Domingo, 24 de Junio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Los síntomas de la violencia

Domingo, Noviembre 26, 2017 - 12:10
 
 
   

Cuentan que un ex gobernador poblano, al que le inventaron un acta de nacimiento en Champuzco, Puebla, para que pudiera ser candidato y luego gobernante del PRI, siempre comentaba con inusual lenguaje una gran variedad de chistes o frases políticas, acuñadas por él mismo a sus más cercanos colaboradores o amigos, entre ellas esta : la violencia es consustancial al hombre.

Eso en referencia a la violencia y confrontaciones sociales que había en diferentes partes del estado, durante su mandato. Para el, la violencia era natural o normal y por lo tanto no habría que preocuparse.

Ahora en Puebla, las cosas han dado un giro de 180 grados, lo que muchos mencionaban de que el estado se encontraba a salvo de la delincuencia, solo fue un percepción. La violencia se ha mutado y sus efectos son muy preocupantes, los índices muestran un crecimiento al 100 por ciento y los métodos que utilizan son en extremo violentos.

Los síntomas de la violencia no fueron diagnosticados en tiempo y forma, por quiénes tenían la responsabilidad pública de hacerlo. Actualmente a todos nos afecta en una medida u otra.

En estos momentos se ha convertido en un asunto de primer orden y por momentos se vuelve incontrolable la delincuencia, que se ha diseminado por todos lados, dañando el tejido social.

Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana vía Inegi

Los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) muestran que en México, el 76% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro. Este porcentaje aumentó más de 4 puntos respecto al mismo periodo de 2016 (71.9%). Demográficamente, las mujeres son quienes se perciben más inseguras con 80.3%, comparado con el 71.1% para el caso de los hombres. (Autor: IMCO)

Es decir, la inseguridad, es una de las principales preocupaciones hoy en día de los diferentes sectores sociales en el país.

Por una razón fundamental, los ciudadanos requerimos seguridad para nuestro desarrollo cotidiano en cada una de nuestras propias actividades diarias, necesitamos vivir tranquilos junto con nuestras  familias, requerimos un entorno social seguro y saber que nada les pasará a nuestras hijas e hijos. No se quiere andar todos los días con el santo en la boca, para saber que nada nos pasará en las calles o en nuestros hogares

Otros datos que muestra la encuesta realizada trimestralmente (última edición en Septiembre de 2017) por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y abarca conceptos como:

Estos son algunos de los datos más relevantes de la encuesta:

Al preguntar a los encuestados por las conductas delictivas de las que habían sido testigos:

Los lugares en donde la población se siente más insegura son:

A lo anterior también debemos agregar, otros efectos que conlleva la inseguridad, como son lo que tienen que desembolsar las familias, para cuidarse ante la creciente ola de robos. Pues en los casos más sencillos, se gastan en pagar servicio de transportación particular en lugar de usar el transporte público por las noches, pagos que van de los 50 pesos en adelante. Otras personas de igual forma invierten en reforzar sus viviendas ante los asaltos y unos más tienen que salir más temprano lo que implica que tengan que comprar sus propios alimentos

La violencia es un asunto multifactorial, por lo tanto las autoridades estatales y municipales están obligadas a enfrentarla con un coctel de políticas públicas para disminuirla y así, aminorar el daño social que esta genera.

Es obvio que la inseguridad no es un tema exclusivo de Puebla, está presente en todo el país, en donde sus efectos son los mismos. Lo único que cambia son los grados de violencia con los que actúan las bandas y los lugares en donde se concentra, es decir, en las ciudades y regiones con demasiada oferta económica y con nichos para robar, es en donde se recrea la delincuencia con más fuerza.

 

Algo inevitable sobre la inseguridad en Puebla, es el tema de la violencia hacia las mujeres, un asunto delicado, complejo y preocupante por todo lo que representa y significa para ellas. No es tema menor, cuando las están agrediendo, violentando y cometiendo feminicidios.

En una nota publicada en el portal e-consulta, nos sigue dando cuenta sobre los graves riesgos que corren las mujeres:

En 2012 Puebla se encontraba en los últimos lugares a nivel nacional en homicidios de mujeres, pero a partir del año siguiente se ubica entre los diez estados con más casos,  de acuerdo con estadísticas del Sistema Nacional de Información de Salud (Sinais).

Los datos del Sinais -elaborados con los certificados de defunción de la Secretaría de Salud, actas del registro civil e información del Ministerio Público- revelan que de 2012 a 2013 los homicidios de mujeres aumentaron 66%, al pasar de 62 casos a 103 en tan solo un año.

Para la coordinadora del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), María de la Luz Estrada Mendoza, el incremento de la violencia contra las mujeres en Puebla es evidente por la gran cantidad de feminicidios: 324 casos de 2012 a la fecha.

Crece violencia contra mujeres

Según el Sistema Nacional de Información de Salud, de 2012 a 2015 fueron asesinadas 10 mil mujeres en todo el país. De ellas ,3.4%, es decir, una de cada 30 vivía en el estado de Puebla.

Durante 2012 las entidades federativas que concentraban una mayor cantidad de homicidios de mujeres eran: México (13.9%), Coahuila (8.7%), Tamaulipas (5.9%), Jalisco (5.4%), Nuevo León (5.3%), Chiapas (4.8%), Colima (4.8%), Veracruz (4.5%) y Oaxaca (3.4%). Puebla se encontraba en el lugar 18 a nivel nacional.

Sin embargo para 2013 –a mitad del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas- el estado desplazó a Tamaulipas, Veracruz, Guanajuato, Morelos, ciudad de México, Durango, Michoacán, Sinaloa y Baja California. Con lo cual se colocó en la novena posición, al concentrar 3.9% de todos los homicidios de mujeres.

El perfil de las víctimas

En cuanto a las edades, el grupo poblacional más afectado en Puebla son las mujeres de 26 a 40 años, principalmente en unión libre. Las asesinaron a plena luz del día: de las 13 a las 16 horas.

La escolaridad de las víctimas de homicidio de 2012 a 2015 fue: primaria (36%), secundaria (15.8%), sin escolaridad (14.5%), universidad y postgrado (12%), bachillerato (11.5%) y sin especificar (6.2%). (24-nov-18 e –consulta)

Es claro que la inseguridad en Puebla, no es un asunto menor, mucho menos de coyuntura, se ha convertido en una de las tareas más importantes dentro de la agenda gubernamental. Al igual que en las notas diarias de los medios de comunicación y en las redes sociales se visualizan a diario y para otros son temas para politizar y usar en tiempo pre electorales. Lo cierto es que los ciudadanos comunes si estamos preocupados por la inseguridad que vivimos y algo hay que hacer entre todos.


Semblanza

Rubén Moreno Morales

Miembro del Observatorio Pobreza y Desarrollo Regional. Analista en temas políticos y sociales.

Ver más +

Este jueves venció el plazo, con prórroga incluida, que tenían los partidos políticos para acreditar representantes ante las mesas directivas de casilla. En la entidad poblana se instalarán 7 mil 547 casillas, de las cuales 2 mil 101 corresponden a la capital del estado, distribuidas en los siete distritos locales en que se divide. Según la normatividad vigente, los partidos políticos nacionales tienen derecho a registrar hasta cuatro representantes en casillas donde se celebrarán elecciones locales y federales, como en el caso de Puebla.

Encuesta