Valle se pospondrá para 2024…

“El escenario oculto del poder…”

El proyecto presidencial de Rafael Moreno Valle se montó sobre tres carriles. En aquel momento, en su círculo de confianza se visualizó que la confrontación sería con el PRI y la élite peñanietista. Un exitoso paso por Edomex, auguraba el triunfo en 2012. Vino el momento del éxito al acordar las reformas y la apreciación parecía confirmarse. En paralelo, se fincó el trípode. Tenían que apoyarse en los grupos desplazados por los tecnócratas, desde el arribo de Salinas a la Presidencia, cuya orfandad se había agudizado con la pérdida de la Presidencia en 2000, el fracaso al intentar recuperarla en 2006 y las derrotas locales, como la que les propinó el propio Moreno Valle en Puebla…

Luis Maldonado Venegas quedó a cargo de las relaciones con el liberalismo juarista, tanto poblano como nacional. La idea era atraer aliados entre los afectados por el triunfo de los tecnócratas. Eukid Castañón quedó al frente de la periferia liberal, la rasposa, de ‘línea dura’. La Vieja Guardia en los linderos donde las cosas no son claras y, a veces, se tornan turbias. Aquí el plan era neutralizar o acabar con los adversarios. La política resuelta en ‘el callejón de las trompadas’. Fernando Manzanilla, el más listo en mi opinión aunque menos operativo, se abocó a las relaciones con el tecno-liberalismo. De esa vertiente cuyo paso por el liberalismo juarista no ha sido tan determinante como lo tecnocrático, vinculado al mundo de los negocios y el poder, adentrada en los ambientes de las grandes universidades nacionales y extranjeras. La mofa que hicieron los críticos de Manzanilla por su predilección budista, les impidió ver el fondo del asunto…

La vía de Eukid, se encuentra prácticamente liquidada. Se peleó hasta con los que no eran enemigos del proyecto. El punto de inflexión interno fue su pleito con Manzanilla, que prefirió alejarse pese a ser cuñado de Rafael. El externo ocurrió al desembocar en un choque con las redes de Manlio Fabio Beltrones, que le envió de regreso un puntual mensaje y Eukid tuvo que bajar su perfil…

Esta ‘línea dura’ fue la que chocó frontalmente con el panismo tradicional en Puebla…

Luis Maldonado iba ‘viento en popa’, sobre todo al ocupar la Secretaría de Gobierno en sustitución de Manzanilla. Igual que Fernando, las relaciones de Luis se extienden hasta el ámbito internacional. Pero en 2014, al celebrarse en Puebla la Primera Jornada Mundial de ‘Laica Internacional’ y la Segunda Jornada Internacional Juarista, la cosa cambió. El discurso de Manuel Jiménez Guzmán, en su calidad de ‘Poderoso Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México del Rito Escocés Antiguo y Aceptado’, versó sobre la ‘gran estima’ de la Masonería por la lealtad. El mensaje fue muy claro y aunque algunos liberales se plegaron, otros decidieron mantener su alianza con el morenovallismo. Sin embargo, al final esta opción perdió fuerza. La intención liberal de retomar el control de la política nacional, quedó para mejores tiempos…

En otro plano, Manuel Jiménez tendía vínculos con Andrés Manuel López Obrador, a través de su hijo, y Rafael ya no era tan necesario. Contra la idea de una salida hacia AMLO tronó Manlio Fabio. Sus allegados y aliados presionaron al ‘Comendador’ con echarlo del PRI…

De no llegar a un acuerdo con Ricardo Anaya, Moreno Valle sólo tiene habilitada la ruta del tecno-liberalismo. Me refiero al que acrisoló Luis Videgaray en el ITAM y al cual pertenecen los que componen la plataforma de Meade, Fernando Manzanilla y los ‘panistas rebeldes’. Fernando también es la ruta hacia AMLO…

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Twitter: @confinespol


Semblanza

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios del poder. Autor de la columna Confines Políticos.

Ver más +

La Corte de los Milagros.

Prospectos para un hipotético interinato

En algunos círculos de Morena ha comenzado a especularse sobre quién sería designado gobernador interino, en el hipotético caso de que en Puebla se anularan las elecciones —después del 15 de septiembre— y la nueva Legislatura, la LX, tuviera que nombrar un gobernante para cubrir el periodo que se abrirá entre el saliente, José Antonio Gali Fayad, y el que sería electo en un proceso extraordinario.

Encuesta