Domingo, 22 de Octubre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Pole dance

Jueves, Agosto 10, 2017 - 20:10
 
 
   

Ante la adversidad, tenacidad, perseverancia, constancia. Una madre que se sobrepone.

Por un resbalón se golpeó cabeza y espalda. Inmóvil e inconsciente llegó al hospital. Su tratamiento duró dos meses, su recuperación cuatro años y engordó 30 kilos. Después, por un tirón, se rompió tendones y ligamentos desde el codo hasta la mano del brazo izquierdo y va de regreso al hospital para cirugías y posteriores terapias físicas.  

Ya recuperada en septiembre del 2014, Luz Elena Von Hemken fue en contra de todas las instrucciones médicas de no hacer fuerza con la mano ni el brazo, no cargar nada pesado, ni ejercicio ni deportes extremos. Al salir a caminar con una de sus hijas y pasar por un anuncio de “Pole Dance Studio” le surgió la inspiración que ese podría ser su futuro. Su hija la alentó incondicionalmente: “¡Pues hazlo, mamá. No te quedes con las ganas de saber si puedes o no, hazlo!”, y entraron a solicitar información.

Con 30 kilos de más, brazo izquierdo reconstruido, cinco años de no realizar más que caminatas y contraviniendo todas las advertencias médicas, Luz Elena llegó al estudio de Pole Dance y se presentó ante la maestra Fernanda: “Hola, yo quiero ser instructora de Pole y tener mi propio estudio. Quiero ser como tú, sólo que no sé si puedo por mi brazo. Debo ser honesta contigo y conmigo: si veo que puedo, sigo; si no, pues me retiro.” Fernanda la alentó: “Está bien. Te vamos a entrenar y preparar pero todo depende de ti. Tomarás clases de zumba y pole, cuatro horas diarias en total”. Luz Elena, en las condiciones que se encontraba, tomó su clase muestra de Pole Dance… y se dijo: “¡De aquí soy!”

Esto ya es historia… fortaleció brazos, manos, abdomen y piernas; bajó 28 kilos y le entró a la capacitación 7 horas diarias para hacerse una experta. Esta historia se ha escrito con mucho dolor; no sólo por las circunstancias médicas de Luz Elena que demuestran su férrea fuerza de voluntad para lograr lo que se propone --se certificó 4 meses después, el 17 de diciembre del 2014 como instructora de alumnas principiantes e intermedias de Pole Dance--, sino porque ese mismo diciembre, 5 días después de su certificación, su hija de 25 años, quien la animó sin límite ni condición para volverse instructora de Pole Dance, se quitó la vida.

¿Cómo vives después de que tu hija primogénita se suicida? Yo no tengo respuesta --ni quiero tenerla--… pero Luz Elena se aferró al Pole Dance como clavo ardiente; lo hizo su arte --como ahora lo es--; el ejercicio, el deporte extremo y de alto rendimiento que la libera de la depresión, la angustia, las dudas y confusión que le surgen cuando recuerda que su hija, con la frescura, espontaneidad y alegría de su juventud, fue quien más la alentó a que nunca se diera por vencida. Y así la recupera… y así la venera, cada día, día a día.

 

alefonse@hotmail.com


Semblanza

Alejandra Fonseca

Ver más +

No lo cuente en voz alta pero la posible aspirante de Morena a la presidencia municipal de Puebla es una activista egresada de la escuela de Derecho de la Universidad Iberoamericana, de 46 años de edad, con nexos y vínculos familiares muy arraigados a la Angelópolis.

Encuesta