Sábado, 17 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Buscan madres de migrantes visibilizar desapariciones

Sociedad   /   
Laura Ruiz  |
 Martes, Noviembre 6, 2018

A su paso por Puebla dieron cuenta de las dificultades para que se realicen denuncias formales y se generen estadísticas

Para las madres centroamericanas que desde hace 14 años vienen en caravana a México a buscar a sus migrantes perdidos, existe en común esa última llamada telefónica antes de que se esfumara su rastro.

Si bien casi todas ocurrieron en algún punto de la frontera norte del país y de Puebla todavía no conocen algún caso, al igual que otros años este martes pisaron la ciudad en la búsqueda de visibilizar la crisis humanitaria.

El piso de la explanada del Mercado Hidalgo, donde diferentes organizaciones les recibieron, sirvió para que colocaran casi 100 imágenes sólo de los que llevan registrados en una de las organizaciones de Honduras. También hay de Guatemala, Nicaragua y El Salvador.

Originaria de este último país, Rosa Idalia Jiménez posó para la prensa con las fotografías de tres personas colgadas al cuello y extendidas entre sus manos. Uno es su hijo y los otros dos, migrantes desaparecidos que busca como esperaría que alguien más lo hiciera por ella.

En la última llamada con su hijo Roberto Adonay Bardales Jiménez de entonces 14 años, él estaba en Reynosa, Tamaulipas, ya muy cerca de cruzarse hacia Estados Unidos. Fue el 28 de mayo de 2013 y después no supo más de él.

"Me hablaba y me decía que no podían hablar mucho porque se tenían que esconder para que no lo vieran y que los tenían en un rancho. Nomás eso", recordó.

Ella, su esposo y dos hijas más llevaban ya casi una década de radicar en Los Ángeles, California y decidieron que el menor migrara con ellos una tarde en que recibió una paliza por parte de policías cuando regresaba a casa de jugar futbol.

"En nuestros países ahora ser adolescente es una criminalización, por las autoridades, las autoridades actúan mal, entonces él me dijo que lo habían golpeado, que no quería estar ahí, que los mandáramos a traer", recordó.

A través de familiares contactaron con un pollero salvadoreño al que le pagaron lo equivalente a más de 167 mil pesos mexicanos para que lo cruzara. Tras la desaparición se emprendió contra él un proceso en Estados Unidos y cerca de la fecha del juicio, huyó.

Aunque la caravana hace referencia a las madres de desaparecidos hay también en ella casos como el de Reyna Cruz, que encabeza el Comité de Familiares de Migrantes Guadalupe de Honduras y que empezó como activista cuando enfrentó la pérdida de sus primos.

"Habían desaparecido en el desierto, en Caborca y represento a las familias. Es muy difícil saber que fue la última comunicación, donde dijeron ya voy a agarrar al coyote o ya no voy a llamar porque voy a agarrar el tren, hay muchas versiones sobre los migrantes", dijo.

Como activista, recuerda, tiene ya 18 años, todavía un poco más del tiempo que el que lleva la caravana y su trabajo ha consistido en sumar a la organización a quienes perdieron a alguien.

Tanto en su organización como en otras que forman parte de la movilización coinciden en que por un lado es complicado tener cifras concretas de desapariciones, pues muchas familias tienen temor a las denuncias y por otro los países deben garantizar políticas de protección y búsqueda.

Foto / Agencia Enfoque

Afronta iglesia católica reto de estar siempre lista para migrantesAfronta iglesia católica reto de estar siempre lista para migrantesEstudiantes universitarios y de bachilleratos los que han sacado adelante los trabajos de coordinación

Tras ser baleado, hondureño se sumó a caravana y llegó a PueblaTras ser baleado, hondureño se sumó a caravana y llegó a PueblaLos migrantes ocuparon albergues coordinados por la iglesia, las autoridades estatales y municipales

   


Visitas:


Encuesta