Sábado, 17 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Tras ser baleado, hondureño se sumó a caravana y llegó a Puebla

Sociedad   /   
Laura Ruiz  |
 Domingo, Noviembre 4, 2018

Los migrantes ocuparon albergues coordinados por la iglesia, las autoridades estatales y municipales

Con las secuelas de dos balas en la pierna derecha y una más en la izquierda, Franklin Rivera, de 34 años, camina desde El Progreso, Yoro, Honduras, con destino a los Estados Unidos.

Animado a pedir refugio, carga con el expediente médico que da cuenta de ese día de 2015, en que ya no pudo pagar más -lo equivalente a 4 mil pesos mexicanos- que la Mara Salvatrucha le exigía a la semana.

Sólo se retrasó 15 días y ese fue el mensaje final para obligarlo a cumplir con la extorsión que justificaba un “permiso” para operar un negocio de frituras.

"Fue la advertencia, que o continuábamos pagando o nos mataban a todos y ya no pudimos", contó esta mañana en que la Caravana Migrante hizo una pausa en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Puebla.

Por más de dos años Rivera se escondió con su familia y apenas se sintió recuperado decidió sumarse con su esposahijo de brazos y un cuñado al éxodo decentroamericanos.

En contraste con la imagen que por años se forjó de los Maras, cuenta, ahora se trata de un grupo de delincuentes que visten bien, andan en buenos autos, los protege la policía y se aparecen en los negocios como gente normal.

También de Honduras, pero de La Lima, Cortés, Riccy Burdo, de 17 años, migra con su esposo, su bebé Yesuar de dos años y Brittany, el nombre que llevará la niña de sus cinco meses de embarazo.

A ellos, relata, sólo les ha tocado saber de la violencia por historias de conocidos, sin embargo sabe que no hay ni trabajo para ella, ni futuro para sus hijos. 

"Hay mucha maldad. Los niños que sólo apenas cumplen 10, 11 años, ya los empiezan a hacer que roben, que aprendan vicios. No se puede", explicó.

Algunos de sus familiares viven ya en Boston, Massachusetts, por lo que cuando supo que la caravana pasaría por su casa, decidieron sumarse.

Además del crimen organizado y de las oportunidades limitadas hay quienes huyen de la violencia intrafamiliar, como Marllury Barqueta, de 23 años.

Después de la última golpiza que le puso su pareja, tomó tres mudas de ropa para ella, otras tres para su hijo de cuatro años, se sumó a una amiga que también migraría y dejó atrás el departamento de Copán.

"Yo me di cuenta de que mi amiga iba a salir para acá y me fui a la casa de ella, le dije que no quería estar en Honduras; el día que fui estaba toda moreteada", recordó.

En contraste con la mayoría de los migrantes, Barqueta no quiere llegar a Estados Unidos sino a la Ciudad de México, en donde busca encontrar una oportunidad para quedarse.

Dentro del grupo de migrantes hay también algunos guatemaltecos, sin embargo son los hondureños o catrachos, como entre ellos se reconocen de cariño, los que más tienen presencia.

En un torneo futbolero improvisado frente a la iglesia de La Asunción, en la ciudad de Puebla, le ganaron 1-0 al equipo dominguero de la colonia Aquiles Serdán y también jugaron varios partidos entre ellos.

También dieron muestras de su talento para la cantada al corear corridos migrantes de los Tigres del Norte mientras se enfilaron rumbo a la Parroquia de San Juan de los Lagos, donde activistas sirvieron alimentos.

En ambos espacios de las parroquias se puso en práctica esa máxima de algunas familias mexicanas de que 'de pared a pared todo es cama'.

En San Juan se habilitaron salones, pero en La Asunción se acostaron en las bancas, los confesionarios, junto a los santos y hasta en los altares donde normalmente se ofician misas.

Una boda ya programada desde antes acabó celebrándose casi en la calle y en medio de la llegada de apoyos de familias poblanas.

Además de estas parroquias donde el apoyo a migrantes ya es tradicional, desde ayer en la noche operó otro albergue más con organización estatal y municipal en elPolideportivo Xonaca.

Tanto la llegada de la caravana a Puebla como su salida rumbo a la Ciudad de México han ocurrido en grupos dispersos y se espera que esto continúe mañana.

Ante la falta de orden se originaron rumores, ya desmentidos por autoridades, sobre el extravío de unidades.

Foto / Agencia Enfoque

Solicita CNDH protección a Caravana migrante en PueblaSolicita CNDH protección a Caravana migrante en PueblaGobierno estatal reporta atención a mil 100 migrantes en gabinete instalado desde la noche de ayer

   


Visitas:


Encuesta