Jueves, 30 de Marzo de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Fiscal anticorrupción, ¡mismo gato pero revolcado!

Sábado, Marzo 18, 2017 - 14:32
 
 
   

Procedimiento para elegir fiscal. Lo mismo pero con parafernalia. Se necesita independencia.

Gracias al Canal del Congreso Federal, 706 en su televisión de cable, que por cierto, dirige desde hace dos años, la poblana Blanca Lilia Ibarra Cadena con gran acierto, pudimos ver la presentación ante la Comisión especialmente creada en la Cámara de Senadores,  del Congreso de la Unión, de los 26 finalistas, entre los 73 candidatos inscritos, a 7 de ellos, que se auto-presentaron y cumplieron con la previa Convocatoria hecha, requisito asentado en la Ley General que crea el llamado Sistema Nacional Anti-Corrupción, órgano que prometió crear en su campaña electoral, el presidente Peña Nieto en 2011.

Maratónicas intervenciones de los 7 de 26 propuestos finalistas, buscando ser nombrado el próximo Fiscal Anti-Corrupción federal, equiparable al actual Procurador General de la República, (próximo Fiscal) como menciono, ante la Comisión de Senadores Anti-corrupción y Federalismo, compuesta en forma plural por Senadores hombres y mujeres pertenecientes a  los partidos políticos que la conforman. Hubo del PRI, del PAN, del PRD, de Movimiento Ciudadano, del P.T., de Nueva Alianza. Si hubo de Morena, no se notó su participación, simplemente se le ignora.

Esta Comisión que será la encargada de seleccionar una terna para ser presentada al Pleno de los Senadores, quienes por votación pública nombrarán al fiscal que tendrá de tarea, ardua y complicada, presidir, dirigir y hacer operativo, el repito, llamado pomposamente Sistema Nacional Anti-Corrupción.

Como una novedad en este Sistema se introduce una Comisión “De participación ciudadana” compuesta por 5 miembros de las organizaciones llamadas de Iniciativa privada, se supone “independientes” de toda influencia de los partidos políticos y del Gobierno y sin ser miembro dela alta o media Burocracia, que dará su opinión sobre los candidatos que sean seleccionados por los Senadores. No podrá vetarlos, solo dará su parecer, en la conveniencia de quien resulte el más idóneo. En suma esta “participación ciudadana”, es inocua, no cuenta, solo es un requisito y ya fue nombrada y como siempre el PRI y el PAN, colaron a sus incondicionales, o sea empleados de consigna, que van a velar por los intereses de sus nombradores.  La preside el que fue presidente del IFE antes de ser INE, el tal Ugalde, empleado de Calderón Hinojosa. 

El nombramiento del Senado, podrá ser ratificado o vetado, por el presidente Peña Nieto como titular del Poder Ejecutivo, dando con esto el tratamiento democrático (¿?) de ser propuesto y aceptado por 2 de los 3 poderes de la Unión. Como si esto lo hiciera eficiente.

Debo recordar que se esperaba -ciudadanía optimista o pendeja- que en el primer año  de la gestión del priista Peña Nieto, se estructurara la Ley Anti-Corrupción, que frenara (ya que terminarla es totalmente imposible) la corrupción imperante en los gobiernos federal, estatal y municipal pero...el que nunca  falta, se le fueron al priista cuatro años en los que, la promesa era recordada de vez en vez por los que  antes  fueron "partidos de oposición"...hoy partidos paleros, comprados y cooptados por el Señor de Los Pinos.

Este sistema entrará en vigor en 2018 último año de Peña Nieto y su “nuevo” PRI, para empezar a operar en el 2019, cuando ya se fue el presidente, en cuyo sexenio se dio en alto grado la corrupción e impunidad, y ya no se puede hacer nada para castigar a los corrutos, como todas nuestras leyes, es buena, tiene un fin determinado...pero, está su operatividad viciada de origen, tiene lagunas legales y la más notable, es que, el Fiscal Anti-corrupción que se nombre no tiene independencia para aplicarla, jurídicamente, en contra del que lo va a nombrar que no es otro que Peña Nieto. Lo del tal proceso democrático no pura faramalla, con sus Foros Ciudadanos y su participación fingida, de ahí mi expresión...el Fiscal Anti-Corrupción no es más que  “el mismo gato (del Ejecutivo) pero revolcado”, es decir un incondicional...con mucho colmillo y quizá hasta con experiencia, pero debidamente aleccionado.

No he visto en mis años de práctica profesional y de interés en la política de Puebla y de México, un Auditor, un“Contralor”, un secretario de la Función Publica o como lo denominen, que sea y aplique un criterio independiente, en la revisión de las cuentas de “su patrón” o sea el que lo nombra. Ha habido profesionales capaces y con muy buenas intenciones, pero en el sistema corrupto del gobierno, no lo han dejado hacer su trabajo, y un ejemplo de esto, es el que fue Auditor de la Federación, en los sexenios de los panistas Fox y Calderón, el doctor y C.P. González de Aragón. Los resultados de sus auditorías no fueron tomados en cuenta ni solventadas muchas de las diferencias que determinó -con toda ética profesional.

Mientras no exista una verdadera independencia del Fiscal anti-corrupción (por nombrar), del Auditor Superior de la Federación, C.P. Juan Manuel Portales propuesto hace 7 años por el PRI y de  quien se dice, será ratificado en su puesto por otros 8 años, no se podrá aplicar ningún sistema Anti-Corrupción en nuestro país.

Y usted amigo lector se preguntará ¿por qué el Auditor Superior depende de la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, que es la máxima autoridad en la Revisión de las cuentas del Presupuesto de Egresos Federales...?

¿Por qué no es autónomo y le reporta de sus auditorías, al Presidente de México y se toman las medidas correctivas, pero las más importantes preventivas?

¿Por qué la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Función Pública antigua Contraloría y los Agentes del Ministerio Público Federal, pertenecen al Poder Ejecutivo o sea el Presidente en vigor, y no tienen independencia de gestión?

¿Por qué no se hace caso a  las voces de la ciudadanía, entre ellas la mía, que venimos pidiendo y exigiendo que se conforme un cuarto poder, que bien pudiera denominarse poder ejecutivo federal de control y vigilancia, fuera de la influencia  maligna de los otros tres poderes de la Unión, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial...y que concentre todas las funciones de prevención y castigo a los actos de corrupción e impunidad?

A manera de respuesta le diré que, primero, si no existe el interés político del presidente Peña Nieto  y su partido el ´PRI y una verdadera intención de disminuir por lo menos la corrupción e impunidad imperante, seguirá ocupando nuestro país, uno de los primeros lugares en el nada edificante título de “Países con más corrupción en el mundo”.

Segundo: Es necesario eliminar los llamados “intereses $$$ creados existentes” no solo dentro del gobierno en sus 3 niveles, sino cortar toda complicidad con la llamada I.P. Iniciativa Privada, en donde la corrupción también tiene un caldo de cultivo permanente.

De ahí mi expresión válida: Para que exista la corrupción –como en el baile del Tango Argentino- se necesitan dos, el corrupto y el corruptor.

En México para nuestra desgracia, existe la dualidad en el gobierno y en la llamada Iniciativa Privada. ¿Cuándo determinaremos acabarla...? ¿Será en la generación de nuestros nietos?

¿O usted que opina, estimado lector de e-consulta.com?

wwwrigocorderob@yahoo.com. Director del Centro de Estudios Históricos de Puebla, A.C. El único centro de investigación histórica, dentro de un bosque mesófilo de montaña.Cuetzalan,Pue.


Semblanza

Rigoberto Cordero y Bernal

Ver más +

Una área del sector educativo que podría sufrir un grave deterioro en el transcurso de los próximos meses es la de las Universidades Tecnológicas e Institutos Tecnológicos Superiores de la entidad.

Encuesta