*

Gabriela Sánchez, La Bonita que pelea por un lugar en la historia del boxeo

Esta tarde la boxeadora poblana Gabriela “La Bonita” Sánchez, compartió en entrevista para e consulta, un poco de su vida dentro y fuera del ring, en donde dejó en claro que el esfuerzo y dedicación es clave para conseguir los sueños.

Gabriela, es una estudiante de la carrera en Diseño Gráfico, mamá de un pequeño de tres años y comenzó su carrera boxística a los 16 años de edad, pues antes de buscar el sueño de subirse a un ring, saberse defender era algo que necesitaba.

“Cuando tenía 16 años sufrí de bullying, unas chicas querían aprovecharse de mí, le pedí a mi papá que me ayudara a saberme defender. Me llevó a un gimnasio de box y vi cómo unas chicas boxeaban y no les daba miedo y me gustó” explicó la poblana.

Además, en el sector amateur “La Bonita” ha peleado en más de 190 ocasiones, compitiendo en olimpiadas nacionales, en el torneo de barrios y en estados como Nuevo León, Baja California y Puebla.

Hasta el momento, Gabriela y su equipo han tenido que buscar patrocinadores para poder disputar las peleas, pues ninguna institución poblana la ha podido ayudar a conseguir sus sueños.

"No hay tanto apoyo, nadie te apoya, ahorita estoy agradecida con UDAL, Panteras Puebla y Como Niño AC. Nosotros somos los que pedimos el apoyo y gracias a ellos hemos podido salir adelante” comentó la boxeadora.

También, Gabriela Sánchez aseguró que se esmera en cada entrenamiento, pues la motiva estar en el lugar 12 a nivel nacional y el próximo reto será pelear por un título: “yo siempre estoy lista, entreno y le pongo ganas, mi equipo es importante para mí, también agradezco a Sergio Niño por motivarme y sabemos que podemos seguir avanzando”.

Ahora a nivel profesional, lleva 6 peleas, 4 ganadas y 2 perdidas, una de ellas recientemente ante la hermana de la “Barbie”, Lulú Juárez, pelea en la que aseguró que estuvo nerviosa, pero la enseñanza fue buena para peleas futuras.

“La emoción fue muy bonita, no lo olvidaré, ella estaba en casa y sentí que se inclinaron mucho por ella. Lulú era muy rápida y fue una pelea fuerte, pero yo también la lastimé y al final aprendimos mucho de ello, considero que la pelea pudo haber sido un empate”.

Gabriela, se seguirá preparando para sus próximos compromisos, pues en noviembre tendrá dos peleas más en donde asegura que está lista para seguir estudiando, ser una mamá ejemplar y sobresalir en el boxeo.

Foto / Especial