Sábado, 15 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Universidades

Asaltos y narcomenudeo agobian a estudiantes de Medicina de la BUAP

Universidades   /   
Ana Fernández  |
 Domingo, Septiembre 23, 2018

En denuncias hechas a través de redes sociales acusan que la DASU y la Policía Municipal son inoperantes

La inoperancia de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU) y de la Policía Municipal ante la inseguridad que predomina en los alrededores de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) han obligado a los estudiantes a tomar sus propias medidas de seguridad para protegerse de hechos delictivos.

De acuerdo con las denuncias hechas vía redes sociales por los estudiantes de la máxima casa de estudios, diariamente se registran asaltos y robos frente al Hospital Universitario, el Parque de las Ninfas y en las paradas de autobús cercanas al Bodega Aurrera de la 31 poniente y 11 sur.

Además, los docentes acusan que los vendedores ambulantes ubicados alrededor de la institución se han vinculado a grupos del crimen organizado para ofrecer drogas a los estudiantes, lo que también representa un riesgo para la comunidad universitaria.

Al respecto, el rector Alfonso Esparza Ortiz se comprometió a intensificar la presencia de personal de DASU en los alrededores de la institución e incluso hasta cuatro calles a la redonda, para garantizar la seguridad de los alumnos, así como establecer filtros de seguridad para impedir que personas ajenas a la universidad ingresen a esta.

Puntos críticos y características de los delincuentes

Los perímetros del Hospital Universitario, el Parque de las Ninfas y las paradas de autobús cercanas al Bodega Aurrera de la 31 poniente y 11 sur son algunos de los puntos más vulnerables que han sido identificados por los estudiantes, en los que piden vigilancia permanente por autoridades universitarias y de gobierno.

En las Ninfas señalan a dos personas con sudaderas, portando mochilas que con armas blancas se acercan a sus víctimas para despojarlos de sus pertenencias. En el Bodega Aurrera se ha identificado a un hombre con chamarra en mano, en la que supuestamente esconde una pistola. Los delincuentes también se caracterizan por usar gorras.

Además se han dado casos donde los ladrones operan en grupo, a bordo de automóviles, como ocurrió el martes pasado cuando un alumno de Medicina señaló a cuatro sujetos con gorra, gafas y tatuajes en los brazos que viajaban en un vehículo Jetta, quienes aparentemente habrían descendido de la unidad en la 11 sur y 33 poniente para atracarlo.

Acciones propias de los universitarios

Alumnos se han organizado para aplicar dos acciones en concreto: crear un grupo de Whatsapp que sirva para alertar a los compañeros sobre actividad sospechosa y actos delictivos en puntos específicos de la zona, así como documentar mediante fotografías y videograbaciones los hechos para sustentar las denuncias correspondientes.

También convocan para el próximo 1 de octubre a una reunión informal pero de carácter urgente frente al Auditorio Julio Glockner, con la finalidad de proponer otras acciones que sirvan para cesar los robos de autopartes, acoso a alumnos y múltiples asaltos de los que son víctimas a los alrededores de la facultad.

Inseguridad rebasa a la universidad

Esparza Ortiz reconoció que la inseguridad es un tema que “rebasa” a la universidad, según se observa en un video publicado por los estudiantes durante un acercamiento con el rector que tuvo lugar el pasado miércoles dentro de la misma institución para conocer de primera mano las situaciones de riesgo que padecen los alumnos.

Después de escuchar la postura de un grupo de estudiantes, el académico propuso tener mayor control del acceso a la facultad, a pesar de que estas medidas generen cierta inconformidad pues se pretende que para ingresar muestren su credencial de estudiante vigentes.

“Sabemos que eso representa una molestia para ustedes, enseñar la credencial. Ha habido quejas pero tener filtros es un beneficio para ustedes. Lo que tratamos es que haya otra unidad de patrullas, que haya más rondines, incorporar otros dos elementos en más recorridos, y ampliarlos de cuatro a cinco calles a la redonda”, planteó el rector.

Señaló que el uso del uniforme blanco por los alumnos también representa otro filtro de seguridad, aunque al respecto algunos jóvenes manifestaron su oposición al considerar que ello los hace un “blanco” de la delincuencia al identificarlos como estudiantes y portadores de computadoras, dinero y teléfonos móviles. Al respecto, el rector prometió discutir el tema con la abogada.

Foto / e-consulta

Hacen campaña en redes contra delitos en área de la Salud BUAPHacen campaña en redes contra delitos en área de la Salud BUAPJuntan firmas en plataforma digital para demandar medidas de seguridad a la Secretaría de Seguridad Pública estatal y a las autoridades de la misma universidad

Pese a video cámaras, siguen atracos en área de la salud BUAPPese a video cámaras, siguen atracos en área de la salud BUAPEl rector Alfonso Esparza confesó que persiste el temor entre alumnos y maestros de ser despojados de sus pertenencias al llegar o salir de la universidad.

   


Visitas:


Encuesta