Viernes, 20 de Octubre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El INEE: la ilegitimidad académica y gran negocio

Jueves, Junio 15, 2017 - 18:57
 
 
   

Tapadera de la SEP y del gobierno. Exámenes engañosos. Negocio para evaluadores. Excenevales, detrás

En las últimas semanas, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), eliminó de su sitio en internet (www.inee.edu.mx) los manuales técnicos con los que se elaboraban los Exámenes de la Calidad y el Logro Educativos (Excale), mismos con los que se realizaron todas las versiones de reactivos de lo que se ha denominado el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea). El INEE, lejos de haber conseguido legitimidad social durante la presidencia de Sylvia Schmelkes, debido a la manipulación de la evaluación estudiantil y docente en favor de la reforma laboral y administrativa, llamada educativa, del gobierno de Enrique Peña Nieto, tampoco logró elaborar “nuevas pruebas nacionales” como se dijo en su momento, sino que sólo se reutilizaron, se refritearon, las mismas preguntas de pruebas anteriores, pero con un nuevo nombre y acomodo, lo cual pone en entredicho el trabajo y el gasto millonario de este instituto que sólo ha servido en los últimos años como tapadera del gobierno federal.

Las pruebas administradas a los estudiantes de educación básica desde 2015 hasta las más recientes, de Matemáticas y Lenguaje y Comunicación, aplicadas a este 14 y 15 de junio, a 169 mil 305 alumnos, corresponden a las mismas tablas de contenidos (temáticas) y especificaciones de reactivos (documentos generadores de reactivos) elaboradas para los Excale, sólo que en versiones de igual o menor calidad. La estrategia de Jorge Antonio Hernández Uralde, Titular de la Unidad de Evaluación del Sistema Educativo Nacional, Andrés Eduardo Sánchez Moguel, Director General de Evaluación de Resultados Educativos, y de Laura Delgado Maldonado, Directora General de Medición y Tratamiento de Datos, ha sido engañar a la sociedad con nuevas evaluaciones, cuando son las mismas, pero maquilladas, cuchareadas. Tan sólo basta mirar los datos estadísticos de las pruebas Excale para identificar las mismas temáticas. Por ejemplo, para identificar lo que se pregunta en las pruebas administradas en secundaria, esta semana, basta ingresar a la dirección electrónica http://www.inee.edu.mx/index.php/bases-de-datos/bases-de-datos-excale/excale-09-ciclo-2011-2012, y comparar las temáticas. Asimismo, si se desean comparar las especificaciones de reactivos de las preguntas que contestaron los estudiantes, se puede ingresar a http://www.inee.edu.mx/index.php/proyectos/excale/explorador-excale, y verificar que nunca se han realizado nuevas pruebas nacionales.

 

Además, el INEE se ha vuelto un gran negocio, al mero estilo priista, ese que salpica a todos sus agremiados. Los evaluadores de la Dirección de Evaluaciones Nacionales de Resultados Educativos, adscrita a Andrés Sánchez Moguel, obtienen provecho económico con la elaboración de materiales de evaluación, semejantes a los de Planea, a las grandes editoriales, lo cual, además de reflejar actos de corrupción y conflicto de interés, favorecen los resultados obtenidos por los estudiantes de escuelas privadas, al conocer estos, prácticamente, las pruebas que se les administraran, lo cual contraviene el principio de equidad. Así, el negocio de hacer exámenes para las empresas editoriales, por parte de quienes coordinan el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes, se ha convertido en un fraude nacional. El gasto que debería irse a la educación en las aulas y que se destina al pago de salarios de los evaluadores no basta, estos usan los recursos del Estado para obtener mayores beneficios económicos personales.

No se diga de las sedes del INEE en las entidades federativas, la cuales pagan grandes cantidades a sus empleados, los cuales sólo se encargan de recibir los exámenes, distribuirlos a las escuelas o centros de aplicación, recibirlos y enviarlos de regreso a las oficinas centrales. El gasto es exorbitante en la manutención de empacadores con salarios más altos que cualquier embalador de primer mundo.

Asimismo, las consultorías han sido grandes beneficiarias del INEE. La Dirección General de Comunicación Social de la institución autónoma paga a empresas privadas para realizar actividades que bien podrían hacer sus equipos. De la misma manera ocurre con la Dirección General de Evaluación de Docentes y Directivos (que le paga al Ceneval) y la Dirección General de Evaluación de la Oferta Educativa que devenga a empresas y universidades para realizar parte de sus obligaciones.  

En pocos años el INEE se ha convertido en una cueva de ladrones y en un instituto que sirve a unos cuantos, en detrimento de la sociedad y de la educación. ¿Habrá que preguntarse en que se gastó el presupuesto público destinado a estos instrumentos de evaluación de los últimos años? ¿Cómo puede el INEE hablar de resultados de evaluación de estudiantes legítimos cuando lo único que realizaron los equipos de Jorge Hernández Uralde, Andrés Sánchez Moguel y Laura Delgado Maldonado fue autoplagiar sus pruebas anteriores -incluso con reactivos en Lenguaje y Comunicación de secundaria de la prueba de Español del año 2006- sólo cambiándolos de posición en las pruebas? ¿Esta es la razón de ocultar los manuales técnicos?

El INEE, durante las direcciones de Felipe Martínez Rizo, Margarita Zorrilla y Mario Beltrán Rueda, gozó de un gran prestigio técnico y académico. Sin embargo, el nuevo INEE, el autónomo, en manos de las camarillas de excenevales (antiguos trabajadores del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, expulsados por el grupo que actualmente comanda la asociación civil, como Hernández Uralde y Delgado Maldonado) y directores y empleados evaluadores serviles a los beneficios mezquinos de los excenevales, han generado en una cultura de evaluación traidora a los intereses nacionales democráticos, de transparencia, rendición de cuentas y equidad.

Actualmente, el INEE no sólo oculta resultados modificados, sino que, al sentirse acorralado ante su ilegitimidad académica y los negocios turbios de sus integrantes, comienza a ocultar el cómo se realizan los exámenes que tanto dinero cuestan a los mexicanos. Sólo faltan algunos investigadores educativos comprometidos para evidenciar el fiasco de la nueva cultura de evaluación en México.

 

Picaporte

Concluida la elección del gobernador de Estado de México, comenzó la rebatinga por las candidaturas presidenciales. Meses de basura electoral, discursos falsos, acusaciones mediáticas, fraudes reales y ficticios, vendepatrias y mesiánicos, frentes únicos, alianzas cerdas (con todo respeto a los cerdos), ya inundan el país. Propaganda pagada con dinero público o privado, pero que ya nos tienen hasta la ma… Perdón, el padre.


Semblanza

Oscar Barrera Sánchez

Es doctor en Ciencias Sociales y Políticas por la UIA. Estudio la maestría en Comunicación y las licenciaturas en Ciencias de la Comunicación y Filosofía en la UNAM. Ha impartido clase en licenciatura y posgrado en diferentes instituciones educativas del país

Ver más +

No lo cuente en voz alta pero la posible aspirante de Morena a la presidencia municipal de Puebla es una activista egresada de la escuela de Derecho de la Universidad Iberoamericana, de 46 años de edad, con nexos y vínculos familiares muy arraigados a la Angelópolis.

Encuesta