Jueves, 19 de Octubre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Política social para un México más justo

Miércoles, Agosto 30, 2017 - 17:04
 
 
   

Facilidad para rendir cuentas. Diagnósticos más exactos. Rubros de desarrollo.

La pobreza es uno de los mayores problemas del país. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2014, 46.2% de los mexicanos, casi la mitad de la población, se encontraba en esa condición. Este porcentaje es mayor en algunas entidades federativas. En Chiapas, por ejemplo, 72.2% de la población se encontraba en la pobreza.

 

La herramienta que posee el Estado para modificar esta situación es la política social. Los diferentes programas sociales tienen el objetivo de aliviar las carencias de la población y mejorar su situación en el futuro. Sin embargo, si el Estado no cuenta con las capacidades necesarias para implementarlas y monitorearlas, estos programas no tendrán los efectos esperados y podrán ser utilizados por políticos oportunistas para avanzar sus agendas personales. Entre todas las políticas sociales, las estatales son especialmente importantes pues es en el ámbito local donde la pobreza es más palpable y puede ser combatida de raíz.

 

El 29 de agosto, Gestión Social y Cooperación (GESOC) presentó el Índice Estatal de Capacidades para el Desarrollo Social (IDES). Este índice evalúa, a partir de información oficial, la capacidad de las entidades federativas para implementar programas sociales de forma efectiva y transparente. La información del índice es útil para los estados por diversas razones. En primer lugar, facilita la rendición de cuentas sobre política social a nivel local pues muestra lo preparada que está cada entidad federativa para llevarla a cabo. Poder analizar el progreso o retroceso de los estados en diferentes áreas permite evaluar a los gobiernos locales de forma precisa. En segundo lugar, tener un diagnóstico de las capacidades de los estados permite construir una agenda para reforzarlas y, posteriormente, mejorar los programas sociales para combatir la pobreza. La evidencia del IDES puede detonar un debate inclusivo y participativo para que la política social de cada estado incremente su calidad y dé los resultados que la población espera.

 

Los resultados del IDES 2017 fueron mixtos. Un dato alentador es que las entidades federativas en conjunto tuvieron una mejora de 6.07 puntos porcentuales con respecto a la evaluación del 2016. No obstante, todavía hay múltiples áreas de oportunidad y existen grandes disparidades entre las entidades federativas. De las 32, solo tres, Ciudad de México, Jalisco y Baja California Sur, tienen capacidades adecuadas para instrumentar programas de desarrollo social. Por otro lado, Chiapas y Nayarit cuentan con escasos recursos para llevar a cabo este tipo de políticas.

 

Para que pueden abatir la pobreza en sus comunidades, las entidades federativas más rezagadas deben desarrollar sus capacidades y las más avanzadas, consolidar sus logros y reforzar sus áreas débiles. Por esta razón, el INAI, junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), GESOC, PROSOCIEDAD y Gobierno Fácil, están implementando un programa para la formación de capacidades de actores en las entidades federativas. Hasta ahora los trabajos de dicho programa se están llevando a cabo en Oaxaca, Morelos, Sonora, Chihuahua y Nuevo León. Insumos estratégicos como el IDES pueden contribuir a la generación de compromisos en los Planes de Acción Locales de estas entidades.

 

La pobreza y la desigualdad pueden ser abatidas mediante acciones en el ámbito local. No obstante, los programas sociales no generarán los resultados que el país necesita si las entidades federativas no son capaces de implementarlos adecuadamente. Frente a la coyuntura electoral de 2018, es necesario garantizar que los programas sociales no sean un botín político ni una prebenda y, al mismo tiempo, la contienda electoral debe permitir a la población exigir propuestas concretas de políticas social. El IDES será útil a candidatos y autoridades identificar las áreas en las deberán trabajar con mayor ahínco y de mano de la población para que juntos construyamos un México más justo: sin pobreza, ni desigualdad.

 

[El autor es Comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de gobierno abierto y transparencia.

Twitter: @joelsas]


Semblanza

Joel Salas Suárez

Comisionado del INAI Es licenciado en Comercio Internacional por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Maestro en Ciencia Política por el Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad de Paris III-Sorbonne Nouvelle y cuenta con estudios de doctorado en Ciencia Política en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, en París, Francia. Se desempeñó como titular de la Unidad de Políticas de Transparencia y Cooperación Internacional de la Secretaría de la Función Pública, desde donde coordinó con el IFAI y la Sociedad Civil la redacción del Plan de Acción que México presentó en la Open Government Partnership (OGP). Además, durante el 2012, fue presidente del Grupo Anticorrupción del G20. Actualmente es comisionado del INAI y coordina las comisiones de Políticas de Acceso a la Información y la de Gobierno Abierto y Transparencia.

Ver más +

La Corte de los Milagros.

¿Tiene alguna posibilidad el PRI?

Con frecuencia escucho análisis que parten del supuesto de que el PRI nada tiene que hacer en la contienda por la gubernatura de Puebla en 2018, sin importar quién sea su abanderado y con qué partidos terminará finalmente coaligándose.

Encuesta