Jueves, 17 de Agosto de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Máquinas triviales: la crisis ética y el Underwood tlaxcalteca

Lunes, Junio 19, 2017 - 00:42
 
 
   

Búsqueda de poder, dinero o fama sin motivos. Trivialización del bien y el mal. Necesidad de ética.

“El ser humano sería una máquina trivial si obedeciera de forma aditiva a sus determinaciones ecológicas, biológicas, sociales y culturales. Pero si concebimos la dialógica y el bucle en el que se autoafirma su cualidad de sujeto, entonces se destrivializa…Es cierto que a menudo nos comportamos como máquinas triviales. Sin cesar repetimos, imitamos, volvemos a empezar…No obstante, si bien aparentemente somos a menudo máquinas triviales, en caso de perturbación podemos realizar nuestros programas por medios no triviales.”

Edgar Morin. Método V: La humanidad de la humanidad, p. 311.

 

Tomo del sitio web de Milenio la nota que puede encontrarse en la siguiente liga: http://www.milenio.com/politica/frank_underwood-house_of_cards-ex_alcalde-tlaxcala-discursi-viral-a_proposito-milenio_0_974302965.html

En ella se informa que el Lic. Miguel Ángel Covarrubias, exalcalde de San Damián Texcoloc en el estado de Tlaxcala “…dijo que no copió el discurso de Frank Underwood…”, el maquiavélico personaje de la serie House of cards sino que en el video que grabó “…hizo una clara referencia a él para hacerse viral”.

Esta persona publicó la semana pasada un video en el que, en efecto, plagia o “hace una clara referencia” tanto en la escenografía como en el tono y en el contenido a uno de los discursos del personaje de esta serie que plantea los vericuetos y maniobras ocultas que se viven en el día a día en los altos niveles políticos del país –aún- más poderoso del planeta.

El video consiguió el objetivo de volverse viral y  las reacciones en las redes sociales lo acusaron de haber plagiado el contenido de House of Cards a lo que él respondió en los términos que plantea la nota de Milenio, enfatizando que la referencia explícita a la serie fue totalmente intencional debido a lo polémico y famoso que es Frank Underwood en los sectores de la sociedad expuestos a estos nuevos medios de comunicación de masas y que la finalidad era hacerse viral y posicionarse. Ante esto hubo incluso una reacción de Netflix que publicó un tuit que textualmente decía: “la imitación no es siempre la mejor forma de adulación #Tlaxcala”.

Tomo este caso en el artículo de hoy porque considero que es un ejemplo emblemático de lo que ocurre hoy en la dimensión ética de nuestra sociedad en crisis.

En primer lugar por el hecho de que lo que el autor del video llama “referencia explícita” a la serie estadounidense es claramente una conducta no ética que se puede efectivamente calificar como plagio puesto que en ninguna parte del material videograbado se cita explícitamente su inspiración en House of cards.

Por otra parte, porque al leer los argumentos de defensa del Sr. Covarrubias –que además de político es mercadólogo- se puede ver claramente que estamos en una sociedad en la que el valor fundamental es la fama –los multimencionados quince minutos de fama para sentir que existimos- sin importar por un lado los medios que se utilicen para alcanzarla –en este caso el plagio- y tampoco la finalidad que se tenga para lograrla.

Aun aceptando sin conceder, que no sea un plagio sino una “referencia explícita” al discurso de Underwood, la pregunta que surge es: el político tlaxcalteca buscaba hacerse viral pero ¿para qué? ¿Con qué finalidad? La respuesta la da el mismo Covarrubias en la entrevista de Milenio televisión que aparece en la misma liga ya citada al decir que no tenía una finalidad política dado que no estamos en tiempos electorales pero no plantear ninguna otra razón para buscar la viralidad de este material.

La crisis ética de nuestro tiempo tiene mucho que ver con estos elementos que se relacionan de una manera recursiva y retroactiva en un círculo vicioso: la búsqueda de la fama, la no relevancia de los medios para alcanzarla y la ausencia total de un fin humanamente válido para buscarla. De manera que mucha gente hoy está atrapada en este círculo en el que busca ser famosa con el fin de ser famosa sin importar la forma en que se llegue a serlo.

En la entrevista televisiva a la que hice alusión líneas arriba la conductora del noticiario cuestiona al señor Covarrubias por tomar como ejemplo para su video a un personaje que representa comportamientos totalmente negativos al ser un político malévolo, asesino, manipulador, mentiroso, corrupto, etc. “¿A poco quiere ser como él?” Inquiere la periodista, a lo que él responde que no importa si es algo bueno o malo porque el objetivo era hacerse viral y que lo bueno es que el video lo ha situado en una posición de fama y se alegra del gran logro que significa estar siendo entrevistado en televisión nacional gracias al material producido por él y su equipo.

Ante la pregunta de en qué se podría identificar con Frank Underwood responde que en México tenemos una enorme falta de liderazgo –dando a entender que el personaje de la serie es un ejemplo del liderazgo que necesita el país- y que el pueblo está urgido de políticos que den respuestas a los problemas.

La crisis social de nuestra época es en gran medida una crisis ética producto de la trivialización del bien y el mal por este afán de riqueza, poder y fama que son los motores de la vida moderna en un mundo determinado por el mercado que construye estrategias cada vez más poderosas de manipulación a través de los medios de comunicación masiva y de las tecnologías de información y comunicación.

Los seres humanos nos hemos vuelto máquinas triviales porque obedecemos a nuestras determinaciones sociales y culturales renunciando a nuestra posibilidad de ser libres y de actuar de manera responsable y no meramente responsiva ante los estímulos de la realidad. De manera que como afirma Edgar Morin, muchas veces repetimos, imitamos, volvemos a empezar sin cesar y nos convertimos en esclavos que “dan vuelta a la noria que exprime la sustancia de la vida” como dice Octavio Paz en su poema: Piedra de sol.

Somos máquinas triviales que responden de manera acrítica y automática a la determinación social y cultural que nos presenta la fama y la riqueza como finalidades de la existencia y criterios de legitimación o realización personal.

El caso de nuestro Underwood tlaxcalteca ejemplifica esta trivialización y debería hacernos pensar seriamente sobre la forma en que estamos educando en la dimensión ética a las nuevas generaciones de mexicanos.


Semblanza

Martín López Calva

Doctor en Educación por la Universidad Autónoma de Tlaxcala, maestro en Educación superior por la misma universidad y en Humanismo universitario por la Universidad Iberoamericana Puebla. Ha sido dos veces “Lonergan Fellow” por el Lonergan Institute de Boston College (1997-1998 y 2006-2007). Fue coordinador del doctorado interinstitucional en Educación y enlace de la UIA Puebla en el campo estratégico de “Modelos y políticas educativas” del sistema universitario jesuita (SUJ) desde agosto de 2007 hasta marzo de 2012 y académico de tiempo completo en esta universidad desde abril de 1988 hasta marzo de 2012 donde obtuvo el reconocimiento de académico numerario e imparte hasta la fecha cursos de licenciatura y posgrado en el área de Educación. Tiene experiencia docente a nivel de licenciatura, posgrado y formación de profesores en la UIA Puebla, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, Universidad de las Américas Puebla, Universidad Anáhuac y otras desde 1988. Actualmente es Director académico de posgrados en Artes y Humanidades de la UPAEP. Ha publicado diecisiete libros sobre temas educativos (los más recientes: Educación humanista –tres tomos- en Ed. Gernika y Gestión curricular por competencias en educación media y superior, en coautoría con Juan Antonio García Fraile), diez capítulos en libros colectivos y alrededor de 45 artículos en revistas de educación.

Ver más +

De entrada porque la reelección para presidentes municipales, regidores y síndicos aplica a partir de los electos el 1 de julio de 2018. No antes. Luis Back fue designado por el Congreso del estado como presidente municipal sustituto el 21 de febrero de 2016.

Encuesta