Martes, 12 de Diciembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Acerca de la selección de candidatos en MORENA

Martes, Noviembre 14, 2017 - 21:09
 
 
   

Los coordinadores, los candidatos y las encuestas. Lo que dicen los estatutos. El cambio verdadero.

Para abordar este tema es necesario considerar los propósitos de los protagonistas del cambio verdadero, de acuerdo con las definiciones de su normatividad, participan en los procesos electorales para configurar la organización que asegure la vía para lograr las condiciones que permitan resolver los grandes y complejos problemas del pueblo de México, y de ningún modo con la sola intención de ocupar cargos, el objetivo principal es lograr la posibilidad de transformar a México para bien y en beneficio de la mayoría de los mexicanos (artículos 42 y 43 de los estatutos de MORENA depositados en el INE).

El mecanismo para la selección de candidatos es novedoso y creativo, lo esencial de este está contenido en lo establecido en el artículo 44 de los estatutos de MORENA.

 En primer lugar instituye la forma en que debe definirse la elección de los candidatos a legisladores plurinominales, locales y federales, en el inciso correspondiente del citado artículo, detalla que se deberán realizar eventos por circunscripción en lo federal después de tener asambleas distritales para nominar en cada distrito 10 precandidatos, mitad de hombres y la otra mitad mujeres, para después por circunscripción elegir por insaculación a las fórmulas que correspondan de acuerdo a los estatutos. Para el caso de los precandidatos a diputados federales el procedimiento se realizará por circunscripción correspondiente a las entidades federativas; para las diputaciones locales se realizará por entidad federativa ya que en ese caso se considera al estado, como una sola circunscripción plurinominal electoral.

Las candidaturas externas de MORENA serán las que presente la comisión nacional de elecciones ante el consejo nacional de MORENA para su aprobación final y podrá alcanzar hasta un 33% de las candidaturas plurinominales, mismas que junto con las candidaturas internas se integrarán ocupando el tercer sitio de cada tres lugares sucesivos. Las candidaturas internas para los precandidatos plurinominales serán integradas por los que resulten del proceso de insaculación tomado del conjunto que se forme de los precandidatos elegidos en las asambleas distritales electorales integrantes de la circunscripción de que se trate.

Lo que corresponde a la selección de los precandidatos plurinominales tiene su dinámica pausada pero no ofrece mayor dificultad, todo se resuelve con la selección en las asambleas correspondientes y de manera azarosa en el proceso de insaculación, sin mayor cuestionamiento.

Las circunstancias para resolver lo que corresponde a las candidaturas de diputados -locales y federales- uninominales, senadores, autoridades municipales,  gobernador y Presidente de la república, presenta cierta dificultad.

En primer lugar se ha introducido una situación que genera confusión, al iniciar el proceso de selección de coordinadores de organización electoral se ha querido identificar el cargo como de hecho una situación de virtual nombramiento oficioso para la candidatura correspondiente al cargo de representación popular para  la elección constitucional. Eso ha sido auspiciado por algunos comunicadores, pero aceptado y alentado, también, por los propios integrantes de algunos niveles de la dirección del partido MORENA. Lo correcto debió ser que los órganos de dirección se orientaran a dejar muy claro, que se trata de procesos que tienen propósitos y una dinámica diferente, y sus ritmos y condiciones corresponden a situaciones muy diferentes y fácilmente distinguibles.

El método para hacer el nombramiento de los coordinadores de organización electoral fue definido por acuerdo del Consejo Nacional de MORENA, y se optó por utilizar los acuerdos de nominación de precandidatos en los consejos políticos de las diversas instancias y de la necesidad de asumir las propuestas de los consejos nacional y estatal para las instancias organizativas correspondientes, eso es muy adecuado, la confusión viene cuando para definir un cargo interno,  coordinador de organización electoral partidaria, se recurre a un sondeo de opinión por medio de una encuesta abierta a la sociedad. En lugar de proceder a un sondeo de opinión al interior del Partido, entre los simpatizantes y militantes, en mi opinión hubiese bastado con realizar una encuesta que al interior del partido evaluara la idoneidad de los propuestos, por medio de un cuestionario, que tuviera lo mencionado como objetivo, en un ámbito representativo que bien puede ser el propio consejo político correspondiente.

Una dinámica como la descrita no hubiese permitido motivo legítimo de confusión.

Lo que de ningún modo puede separarse es lo concatenado de los procesos, los coordinadores  de organización electoral y la elección de los Candidatos en los distintos niveles, los primeros serán los encargados de organizar los eventos en donde elegirán los precandidatos y ello permitirá llegar al proceso necesario para nominar a los candidatos que deberán participar en representación de MORENA en las elecciones constitucionales.

 Ellos, los coordinadores, tendrán que preparar la organización y funcionamiento de las asambleas electorales municipales, distritales, estatales y la asamblea nacional. Función que les dará, si realizan un buen trabajo, ventaja en la competencia por la candidatura, si así  logran la candidatura, la tendrán  bien merecida.

Así  planteado el proceso no presenta mayor dificultad, pero en donde sí hay algunos desacuerdos es en la forma de realizar los sondeos de opinión por medio de encuestas, existe cierta confusión en la manera de definir el espacio muestral y se ha recurrido a la conformación de muestras aleatorias convencionales -abiertas al conjunto de la sociedad- como si se tratara solo de medir lo que expresa la opinión pública de toda la sociedad acerca de los posibles abanderados de MORENA, para conocer cómo están posicionados los precandidatos, en el ánimo de la población en general, como si se tratara de una elección constitucional que se desarrollara solo entre los citados precandidatos. Considero que lo correcto es cuidar el buen perfil de los precandidatos, medir su posicionamiento para elegir al más apto con el propósito de ganar, pero no debemos olvidar que también se pretende asegurar el perfil que garantice la unidad del partido para conseguir realizar, con todo vigor, la campaña en la elección constitucional, tener lo necesario para triunfar, eso en mi opinión, lo puede proporcionar una encuesta que tenga las características indispensables orientadas a los objetivos mencionados para con ella arribar a una aceptable situación para realizar el ejercicio de inducción estadística que permita conseguir una alta probabilidad de nominar candidatos que aseguren el  éxito y que, además, incluya una gran dosis de energía unificadora para el partido.

 En mi opinión eso se puede conseguir si se define  como espacio muestral  del universo que nos interesa, lo que se tendría como resultado de la conformación de las asambleas electorales que presenta muchos rasgos de carácter de muestreo por cuotas, aleatoria y además, tiene la ventaja, de condensar la conformación de la estructura del partido, en esa medida  es indudablemente representativa.

En ese marco se realizaría un trabajo para definir a los candidatos calificándolos en el interior del grupo de referencia, tarea que se asignaría a la asamblea electoral correspondiente, en ese sondeo se tomaría en cuenta las características indispensables de un buen candidato y probablemente triunfador, bajo el supuesto anterior se requeriría evaluar los atributos siguientes:

 

Los asambleístas los calificarían y de ese modo  se asegura que los candidatos sean  los mejores; porque generan unidad interna, seguridad de estar preparados para la responsabilidad y que garantizaran la defensa de los principios del partido.

De acuerdo con los estatutos de MORENA la etapa de preparación para participar en los procesos electorales se encuentra en la fase de integrar los elementos organizativos y estructurales, todos deberán concentrar su energía y esfuerzos en esa tarea y justamente garantizar que las asambleas electorales correspondientes sean un éxito.

En el seno de las asambleas electorales diversas, de acuerdo al artículo 44 de los Estatutos de MORENA, se deberá proceder a Nominar en las asambleas a los precandidatos y recibir los candidatos externos que la comisión nacional de elecciones, con el aval del consejo nacional de MORENA, haga llegar a las correspondientes instancias electorales. Con ese material se podrá, entonces sí, pasar a realizar la encuesta, con la muestra definida en la demarcación electoral, de acuerdo a la composición de la asamblea electoral correspondiente. Con un cuestionario diseñado para que en él se conjugue los propósitos de nombrar a los mejores candidatos y así asegurar  el compromiso de los candidatos con:

-- 1) la transformación social propuesta por MORENA,

-- 2) la unidad del Partido y

-- 3) el triunfo contundente de los abanderados.

Los comisionados de organización electoral tienen que preparar todos los eventos necesarios para llevar a buen fin las asambleas electorales de manera ordenada y en la sucesión requerida, iniciando el trabajo en los órganos que aglutinan seccionalmente a los protagonistas del cambio verdadero, después continuar con la labor en los municipios, distritos y culminar en las entidades federativas con el ámbito estatal y en las instancias federales, y finalizaría con la asamblea electoral nacional.

Será un arduo trabajo para los coordinadores y para toda la militancia y simpatizantes de MORENA, pero de allí dependerá el futuro de los triunfos del partido y por el trabajo que se realice, se podrá tomar decisiones sobre las nominaciones de los abanderados de MORENA para el proceso electoral.

De este modo y con las aclaraciones realizadas espero que no quede duda sobre lo que ya se ha nombrado en MORENA y de lo que está por nominarse aun. De  tal manera que se puede asegurar el buen desarrollo del proceso electoral de 2018, en el que, sin lugar a dudas, triunfará la opción de los ciudadanos progresistas que representan a MORENA, es decir, al Cambio verdadero.


Semblanza

Pascual Urbano Carreto

Doctorado en Economía, División de Estudios de Postgrado de Universidad Nacional Autónoma de México, 1997- 2000. Consejero electoral en el  Consejo general del IEE, periodo 2000- 2006.

Ver más +

El precandidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, arrancará este sábado su precampaña rumbo a Los Pinos ni más ni menos que en el estado de Puebla.

Encuesta