*

Martes, 25 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete

¿Es bueno o malo que los padres den besos en la boca a sus hijos?

Entretenimiento   /   
Redacción  |
 Domingo, Julio 8, 2018

Expertos y ciudadanos de a pie consideran que el piquito de padres a hijos tiene una carga de sexualidad que puede prestar a la confusión, o que retrasa el proceso madurativo del niño

Una forma de demostrar el cariño entre padres e hijos es dándoles un beso y muchos no tienen tabús o problemas para dárselos en la boca.

Pero para muchos la interrogante está en el aire ¿es bueno que mamá y papá le den beses en la boca a sus hijos?

Los besos que los adultos les dan a sus pequeños se les conocen como “de piquito”, que son rápidos.

“El contacto de los labios se relaciona con los adultos o adolescentes, con el tema de la pareja, lo romántico, y la sexualidad, sea madura o entrando en ella. Al estar tan asociado a estos conceptos, hay personas a las que le puede chocar, porque creen que no es un código indicado para expresar el amor paternal”, dice la psicóloga clínica Cristina Broto y sus palabras las publica el diario La Vanguardia, de España.

“Nadie debate si los abrazos corresponden o no a nuestro esquema social, pero en cambios con los besos en la boca sí”, señala la especialista.

Besos y la infantilización eterna

Expertos y ciudadanos de a pie consideran que el piquito de padres a hijos tiene una carga de sexualidad que puede prestar a la confusión, o que retrasa el proceso madurativo del niño al considerarlo como ‘un bebé’ por más que pasen los años.

Para el psicoanalista Javier Díaz, los casos de padres que besan en la boca a sus hijos son de niños “que poseen atrasos madurativos o fijaciones”, y que les retienen “en una inocencia que no les permite crecer”.

Broto rechaza estos argumentos, y recuerda que el proceso de maduración psicológica o emocional es más complejo. Esta profesional dice que es posible que los piquitos podrían “infantilizar al hijo”, pero no sería el único factor. “Hay otras costumbres o prácticas que pueden retrasar el proceso de maduración del niño y son más relevantes, como la sobreprotección, el no confiar en él o no asignarle responsabilidades”.

Cuándo cortar con los piquitos

La mayor parte de los padres que suelen dar estos besos mantienen esta costumbre hasta los seis o diez años de su hijo, aunque es posible que esta muestra de afecto persista durante la adolescencia.

Los padres que deciden terminar con esta práctica perciben que sus hijos comienzan a diferenciarla con otras formas de afecto, mientras van descubriendo que el beso, fuera de círculo familiar, tiene connotaciones relacionadas con la sexualidad, terreno en el que comienzan a asomar su curiosidad.

Para Broto, no hay que buscar una edad para terminar con esta costumbre –si es que hay una voluntad de ponerle punto final-, sino que debe llegar “de manera natural y respetuosa. Basta que una de las dos partes no se sienta cómoda y decida dejar de darlos o pedirlos”, precisa; y por lo general, esto llega cuando el niño crece, se relaciona con amigos, “se aleja del nido, toma más conciencia social y de otras formas de ser y comportarse”.

El riesgo para la salud

Fuera del ámbito psicológico, hay profesionales que alertan que los besos pueden traer problemas de higiene bucal y que podría relacionarse con la transmisión de enfermedades.

“Los besos en la boca pueden transmitir, a través de la saliva, los microorganismos presentes en ella, entre los que se encuentran las bacterias implicadas en la aparición de las caries”, indica la doctora Paola Beltri, presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría.

El bebé nace con su boca estéril, y los gérmenes comienzan a invadirle por diferentes canales, en su mayor parte, a través de los padres. Pero no sólo podrían llegar por un beso en los labios, sino que “acciones como soplar la comida o probar los alimentos con la misma cuchara también puede favorecer el paso de bacterias a través de la salida”, precisa Beltri.

“La saliva es un fluido orgánico y de la misma manera que la sangre, puede ser portadora de bacterias y virus que se pueden transmitir de un individuo a otro”, apunta esta profesional.

Por ejemplo, por esta vía se pueden canalizar gérmenes infecciosos como los virus que causan gripes, catarros, herpes o gastroenteritis. Por ello los pediatras aconsejan no besar a los bebés si se encuentran en un período epidémico de gripe o gastroenteritis.

Inclusive existe la ‘enfermedad del beso’, “una infección vírica producida por un virus llamado Epstein Bar”, describe la titular de la sociedad de Odontopediatría, “que se transmite a través de la saliva, aunque es más frecuente en la adolescencia”, aclara. Este virus puede causar fiebres y molestias en la faringe.

Un roce entre labios, de menos de un segundo, puede despertar un mar de polémicas y miradas al costado. Otros lo seguirán viendo como fue en sus orígenes: una muestra de amor y afecto por su cría, sin otras connotaciones.

Foto Ser Padres

Con información de La Vanguardia

[relativa]

 

Maluma planta beso en la boca a su mamá y enciende las redes socialesMaluma planta beso en la boca a su mamá y enciende las redes socialesCabe señalar que Maluma expresa constantemente lo importante que es la familia en su vida

Los memes del beso entre actores de Deadpool y SpidermanLos memes del beso entre actores de Deadpool y SpidermanEl momento fue captado por las cámaras y fue compartido en redes sociales, en donde ya circulan memes de ambos actores

Maluma besa en la boca a participante de La Voz… MéxicoMaluma besa en la boca a participante de La Voz… MéxicoLaura Pausini y Jacqueline Bracamontes se mostraron sorprendidas por el atrevimiento del artista

       

Visitas:


Entretenimiento