Viernes, 17 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Más mujeres presidentas municipales, ese es el reto

Viernes, Mayo 19, 2017 - 23:15
 
 
   

Paridad desde la dinámica democrática y social. Perspectivas eficaces. Mayor presencia de mujeres.

Cuando hablamos de democracia paritaria en los municipios, nos referimos a la urgente necesidad de que más mujeres sean alcaldesas, porque en nuestra realidad social y próxima, es desde los municipios donde de manera directa se toman decisiones sobre el presente y el futuro de nuestras sociedad, eje central del sistema democrático, en el que vivimos.

 

La vida de las mujeres gira en torno del municipio en el que vivimos, los trayectos hacia la escuela para dejar a los hijos, el espacio laboral, el pago de los servicios públicos, la verdulería, la carnicería, el supermercado, la tortillería, el o la pediatra, el centro de salud, el pago del Internet, los parques, el gimnasio etc, etc.

 

Los efectos del mundo globalizado impactan en los municipios y cada uno tiene su particularidad y su peculiaridad, respecto a los diferentes problemas sociales que vivimos; y es desde estos espacios gubernamentales quienes deben esforzarse diariamente por dar respuesta a las problemáticas de las y los que habitamos la ciudad y que impacta en nuestras vidas, en nuestras familias y en el desarrollo de nuestra comunidad.

 

Es por tal motivo que desde los municipios como motores movilizadores del desarrollo, es donde estratégicamente se pueden impulsar acciones afirmativas y de igualdad sustantiva que permitan desde lo más simple hasta lo más complejo cambios en todos los niveles, desde infraestructura hasta la construcción de políticas públicas con enfoque de género.

 

“Los municipios, siendo el primer eslabón de la democracia y de los derechos humanos, tienen la responsabilidad de actuar repensando las ciudades desde la perspectiva de género”. ONU MUJERES.

 

Debemos visualizar que desde la arena de lo local, es necesario que se favorezca un nuevo pacto social, democrático, incluyente e igualitario, de una simple revisión la perspectiva de género no ha permeado en los planes de gobierno municipales.

 

Haciendo un análisis cuantitativo, el Estado cuenta con 217 ayuntamientos, en 61 años de 1957 a 2018 solo han sido alcaldesas 44, es decir, el rol de las mujeres como agentes activas del desarrollo y del cambio fue y es infravalorado.

 

Han sido candidatas propietarias, al cargo de presidentas municipales 282 y 511 fueron suplentes en el periodo de 1995 a 2014, actualmente sólo existen 13 alcaldesas en el Estado, reitero: de 217 municipios.

 

Es por lo expuesto y por otros motivos que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de ONU Mujeres, plantea en el modelo de Democracia Paritaria que está integrado por la Norma Marco del Parlatino, en uno de sus capítulos, que la implementación de la paridad representativa en todos los poderes del Estado: legislativo, judicial y ejecutivo y en toda la estructura territorial del estado, debe contener medidas afirmativas y de paridad vertical y horizontal.

 

Las experiencias electorales en otros estados de la república, han sentado precedentes para respetar la paridad horizontal, así lo han considerado en el sistema nacional, tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la Acción de inconstitucionalidad 39/2014 y acumuladas 44/2014, 54/2014 y 84/2014 y en las en las Jurisprudencias 6/2015 y 6/2017, respectivamente.

 

Hagámonos cargo de que la paridad de género opere como principio y regla constitucional. Como principio es caja de resonancia en el orden normativo y como regla para todos los órganos elegidos por medio de la representación popular.

 

Celebro que el Congreso del Estado presente una reforma político electoral que incluya el tema de paridad, espero que en la determinación de quienes encabezan la propuesta exista la firmeza y la voluntad política, para plantear la paridad horizontal, -como lo afirma el exmagistrado Salvador Nava Gomar- la cual exige que se asegure que en el registro de las candidaturas entre los diferentes municipios que componen un Estado, sea paritaria.

 

 

Referencias:

Las poblanas y el ejercicio de sus derechos políticos. Una memoria abierta al tiempo. INMUJERES.2016

Consolidar la democracia paritaria en los municipios. Colección de documentos-guía para poderes públicos y tomadores de decisión en América Latina y El Caribe. ONU mujeres.

Datos de mujeres candidatas, Dirección de Prerrogativas y Partidos Políticos IEE Puebla.


Semblanza

Alejandra Gutiérrez Jaramillo

Es Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado (IEE), Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Puebla, Preside la Comisión Permanente de Comunicación del IEE, es miembro de la Asociación Mexicana de Consejeras Electorales. Especialista en Comunicación Política. Fue Consejera Electoral propietaria del Consejo Local del Instituto Federal Electoral (IFE) en el Estado de Puebla, durante los Procesos Electorales 2006-2007, 2009-2010, 2012-2013 y Consejera Local del Instituto Nacional Electoral 2014-2015, Presidenta de la Comisión de Comunicación durante dichos procesos. Participó como Observadora Electoral Internacional en la Misión de Observación Electoral para la Organización de Estados Americanos (OEA), en las elecciones locales y presidenciales de la República de El Salvador en enero y marzo del 2009 respectivamente, ha realizado diferentes ponencias sobre medios de comunicación y elecciones, entre sus publicaciones destaca  “Campañas Electorales Negativas, el Miedo como Mensaje”. Fungió como Coordinadora Estatal de Comunicación Social de la Junta Local del IFE. Fue Catedrática, Tesista de la Universidad Iberoamericana Puebla en las licenciaturas de Comunicación y Mercadotecia e instructora del Primer Curso de Marketing Político que realizó  la Ibero y miembro del Consejo Técnico de la licenciatura en Comunicación.    

Ver más +

Lo primero que habría que decir del libro y el autor que hoy nos convocan es que estamos frente a una novela divertida donde el personaje central —un académico especialista en Estados Unidos y México que por 30 años trabajó en el servicio diplomático— nos narra su terrible decepción amorosa a la par de una serie de acontecimientos que tienen a la República Mexicana al borde de la desaparición y su anexión al vecino país del norte para formar los Estados Unidos Agrandados de América.

Encuesta