Viernes, 22 de Febrero de 2019     |     Puebla.
Suscríbete




Ciudad

Fraccionamiento en Coronango cumple dos meses sin agua

Ciudad   /   
Laura Ruiz  |
 Jueves, Enero 24, 2019

Conflicto limítrofe y deficiente infraestructura afectan a 11 mil viviendas

Los vecinos de Misiones de San Francisco, que con más de 11 mil viviendas se ubica como uno de los más grandes de la zona metropolitana, cumplirán a finales de enero dos meses con falta de agua limpia y constante, debido a un conflicto limítrofe entre Coronango y Cuautlancingo.

Al construirse el desarrollo inmobiliario sin cisternas, los afectados han tenido que almacenar el líquido, que llega a caer ocasionalmente, en toneles para resolver las necesidades sanitarias básicas.

Para lavar ropa y bañarse, han recurrido al apoyo de familiares que viven en otros puntos de la zona metropolitana y abaños públicos.

Construir una cisterna cuesta cerca de 35 mil pesos por vivienda y no en todos los casos es posible, pues parte del fraccionamiento está diseñado en edificios y en las privadas en donde hay casas, algunas de ellas no cuentan con espacio subterráneo para esa infraestructura.

De acuerdo con los afectados, ante esta situación sólo uno o dos vecinos por privada han logrado edificar los almacenes de agua.

 

El problema, recordó René Vázquez, uno de los afectados de la sección 8 del fraccionamiento, comenzó cuando endiciembre las autoridades de Coronango les advirtieron que ya no pagarían más por el servicio en Cuautlancingo, pues ahora ellos se harían cargo del servicio.

En ese mes, el edil Antonio Teutli Cuaute también clausuró oficinas del Sistema Operador de Agua Potable de Cuautlancingo (SOSAPAC)  que se encontraban en Misiones de San Francisco al argumentar que no tenían autorización.

Aunque para enero los vecinos signaron nuevos contratos con Coronango, el servicio que les han prestado esinsuficiente y el propio personal del ayuntamiento ha reconocido que hay fallas técnicas para abastecer las viviendas.

Primero se argumentó que los tres tanques elevados requerían mantenimiento, después, que sería necesario comprar bombas y el lunes de esta semana les explicaron que no hay capacidad para que la infraestructura se llene y se genere la presión necesaria.

El fraccionamiento se encuentra dentro del territorio de Coronango, sin embargo, desde que comenzó su construcción,hace más de una década, se planteó a quienes compraron ahí, que el agua potable la pagarían a Cuautlancingo pues se abastecerían con pozos de ese municipio.

En años recientes, detalló Vázquez, a lo mucho el agua llegó a faltar uno o dos días al mes, sin embargo ahora que se hizo el cambio han llegado a sumar más de dos semanas seguidas sin el recurso.

A la falta de soluciones, agregó, se suma ahora que la administración de Teutli Cuautle ha recurrido a bloquear a vecinos inconformes que emplearon la cuenta del municipio en Facebook para reportar las fallas.

   


Visitas:


Encuesta