Miércoles, 22 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La guerra sucia contra Gabriel Biestro

Miércoles, Agosto 16, 2017 - 21:12
 
 
   

Estrategia combinada de algunos columnistas y de cuatro integrantes de MORENA contra líder estatal.

Esta semana  se han publicado muchas notas en medios  periodísticos en Puebla y en redes sociales además de innumerables comentarios radiofónicos que pintan a Gabriel Biestro y a Rodrigo Abdala -sobre todo a Biestro- como un dúo acaparador de todas las precandidaturas a puestos de elección popular en Puebla. Se ha intentado manchar la imagen de Gabriel, diciendo que un presunto defraudador de nombre Lenin Medina es un cercano colaborador suyo.  Como miembro del CEN de Morena, he tenido un acercamiento con el Comité Ejecutivo Estatal debido a mis responsabilidades territoriales que me han sido asignadas. Nunca he oído mencionar al presunto delincuente, ni lo he visto en la sede del partido, ni en sus diversas actividades en las que he participado. No extraña pues que Gabriel diga que nunca ha visto al referido sujeto. También se acusa al Presidente del CEE de Puebla de ser un moreno-vallista encubierto, de  ser parte de una dirección estatal que durante el gobierno de Moreno Valle fue complaciente con ella y de propiciar con su voracidad por las candidaturas la derrota de Andrés Manuel  en Puebla en 2018.

La razón de esta última acusación la da uno de los columnistas de la Jornada de Oriente: Biestro se opone a que personajes competitivos  como Armenta, Barbosa, Manzanilla o José Juan sean los abanderados de Morena para la gubernatura, presidencia municipal y senadurías. La calumnia de ser complaciente con Moreno Valle me asombra particularmente: fui Secretario Estatal de Derechos Humanos durante 2012-2015 y junto a Gabriel Biestro y otros integrantes de la dirección estatal  participé en innumerables denuncias (comunicados y ruedas de prensa) y actividades en contra de sus arbitrariedades.

Es paradójico  que cuatro personajes antaño vinculados a Marín y a Moreno Valle, se postulen como los principales salvadores de Morena frente al morenovallismo. La rueda de prensa que dieron hace unos días exigiendo que la decisión de las candidaturas se vaya a encuestas, radica precisamente en el rechazo que tienen en la inmensa mayoría del Consejo Estatal por su pasado político. Resulta paradójico también que Biestro represente una postura en Morena con la cual me identifico: combate al sectarismo que ha mirado enemigos en Bartlett y personajes similares y también al oportunismo que hoy ha entrado a Morena con pretensiones de candidaturas. Cuando los aspirantes recién llegados montan una guerra mediática contra Gabriel Biestro, el sectarismo en Morena lo acusa de haberles  abierto la puerta y de ser una comparsa de ellos. Se olvidan que el propio Andrés Manuel les asignó responsabilidades territoriales a cada uno de ellos.

Apoyando a los cuatro aspirantes, el  aludido columnista de la Jornada de Oriente dice que deben aplicarse correctamente los estatutos de Morena y la selección debe hacerse por encuestas. Ignora que el 9 de julio el Consejo Nacional por  propuesta de López Obrador decidió descentralizar la selección de las precandidaturas y otorgársela a los Consejos Estatales a condición de que fuera por consenso. En caso de que no hubiera consenso, entonces sí procederán las encuestas. Lo que han hecho Biestro y el Presidente del Consejo Estatal, Saúl Papaqui, no es sino obedecer la orientación emanada del ya mencionado Consejo Nacional. Se busca el consenso y si éste no se logra, se harán encuestas. Así de sencillo.

La ruptura del consenso es pues la estrategia de los cuatro aspirantes mencionados. Saben que después de años de tener una enorme proyección mediática, tienen amplias posibilidades de imponerse en las encuestas.  La guerra sucia contra Gabriel Biestro le hace el juego a dicha estrategia y olvida que a Morena no se ingresa por candidaturas. 


Semblanza

Carlos Figueroa Ibarra

Ver más +

La Corte de los Milagros.

Anaya vs Moreno Valle

Si el proceso de selección del candidato presidencial del Frente Ciudadano por México (FCM) se da por encuestas, debates entre los posibles aspirantes y una evaluación de perfiles, y no a través de una consulta abierta a militantes o ciudadanos en general, como propone Rafael Moreno Valle, le puedo adelantar que el elegido será el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés.

Encuesta