Viernes, 21 de Julio de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Corea del Norte, el enemigo incómodo

Domingo, Abril 16, 2017 - 23:13
 
 
   

Incursiones militares en Siria. Ajedrez con Rusia y China. ¿Una nueva guerra fría multipolar?

La semana pasada comentábamos sobre la incursión bélica por parte de Donald Trump en Siria y su afectación al régimen de Al-Assad, acusado de un ataque con armas químicas a la población civil, lo que fue definido como un montaje del gobierno norteamericano, como lo comentó el propio mandatario sirio, hecho del cual, por cierto, nadie se ha adjudicado la responsabilidad.

 

Días después fue lanzado otro misil llamado “la madre de todas las bombas” en territorio afgano, con el propósito de destruir túneles del Estado Islámico en aquel país, con lo que nuevamente el presidente Trump trató de demostrar su poderío militar.

 

Estos ataques, sobre todo el primero, fueron apoyados por diferentes actores políticos en EU, incluso por la oposición, como un acto necesario por los ataques a la población siria. Esta acción bélica tuvo impacto en la opinión pública norteamericana, favoreciendo la deteriorada imagen de su presidente. Trump como lo han hecho otros gobernantes en EU, utiliza la fuerza en el exterior, para generar aceptación del régimen político en épocas de crisis de credibilidad.

 

En el marco del festejo por el natalicio de Kim Il Sung; abuelo del actual dirigente de Corea del Norte, la conmemoración tuvo como principal evento un desfile militar en el que este país demostró a la comunidad internacional su capacidad armamentista, incluyendo misiles trasatlánticos. El actual mandatario Kim Jung-un, quien es conocido por su animadversión a los Estados Unidos y a los organismos internacionales encargados de la seguridad mundial lanzó otro desafío. Hasta hoy todo parece un juego de ajedrez en el que EU, China y Rusia mueven sus piezas tomando a Corea del Norte como el pretexto para fijar posturas respecto del uso de armas nucleares y el peligro real que estas representan para la paz y la estabilidad mundial. Lo cierto es que el ejército chino desplazó miles de soldados hacia la frontera con Corea del Norte. La retórica de que "si quieres la paz prepárate para la guerra", parece que empieza a tomar sentido con todos estos movimientos.

 

Esto también coincidió con la visita del vicepresidente Mike Pence a la región cuando Pyongyang realizó sin éxito una prueba más de un misil que explotó en tierra. Se dice que el gobierno norteamericano a través de su servicio de inteligencia logró neutralizar el artefacto.

 

Las tensiones entre Corea del Norte y los Estados Unidos parten desde la primera mitad del siglo XX, y con la llegada de Trump se han intensificado. Aunado a las maniobras del ejército de Corea del Sur, apoyado por la flota americana y los "Deal Team 6 " que es la fuerza de élite estadounidense, proveniente del portaaviones USS Carl Vinson.

 

Como lo decíamos la semana pasada, Trump ha encontrado en las acciones militares el apoyo a su presidencia, cuando su discurso de campaña fue proteger la economía de los EEUU y no darle más peso a la política exterior. Hasta hoy su gestión hacia adentro, no ha tenido buenos resultados, esperemos que estas malas cuentas no se repitan hacia afuera.

 

Con los antecedentes de Trump y de Kim Jung-un, se pensaría que en cualquier momento se podría iniciar una guerra de proporciones nucleares, lo cual hasta hoy no pasa de ser más que una campaña del miedo y un distractor para la opinión pública norteamericana. Lo cierto es que el régimen norcoreano es un enemigo incómodo para los planes geopolíticos de EU y no será nada fácil enfrentarse a ellos sin sufrir un descalabro.

 

Esperemos que, con el afán de elevar su popularidad, Trump no decida incursionar en una guerra que traería consecuencias inimaginables para las dos Coreas y un efecto dominó desgastante para los países aliados de ambas naciones y la comunidad internacional. Tal vez veamos una especie de "guerra fría", en un nuevo escenario global, donde la bipolaridad no tiene cabida.


Semblanza

René Sánchez Juárez

Profesor universitario, politólogo, dirigente de la FROC-CROC en Puebla y ex diputado local

Ver más +

Con el propósito de posicionar regionalmente a Miguel Ángel Mancera para la presidencia de la República con miras al 2018, y contrarrestar a los perredistas que localmente están en la órbita del morenovallismo, encabezados por Carlos Martínez Amador y Jorge Benito Cruz Bermúdez, el próximo sábado 5 de agosto estará en Puebla el jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Encuesta