Domingo, 17 de Diciembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Whatsapp y mimetismo político y social

Jueves, Junio 1, 2017 - 13:26
 
 
   

Sentido gregario. Huída de la soledad y búsqueda de cohesión

La naturaleza de las relaciones humanas, si algo tiene, es su impredictibilidad, por decirlo de alguna manera. Los encuentros suponen desencuentros y estos suponen otros nuevos encuentros a su vez, así somos las personas, solo en ciertos espacios y bajo determinadas condiciones nos acomodamos a identificarnos (en un proceso de identificación y alienación) con las demás personas con las que tenemos cosas en común.

Otra de las característica de estos acercamientos tiene que ver con una experiencias casi camaleónica, sucede mucho por estos lugares: de muchas maneras nos asemejamos (manera de acercarnos y asimilar) a los demás para pertenecer al grupo y liberarnos de la terrible sensación de soledad y aislamiento.  No nos importa tanto nuestro derecho a la diferencia sino que en ese momento nos importa más el derecho de la igualdad y a la pertenencia, muchas personas tienen la inconfundible tendencia a la mimetización como estrategia de cercanía y encuentro.

Como todos sabemos este es un fenómeno propio de grupos políticos o incluso religiosos, especialmente ahora que en varios estados están en tiempo de elecciones las personas le entran a la cargada, si uno del grupo opina tal o cual cosas sobre determinada persona, especialmente un adversario político, todas las demás personas opinan lo mismo: hemos conocido videos donde los candidatos preparan a sus seguidores para saber qué responder y cómo enfrenar determinadas divergencias con sus contrincantes. Lo que conocemos como cofradías, estas fracciones o grupos de personas relacionados en un propósito común suelen perder la objetividad en sus opiniones y simple y sencillamente se manifiestan en bloque para mantener el poder y, por supuesto, la permanencia de su definición de conveniencias, muchos le llaman acciones clientelares, concertasesiones, concertar.

Como todos sabemos, al principio estos guetos viven su mimetismo inicial como una suerte de identificación ideológica,  cultural, económica o religiosa, pero con el paso del tiempo, tales lazos se estrechan con cuotas y prebendas o dotes propios de la participación: despensas, tarjetas del banco, vales para el súper, huesos en una alcaldía, contratos millonarios o cosas por el estilo. La común idea de “la unión entre nosotros” es, sin duda, lo que va animando a que cada quién vaya sumando a más y más personas. No hay ejemplo más claro en este momento que el estado mayor presidencial con todos sus programas “de asistencia social” puestos para convencer a los electores mexiquenses de que tienen que votar por ellos. Por supuesto que esto no es privativo del PRI, la cargada es una realidad en todos aquellos que pretenden llegar al poder y harán lo que sea necesario para lograrlo, hasta llevar a sus familiares a las votaciones. Ser distinto es sinónimo de exclusión y rechazo, la envidia de todos se te puede cargar de la misma manera.

Una de las modas actuales es hacer grupos de Whatsapp, esta tecnología tiene la particular ventaja de acercar desde la comodidad de tu celular a muchas personas que conociste durante prácticamente toda tu vida. Puedes hacer un grupo de Whatsapp con tus compañeritos de Kinder, otro con los de primaria, otros con los de la prepa, la facultad, la maestría, el doctorado. Puedes hacer estos grupos con tus vecinos, con tus compañeros de trabajo, con tu familia, con tus hermanos, con tus primos, puedes estar hablando permanentemente con todas las personas que has conocido durante toda tu vida, no dejar de verlas y de saber de ellas por el resto de tu vida, para un tiranosaurio rex como yo esto era impensable en mis tiempos, en aquel entonces se mandaban cartas en el correo que tardaban por lo mínimo 15 días en llegar a su destino.

Tu idea de vida, de camino, de logro, de realización, de destino, asumía que morirías en la soledad y despidiéndote de tus recuerdos,  por supuesto que jamás de los jamases hubieras podido imaginarla sumando a todas las personas que conociste en tu vida. Lo más curioso es la cultura que se desarrolla en estos grupos. Nunca falta la que comienza a mandar bendiciones de Dios en todo tipo de presentaciones, videítos con palomas, fotos del cielo y luz atravesando las nubes, imágenes de santos, de personas muriendo de hambre, imágenes de guerra, etcétera. En muchas ocasiones este tipo de mensajes terminan siendo censurados en el nombre de que no tenemos que hablar de religión ni de política (para no pelearnos) porque pelearnos es lo peor que nos puede pasar, no discutan, dicen los mensajes correctores, no hagan polémica, arréglenlo de manera particular… terminamos entendiendo que discrepar está prohibido y por tanto no hay lugar para opinar nada a menos que sea dicho por quienes promueven incansablemente la unión eterna de todas y todos.

Después vienen los mensajes de optimismo, superación personal, crecimiento, triunfo, entusiasmo desbordado, éxito y todo ese tipo de pendejadas; la musiquita y las fotos no son distintos a los religiosos, nos acercan a la idea de un mundo tremendamente tranquilo lleno de meditación y esparcimiento total. Como una especie de consuelo religioso a muchas personas les gusta este tipo de mensajes optimistas, una gran afición tienen a la literatura de la autoayuda y basan su vida en ello. La existencia de estos grupos permite renacer la idea social de la unión casi familiar, en donde todos habitamos en la misma casa y obedecemos al mismo padre y a la misma madre.

Quería cerrar hablando del papel nefasto e inútil del IFE, INE y todos estos elefantes blancos que creó el mismo estado para dizque vigilar las elecciones, ellos mismos se los pasan por los gemelitos todos los asuntos de las elecciones, hacen lo que se les da la gana: y lo que les pagan y ganan los desgraciados por hacerse de la vista gorda. Pero, en fin, me perdí un poco, así es esto del abarrote periodístico. Saluditos a mis grupos de Whatsapp, los quiero mil.


Semblanza

Abelardo Fernández

Dr. en Psicología. Coordinador de Desarrollo Humano y docente de la Escuela Libre de Derecho de Puebla (ELDP) Psicoterapeuta Gestalt, Musicoterapeuta, autor del libro: Desarrollo Humano para Abogados.

Ver más +

La Corte de los Milagros.

La nueva sede del IEE

El edificio es propiedad de la familia Hanan y se localiza en Boulevard San Felipe a la altura del número 3,600 a un costado de las oficinas del INEGI

Encuesta