Lunes, 18 de Junio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete

Economía

Desarrolla INIFAP variedad mejorada de tamarindo

Economía   /   
 Sábado, Junio 2, 2018

Tiene características especiales para el trópico seco del Pacífico Centro de México

Como resultado del plan estratégico agrícola impulsado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó la variedad mejorada de tamarindo “Colima 204”, con características especiales para el trópico seco del Pacífico Centro de México.

Especialistas del Instituto señalaron que esta nueva variedad se encuentra en proceso de adopción por los productores de algunas regiones de los estados de Colima, Jalisco Michoacán y Nayarit, y entre sus propiedades destaca la precocidad y productividad en comparación con el tamarindo criollo.

Asimismo, con la adopción de esta variedad en altas densidades de plantación (158 a 185 árboles hectáreas) y con irrigación, el productor podrá duplicar o triplicar el rendimiento promedio en los primeros 10 años de edad del huerto, indicaron los investigadores.

Al octavo año, precisaron, es factible obtener un rendimiento superior a las 15 toneladas por hectárea, mientras que el testigo tipo criollo produce alrededor de siete toneladas.

En el sistema tradicional se emplean 100 plantas por hectárea, en tanto que con plantas injertadas son 158 plantas.   

Lo árboles son vigorosos, de aspecto compacto, con ramas largas y flexibles, y producen, por unidad, de uno a cuatro frutos por racimo, con un peso aproximado de 32 gramos, del cual 50 por ciento corresponde a su pulpa comestible. El fruto contiene en promedio 7.5 semillas.

Cabe señalar que en las zonas del trópico seco del Pacífico Centro de México  se cultivan alrededor de cinco mil 200 hectáreas de tamarindo.

La mayoría de los huertos están establecidos con plantas originadas a partir de la semilla, por lo que existe una marcada heterogeneidad en forma y tamaño de frutos, así como en rendimiento y en alternancia de producción.

El rendimiento promedio en la región con los tipos criollos es de seis toneladas de fruta por hectárea y, hasta hace pocos años, no existían variedades seleccionadas de este frutal en México, aseguró el Instituto.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo