Sábado, 17 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Causas del fracaso del Metrobús

Viernes, Junio 20, 2014 - 16:07
 
 
   

.

Falta de planeación financiera, cero estudios de origen y destino en la construcción del Metrobús, así como realizar las obras con la instrucción del gobernador de terminarlas lo más rápido posible son las causas del fracaso.

Desde el año 2010, a través del El Popular, Diario Imparcial de Puebla, directivos, colaboradores y columnistas advirtieron que la obra del Metrobús iba al fracaso por la evidente falta de estudios y la nula planeación.

Las causas eran varias. La voz de alarma fue plasmada en otros medios de comunicación y se consignó con voces autorizadas y fotografías.

La línea uno del Metrobús fue oficialmente inaugurada, sin terminar, el 14 de enero de 2013.

Pero hay una causal y una constante determinante: las eternas prisas del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas. Ha sido una tónica de su gobierno apresurar las obras. Le tocó sufrir esa prisa al actual alcalde José Antonio Gali, a quien apodan “El Tony”  y peor le va ahora al Secretario de Infraestructura, Cabalán Macari Álvaro.   

Por las prisas una trabe llamada ballena se cayó en el Viaducto Zaragoza. Otro tanto pasó en la construcción del hasta ahora inútil puente capitán Carlos Camacho, se cayó una pared. En el Hospital del Niño Poblano actualmente en reconstrucción se cayó un techo hace unos días.

Las prisas del gobernador para terminar sus obras no son buenas. Y si a ello se agrega la falta de planeación, el resultado está a la vista.

El 30 de noviembre de 2011, con gran bombo y platillo se inició la construcción del primer Metrobús de Puebla. Los medios de difusión informaron “que la obra contará con una inversión de 1,462 millones de pesos  y cruzará por los municipios de Cholula, Puebla y Amozoc. La obra entrará en operación antes del 15 de enero de 2013.

DENUNCIAS DE EXPERTOS

Pero, el primero en dar la voz de alarma a través de El Popular en 2011 fue El Poder del Consumidor: no hubo planeación en la construcción.

La autoridad no escuchó a nadie. “En abril de 2012, el Observatorio Urbano Metropolitano de Puebla y El Poder del Consumidor entregamos al gobierno de Puebla las memorias del II Foro “El Futuro de la Movilidad en Puebla” y el estudio “Cualidades y deficiencias de los corredores BRT en México, Evaluación técnica”, donde advertían a las autoridades acerca de los errores cometidos en otras ciudades en detrimento de la calidad del servicio del Metrobús.

Entre las principales fallas destacaban:

-Elementos e infraestructura deficiente o incompleta para brindar seguridad vial y peatonal a lo largo del corredor BRT.

-Casi nula incidencia en la recuperación del espacio público.

-Accesos inseguros, largos e incómodos, a estaciones y terminales.

-Ausencia de integración tarifaria.

-Desconexión entre el corredor BRT y otros modos de transporte.

-Incapacidad del sistema para atender a los usuarios en hora de máxima demanda.

-Incertidumbre entre los usuarios por la mala o escasa información.

Pese a todo lo anterior, el gobierno no les hizo caso.

En marzo de 2012, Intolerancia Diario comentó que “El Metrobús no sólo generará caos vehicular por su construcción, sino también después de que empiece a circular debido a una mala planeación, coincidieron en señalar especialistas, organismos no gubernamentales (ONG) y un estudio de Seguridad Pública municipal de Puebla.

“La ruta cruzará la ciudad de Puebla desde Chachapa, junta auxiliar de Amozoc, hasta la comunidad de Tlaxcalancingo, ubicada en San Andrés Cholula. Un estudio, en poder de Intolerancia Diario, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPTM) destaca sus deficiencias, la falta de un proyecto ejecutivo, incluso hace recomendaciones a las autoridades estatales para evitar problemas”.

NO HUBO INFRAESTRUCTURA

Después, en diciembre de 2012, La Jornada de Oriente publicó que “la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) criticó que el gobierno del estado no ha concluido al 100 por ciento la infraestructura para el paso de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA); además de no informar a la ciudadanía sobre los cambios en el uso del transporte público por donde pasará la primera línea del denominado Metrobús”.

El Poder del Consumidor, en abril de 2013, indicó: “A tres meses de haber entrado en operación el primer corredor de Metrobús, el Observatorio Urbano Metropolitano de Puebla y la asociación civil El Poder del Consumidor hicieron un llamado al gobierno de Puebla y a las autoridades municipales para que concluyan a la mayor brevedad los pendientes en infraestructura relacionada con la seguridad de los usuarios, además de resolver las fallas de operación que impiden que este servicio alcance el nivel de calidad prometido”.

La crisis se desató a mediados de 2013.

La empresa Servicios Articulados de Puebla, responsable de la operación del Metrobús, reconoció que sus deudas con accionistas, proveedores y bancos ascienden a 211 millones de pesos, por lo que el presidente del Consejo de Administración de la compañía, Miguel Ángel Aceves Mendoza, admitió que el megaproyecto del gobierno estatal atraviesa por un “bache financiero”, dijo La Jornada de Oriente el 2 de junio de este año.

Para superar lo que calificó de “pequeño fracaso”, dio a conocer que la firma definió un plan de acción con la Secretaría de Transportes (ST) del estado que considera la reestructuración de los pasivos con la institución crediticia HSBC, sustituir a ATT Maximus de Latinoamérica como empresa recaudadora y realizar el pago generalizado con tarjeta a partir del 15 de junio.

Más adelante, el 11 de junio La Jornada de Oriente informó que “el Congreso local aprobó una reforma –que se fraguó en tres horas y media– que servirá al gobierno del estado para rescatar a la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) del hoyo financiero y operativo en el que se encuentra tras 18 meses de operaciones. Diputados del PRD y el PRI explicaron que las acciones involucran el pago con recursos públicos de las deudas que tiene la empresa concesionaria del servicio del Metrobús, calculadas en 211 millones de pesos, así como la entrega de una indemnización a los socios de dicha compañía por el retiro de la concesión.

“Los diputados del PAN, PRD, Nueva Alianza, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración, PVEM y PT aprobaron la iniciativa en tres horas y media, tiempo que les bastó para presentar, estudiar, dictaminar y debatir en tribuna la propuesta que pretende salvar el mega–proyecto del mandatario local Rafael Moreno Valle Rosas, en el que ya se han comprometido 400 millones de pesos del erario”.

En julio El Popular informó: “Eduardo Muciño Gutiérrez, director de operaciones de la empresa particular ATT Maximus de Latinoamérica SA de CV, advirtió en entrevista que el Metrobús de Puebla ha sido un fracaso.

“Ha sido un engaño de la autoridad que planea y nos invita a esto (Metrobús) que hablaron de un flujo de 107 mil 758 pasajeros diarios y en realidad son 35 mil y de esa manera no alcanza el dinero para nadie”.

LA PROBLEMÁTICA SOCIAL

En mucho papel y tinta se consignaron los errores, la mala planeación, la incapacidad del Secretario del Transporte, Bernardo Huerta, quien es sostenido en su puesto contra viento y marea.

Y eso sin mencionar la opinión de expertos de la AMTM, investigadores universitarios, quejas de transportistas, así como los problemas sociales causados en la construcción.

Diversas poblaciones del norte y sur de la zona metropolitana de Puebla, hicieron manifestaciones y cerraron vialidades por la salida de sus rutas tradicionales y por las afectaciones que causó la construcción del carril confinado a sus viviendas.

En la parte sur, pobladores de Cacalotepec, Tlaxcalancingo, Concepción La Cruz y Santa Clara Ocoyucan, entre otras comunidades, cerraron en por lo menos cuatro ocasiones la Carretera Federal a Atlixco para manifestar sus inconformidades con el Metrobús, sobre todo, por los cobros dobles, la falta puentes peatonales y de accesos a sus colonias o fraccionamientos.

También, en el norte, colonos de Bosques de San Sebastián y Santa María Xonacatepec protestaron por la salida de las rutas 32 y 32 “A”, mientras que los vecinos de la Unidad Habitacional Manuel Rivera Anaya frenaron en varias ocasiones la construcción del puente y carril confinado del Metrobús, porque estaba muy cercano a sus viviendas, además que les quitaron parte de sus áreas verdes para realizar el proyecto.

A pesar de todos estos señalamientos, tanto de expertos, como de ciudadanos, el gobierno del estado anunció la realización de la segunda troncal de la Red Urbana de Transporte Articulado, la cual, según comentó el propio gobernador, ya contaría con el financiamiento del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras). Pero cuando se le preguntó a Rafael Moreno Valle Rosas si se seguiría adelante con la segunda línea a pesar de todas las fallas, el mandatario prefirió no contestar y retirarse.

De este modo se hacen las cosas en Puebla. Y ya vienen otras rutas donde, por ejemplo en la 11 Sur derribaron cientos de árboles y las empresas se detuvieron ante las protestas ciudadanas.

Pese a ello, el gobierno ya trabaja en la Ruta 2 y anunció también la Ruta 3. Como dijo la abuelita de un destacadísimo político poblano: “Que Dios nos agarre confesados”.

En fin, como escribió Jorge Manrique (España, 1440-1479) en las Coplas por la muerte de su padre:

Recuerde el alma dormida,         

avive el seso y despierte contemplando

cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte  tan callando,

cuán presto se va el placer,

cómo, después de acordado, da dolor;

cómo, a nuestro parecer,            

cualquier tiempo pasado fue mejor.

raultorress@hotmail.com


Semblanza

Raúl Torres Salmerón

Abogado egresado de la UNAM. Fue reportero de El Heraldo de México, director de La Voz de Puebla, subdirector y director de El Sol de Puebla, director de Comunicación Social de los alcaldes Jorge Murad, Guillermo Pacheco y del gobernador Manuel Bartlett, director de El Heraldo de Puebla y director de El Popular, diario imparcial de Puebla.

Ver más +

Encuesta