Viernes, 24 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Justicia para Veracruz

Lunes, Abril 17, 2017 - 16:18
 
 
   

Hacer conciencia de la gravedad de sus actos. Traición a la moralidad ciudadana. Castigo al PRIAN

Con la detención del exgobernador priista de Veracruz en Guatemala, Javier Duarte de Ochoa, se hace necesario hacer memoria de hechos que no deben olvidarse para que se pueda hacer de la justicia jurídica el medio para colectivizar la justicia de la historia y la moral política, y grabar en la conciencia social las formas y los medios que hicieron posible los actos de alta traición a los elementales principios de la moralidad ciudadana, base fundamental para el bien gobernar. “Por sus actos los conoceréis”, frase sabia para comprender que individualmente Javier Duarte y coacusados deberán enfrentar las imputaciones que pesan  sobre ellos por parte del Servicio de Administración Tributaria y la Auditoría Superior de la Federación por desaparecer 35 mil millones de pesos mexicanos. La PGR lo investiga además por enriquecimiento ilícito, malversación de fondos e incumplimiento de los deberes del funcionario público.

Pero también debe juzgarse y castigarse a través del ejercicio del poder social al “PRI” como el responsable de haber permitido que uno de sus militantes deshonrara al Estado de Derecho y sus Instituciones, las cuales no son propiedad de ningún partido político, sino que estas, pertenecen a la nación y a todos los mexicanos, y es una tarea de nosotros rescatarlas de las manos perversas de la corrupción del PRIAN, por esta razón ni un voto al PRI ni al PAN y sus aliados deshonestos en los próximos procesos electorales a celebrase en el país.      

Otros hechos lamentables es que durante el periodo del pésimo gobierno de Javier Duarte, iniciado en diciembre de 2010, alrededor de diecisiete periodistas fueron asesinados y otros más han desaparecido en Veracruz, de acuerdo con el informe de la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19 de México. Destacando el asesinato de la periodista Regina Martínez Pérez, cometido el 28 de abril de 2012, hecho que puso en evidencia lo difícil que es ejercer el periodismo en tiempos donde la violencia e impunidad se recrean por el territorio nacional. Otro caso notable e indignante es el del fotoperiodista Rubén Espinosa quien trabajaba en Veracruz, y que tuvo que huir y mudarse a la capital para resguardarse de las amenazas de muerte que había recibido de manera anónima, sin embargo el 31 de julio del 2015 fue asesinado en la Ciudad de México, junto a la activista Nadia Vera y otras tres mujeres. Lo grave de estos condenables hechos, es que los asesinatos de periodistas en el país no se detienen y cada vez, es mayor el riesgo para ejercer el oficio de informar.

Otro suceso para no olvidar y construir la justicia que en ocasiones las Instituciones no brindan, es que precisamente hace un año se daba la lucha por parte de los trabajadores, profesores, estudiantes y autoridades universitarias de la Universidad Veracruzana, quienes en diversas manifestaciones denunciaron al gobierno del entonces Javier Duarte de asfixiar a la educación superior, por su negativa a entregar oportunamente los recursos a manera de subsidios que le permiten a la Universidad cumplir son sus tareas sustanciales. Se tuvo que recurrir a la presión social, a través de marchas, convocadas por la comunidad universitaria, donde se propusieron exigir el pago inmediato de más de 2 mil millones de pesos adeudados a la Universidad de Veracruz desde 2013 por parte de la administración de Javier Duarte. La organización universitaria logró movilizar a las regiones de Poza Rica, Orizaba, Boca del Río, Coatzacoalcos y Córdoba, donde estudiantes, académicos y trabajadores exigieron también un aumento del 3 al 5% en el presupuesto asignado a la Universidad. En el conflicto Universidad gobierno del estado de Veracruz el costo para el gobierno y el PRI fue contundente, perdieron la gubernatura ante el candidato del PAN, sin olvidar que el partido MORENA tuvo un crecimiento excepcional en ese Estado. Y como en estos momentos hay una plaga de exgobernadores priistas huyendo a salto de mata de la justicia, no se ve cómo vayan a ganar las elecciones que tienen en puerta, el PRI, principalmente la del Estado de México.  


Semblanza

Raymundo Alfaro Pérez

Originario: Puebla, Pue. Estado Civil: Casado y padre de cuatro varones. Estudios: Abogado, Notario y Actuario. Egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP. Maestría: En Ciencias Políticas. Realizada en la misma facultad de derecho BUAP. Doctorado en Derecho, por la Facultad de Derecho de la BUAP. 

Ver más +

Aunque en las filas del partido tricolor aún no existe una clara definición sobre quiénes serían sus candidatos a la gubernatura y presidencia municipal de Puebla, aquí le enlisto los nombres que se perfilan para ser abanderados a diputados locales y federales.

Encuesta