Viernes, 21 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Manuel Díaz Cid y la noche de la tertulia con los viejos enemigos

Sociedad   /   
Adolfo Flores Fragoso  |
 Viernes, Agosto 17, 2018

El combativo de derechas y con roces tardíos de izquierda, está agonizando en esta tarde de viernes. Una de las mentes más geniales que haya tenido Puebla: Don Manuel.

Creo que fue al inicio de los 90 del pasado siglo. Lo cierto es que aquella noche Alfonso Vélez Pliego, Luis Ortega Morales y Manuel Díaz Cid charlaron ante una escasa asistencia en la sala Rodríguez de Alconedo de la Casa de Cultura.

Alfonso Yáñez moderó la tertulia.

El fotoperiodista Abraham Paredes no me dejará mentir: lo que era un debate sobre los movimientos universitarios de los 60 y 70 en Puebla, se transformó en un intercambio de mea culpas.

La crónica del encuentro no pasó de la página 6 de algún diario local y fue nota de relleno en algún noticiario radiofónico al día siguiente.

Lo cierto es que don Manuel sello ahí su suerte.

Algunos años después, los tótem de la universidad a la que entregó toda su vida le restregaron este y otros encuentros con "los viejos enemigos", negándole mejoras salariales y ninguneándolo, laboralmente hablando.

Prudente siempre, don Manuel supo afrontar con paciente discreción aquello en lo que hoy sólo los soberbios llaman destino.

Vinieron sus enfermedades y la soledad como de quien recorre la extinta Comercial Mexicana de El Carmen.

Hoy llega una triste noticia: el combativo de derechas y con roces tardíos de izquierda, está agonizando en esta tarde de viernes. Una de las mentes más geniales que haya tenido Puebla: Don Manuel.

En su muerte inevitable, muchos presumirán haber sido su alumno.

Pero nadie hablará del hombre que terminó leyendo a los "socialistas" estadounidenses con el mismo placer con el que sorbía una copa de brandy barato como digestivo cada tarde.

Díaz Cid: sí hay yunquistas radicales pero no somos asesinosDíaz Cid: sí hay yunquistas radicales pero no somos asesinosAfirma que en torno a la organización que ayudó a fundar se construyeron mitos como la secrecía, los asesinatos y la intención de imponer gobiernos clericales

   


Visitas:


Encuesta