Jueves, 30 de Marzo de 2017     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Puebla: con hambre y 1.7 millones de habitantes no tienen agua

Viernes, Marzo 17, 2017 - 06:56
 
 
   

Los déficits principales: pobreza, rezago educativo, servicios de salud, seguridad social

De acuerdo con los datos de evolución de carencias sociales presentadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la política de Desarrollo Social (Coneval) 1° III- 2017 uno de cada cuatro poblanos sufre la “falta de acceso a la alimentación”, lo que en un leguaje objetivo quiere decir que padecen hambre, para el conocimiento de los tecnócratas de la SEDESO, pues según esta dependencia “hay avances contra la pobreza” desde el sexenio pasado.

 

Esta situación prevalece pese a que, según afirma el organismo, entre 2014 y 2015, se presentó una reducción imperceptible en cinco de los seis indicadores de carencias sociales: por acceso a la seguridad social, por acceso a la alimentación, de acceso a los servicios de salud, acceso a los servicios básicos de la vivienda, rezago educativo,  por calidad y espacios de la vivienda. En este momento no se dispone de un panorama completo de la pobreza en el país, sino de informes puntuales acerca de las carencias que la conforman, por el diferendo que se dio en 2016 entre el Coneval, organismo encargado  de determinar los niveles de pobreza y observar los programas sociales en México y el INEGI.

Este organismo es responsable de proveer la información estadística a partir de la cual opera el Coneval, recordando que en el levantamiento del Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015, el INEGI generó una distorsión en los indicadores al modificar la metodología de las encuestas, por lo cual el Coneval se negó a calcular la evolución de la pobreza a partir de datos no comparables con años anteriores.

Por lo anterior, las cifras más recientes con las que se cuenta son las correspondientes al periodo 2012—2014. Entonces se estimaba que sólo uno de cada 10 poblanos vivían libres de cualquier forma de pobreza o vulnerabilidad, mientras 4 millones de personas –64.5 por ciento de la población estatal— eran consideradas pobres, al encontrarse por debajo de la línea de bienestar mínimo y con 2.4 carencias en promedio, y cerca de 1 millón –16.2%-- sufrían de pobreza extrema, con 3.6 carencias en promedio.

Mientras el Coneval revisa los datos correctos para presentar un informe más completo, lo que se evidencia es la persistencia de condiciones inaceptables para una proporción estructural lamentable y tristemente estable para los poblanos y mexicanos en general. Así lo muestra en Puebla la medición de Coneval, el aumento de la “carencia por acceso a la alimentación”, la cual habría pasado de 23.9 a 24 por ciento en el periodo 2014—2015 dando cuenta de que una cuarta parte de la población vive, para decirlo de una manera clara, en la miseria.

Esto puede verse en el cuadro y mapa adjuntos, con un incremento del 1.2 por ciento.

Este desolador panorama  denota al sexenio anterior y pone en entredicho la credibilidad en materia económica, además cuestiona las múltiples reformas constitucionales, las políticas públicas, los programas sociales asistencialistas, las declaraciones demagógicas y en conjunto las acciones del gobierno supuestamente destinadas a propiciar un desarrollo estatal de la entidad. Resulta de sentido común (no para los malos funcionarios de SEDESO)  que un estado con el 24 por ciento de habitantes –1 millón 487 mil 579— mal alimentados tendría que empezar por resolver ese flagelo; de otra manera, las políticas públicas en todos los otros ámbitos estarán construidas sobre castillos de arena.

Además Coneval registra a 1.7 millones de personas con carencia de agua entubada, drenaje, espacios sanitarios y demás servicios básicos a la vivienda (rubro número cinco). Cabe decir que lo anterior se agudiza aún más con la privatización del servicio a “Concesiones Integrales” o “Agua de Puebla para todos”, que aumentaron sus tarifas de 300 a 500 por ciento en zonas y colonias pobres del estado de Puebla, situación que disparo aún más las carencias durante la pasada administración y la actual.

 

En la pasada primera semana de marzo, Bernardo Klicksberg, sociólogo de la pobreza y consultor en la Organización de las Naciones Unidas, menciona al Municipio de Puebla como la demarcación territorial con el mayor número de pobres a nivel nacional, justo donde se materializó la privatización del agua desde el año 2013.

 Concesiones Integrales o Agua de Puebla para Todos tras la quiebra  financiera del SOAPAP, ha socializando las pérdidas y privatizando las ganancias de particulares, además de violentar el 115 y 4° constitucionales de manera flagrante.

Por otro lado, mientras una cuarta parte de la población, carezca de alimentación suficiente, resulta iluso pensar que puedan resolverse el resto de los problemas que aquejan al estado: ni los recrudecidos índices de violencia y criminalidad por el robo de combustibles de PEMEX, ni los graves rezagos experimentados en materia educativa o de salud pública admiten soluciones que pretendan obviar las carencias más básicas de los pobres y de los pobres entre los pobres.

Aunque Puebla disminuyó marginalmente en la medición de sólo cinco de seis indicadores que mide el Coneval con respecto a 2014, al final del sexenio morenovallista el estado se mantuvo dentro de los primeros lugares con los mayores porcentajes de la población con carencias en educación, calidad y espacios de la vivienda, acceso a la alimentación, servicios de salud y seguridad social. En el reporte se observa una ligera reducción de las carencias de cinco rubros que miden la pobreza, no obstante los gastos multimillonarios que se destinaron por función social en los seis rubros: $ 251 mil millones de pesos en seis años. (Penúltima columna del cuadro).

El saldo sexenal es drástico si, además añadimos que en términos de marginación (INEGI) en 2015 existen 189 municipios con media, alta y muy alta marginación, el 87.1 de 217 ayuntamientos que existen, con un resultado de 69 municipios que cayeron en el índice de rezago social –32%-- que aumentaron el nivel de carencias de 2010 a 2015, según la consultora a-regional (viernes 3/III/2017). Es decir, Puebla en todas las carencias se ubicó en los primeros lugares con el mayor porcentaje de población pobre.

En el acceso a los servicios básicos de la vivienda en la entidad todavía existen 1.7 millones de personas que carecen de agua entubada, drenaje, servicios sanitarios, electricidad y combustibles para cocinar. Esto no puede considerarse un logro pues en Infraestructura la Secretaría encargada del tema erogó más de  $29 mil millones de pesos que no reflejan avances, pues la infraestructura en inversión pública se orientó finalmente a obras de relumbrón e improductivas que no solventan las necesidades apremiantes de la población como es el derecho humano al agua (Art. 12 constitucional derogado).

Sin duda alguna se violentó la autonomía municipal al privatizarse dicho servicio desde el año 2013, con resultados graves como los aumentos arbitrarios a este vital líquido.

En el primer rubro de carencias REZAGO EDUCATIVO: Puebla aún registra a más de 1 millón 350 mil personas, lo que indica que no cuentan todavía en 2017 con el grado de escolaridad  obligado para su edad. La Norma de escolaridad obligatoria del estado mexicano (Neoem) establece que la población con carencia de éste rubro se reporta cuando una persona de 3 a 15 años no cuenta con la educación básica obligatoria (primaria y secundaria) y no asiste a un centro de educación formal la 5ª parte de la población. El estado permaneció dentro de los cinco estados con mayor población después de Chiapas, Jalisco, el estado de México y Veracruz a pesar de que la SEP gasto más  de $ 147 mmdp, a pesar de estos magros resultados (el estado es de 3° de secundaria sin terminar).

En cuanto al segundo renglón de carencia de SERVICIOS DE SALUD, el estado  permaneció entre los cinco con más ´pobres en la materia –la 5ª parte de la población: más de 1 millón 165 mil habts. Este indicador toma en consideración a las personas adscritas al Seguro popular, IMSS, ISSSTE u otras instituciones de salud pero, muestra que en Puebla siguen careciendo de estos servicios (19 % de la población). El gasto en los Servicios de Salud del Estado de Puebla (SSEP) tuvo un monto de más de $ 39 mmdp y, el continuismo sigue adelante en esta secretaría.

CARENCIA Y POBREZA ALIMENTARIA EN NÚMEROS ABSOLUTOS. INEGI CONEVAL

Fuente: Elaboración propia en base a: Mapa adjunto Inegi/Coneval. MP: Millones de Personas

El tercer apartado en carencia en SEGURIDAD SOCIAL que es el de mayor porcentaje  de carencia (71.3 por ciento) o sea 4 millones 398 mil 378 trabajadores la entidad registro un avance magro de 2014 a 2015, ya que sólo 211 mil (5%)  personas trabajadoras accedieron a los servicios que brindan instituciones como el IMSS, Issste y las aportaciones establecidas en la Ley federal del trabajo. La proporción es muy numerosa pero por la Reforma Laboral que privatiza y quita derechos y prestaciones suprimidas en el artículo 123 constitucional que empobrecen a la gente en donde Puebla es el 4° peor evaluado

En cuanto a la carencia por CALIDAD Y ESPACIOS DE LA VIVIENDA persiste la pobreza en más de medio millón de personas (851 mil 299)—14%-- que siguen sin mejorar las condiciones de las viviendas en las que habitan es decir 212 mil 825 casas habitación, o sea población en espacios diseñados con materiales de mala calidad como lámina, cartón o desechos, o en espacios reducidos pues el promedio del estado es de 4 personas por vivienda: condiciones deplorables en el siglo XXI ubicándose en los primeros 5 lugares con mayor población en tal situación después de Chiapas, Guerrero, Edomex y Veracruz.

A pesar de todo el actual secretario de Infraestructura es premiado en el actual gobierno estatal y ejerció más de $ 29 mmdp durante la pasada administración.

La carencia por SERVICIOS BÁSICOS DE LA VIVENDA que se determina según el número de servicios a los que los ciudadanos tienen acceso como agua entubada, drenaje, electricidad, y combustible para cocinar que, en números absolutos es de 1.7 millones de personas (416 mil  396 viviendas con carencia y pobreza) en un año y se mantuvo dentro de los primeros cinco estados igual que el anterior aspecto de carencia en el hábitat precario. El Secretario de SEDESO  repite en el cargo y mal gastó, junto con otros 9 secretarios más de $4 mmdp en el periodo recién terminado para llevar a Puebla al tercer lugar en carencia y pobreza en números absolutos en el país.

Cabe mencionar que en todos los rubros de carencia social reportados por Coneval los porcentajes en promedio a nivel estatal de Puebla superan por mucho a los anotados a nivel nacional en todos y cada uno de ellos lo que muestra que a pesar de los multimillonarios gastos en cada rubro la carencia es persistente ahondando las brechas de desigualdad en el estado de Puebla.

En esto ha contribuido la inexistencia de una política social de atención inmediata a las prioridades de la población en cuanta mayor dotación de más y mejores servicios de los cuales carecen todavía millones y millones de habitantes en una gran proporción, aún y cuando a pesar de los “cambios” de gobierno que mal invierten los recursos financieros de los impuestos de la sociedad; el logro del pasado gobierno es que dos de cada tres poblanos es pobre, según información de Coneval 2017 y 5° lugar con peor ingreso laboral.


Semblanza

Alejandro Chávez Palma

Profesor investigador de la Facultad de Economía, coordinador del Laboratorio de Pobreza y Marginación de la misma Facultad, y doctor en economía.

Ver más +

Una área del sector educativo que podría sufrir un grave deterioro en el transcurso de los próximos meses es la de las Universidades Tecnológicas e Institutos Tecnológicos Superiores de la entidad.

Encuesta