Lunes, 20 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Felicidades Kendra

Viernes, Junio 16, 2017 - 06:35
 
 
   

Su elección. Mentalidad de mujer. Arreglo cuidadoso. Ser mujer y querer serlo

Ellas sí eligen su nombre… y su sexo; también eligen a quién quieren representar en la vida: escogen su personalidad y la imitan a perfección con mucha más consciencia, delicadeza y contundencia. De igual manera escogen el tamaño de senos y nalgas que quieren usar para la vida; así como nariz, pómulos y color de ojos. Fascinante mirarlas  salir a la calle en su “ser mujer”: pulen su presencia, ademanes, palabras, discurso, elección de vestimenta, calzado, maquillaje, actitud, coqueteo y trato hacia los hombres.

Antes les decían “vestidas” porque en el mundo de personas con preferencia homosexual masculina una cosa era ser “gay” y otra totalmente diferente vestirse de mujer. No son hombres: su identidad es de mujer y su realidad es que han cambiado de sexo, de nombre y han modificado su cuerpo físico y hormonal.  Pero lo más importante: tienen la mentalidad de mujer y “quieren ser mujer”. 

Su arreglo siempre ha sido muy cuidadoso: verlas maquillarse es presenciar el proceso de toda una obra de arte. Observar las fases de transformación de su persona --de mujeres a hechiceras--, es caer en cuenta que las mujeres biológicas seríamos perfectas si, aparte de ser mujeres, quisiéramos serlo.

¿A qué viene todo esto? Una amiga luchadora social por los derechos humanos de las mujeres trans de nombre Kendra, hace una semana concluyó sus estudios de preparatoria con un muy buen remunerado esfuerzo, entregando toda su sensibilidad y gran inteligencia para lograr su propósito, lidiando por ser aceptada por sus compañeros y la misma institución y con el anhelo de entrar a la universidad para llegar a ser abogada y así continuar en la lucha por el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres transgénero. Con su ejemplo Kendra ha motivado a otras mujeres trans para seguir sus sueños y no renunciar a las ilusiones que mueven sus vidas por difícil que se presente el camino.

A Kendra la conocí hace 24 años como una adolescente que desde su niñez tuvo la certeza de ser mujer. Siempre fue “ella”, nunca “él” a pesar de la profunda discriminación desde su íntimo ámbito familiar, siguiendo por el educativo, laboral y social. Lo más valioso es que, como muchas de ellas, nunca dudan de su identidad porque en su interioridad saben quiénes son y nunca se dejan doblar.      

Kendra: Desde aquí con estas humildes letras te mando toda mi admiración y cariño por haber concluido este paso tan importante en tu proyecto de vida. Me llenan de satisfacción tus logros que no son pocos. Todavía me acuerdo cuando era un conflicto que ustedes supieran a qué baño entrar en los antros, si al de hombres o al de mujeres. ¡Mira hasta dónde has llegado!

Te felicito sinceramente y sabes que siempre contarás con mi apoyo para continuar en el camino que has elegido. No hay que escoger entre estudios y lucha porque son parte de lo mismo y es lo que te da vida y alegría de vivir. Ahora ya sabes que nadie va a hacer por ustedes lo que ustedes no hagan por ustedes mismas: muy pocos las comprendemos y nos unimos a su lucha pero sólo ustedes saben lo que han vivido y viven, y sólo ustedes saben qué tan profundo es.

Te quiero mucho, te admiro y, sí, estoy muy orgullosa de ti. ¡Felicidades!

alefonse@hotmail.com


Semblanza

Alejandra Fonseca

Ver más +

La Corte de los Milagros.

Suspirantes a diputados

He aquí una primera lista de aspirantes del PAN —y posibles partidos aliados— a diputados locales y federales con miras a los comicios del próximo año.

Encuesta