Miércoles, 12 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Nación

Pensiones les permiten a ex presidentes vivir tranquilos y sin mover un dedo

Nación   /   
 Lunes, Abril 16, 2018

Un sector de la sociedad asegura que los ex presidentes no se merecen la pensión porque no hicieron un buen trabajo durante sus sexenios

Las pensiones que reciben los ex presidentes cubren todas las necesidades económicas de una persona con un alto nivel de vida y les permiten darse hasta algunos lujos.

Los ex presidentes tienen a su servicio una larga lista de asesores, escoltas, y servicios de todo tipo para que no muevan un dedo durante el resto de su vida.

Un sector de la sociedad asegura que los ex presidentes no se merecen la pensión porque no hicieron un buen trabajo durante sus sexenios.

Las cifras de las pensiones presidenciales van y vienen y se desconoce el monto exacto de lo que cada ex presidente percibe, porque se van actualizando las cifras según las variables económicas.

En un artículo que publica Óscar Armando Herrera Ponce en el portal SDPnotiicas se indica que los ex presidentes reciben 200 mil pesos mensuales y que tienen toda una corte de empleados que les facilitan cuando quieran mientras vivan.

“Adicionalmente, les pagamos sus seguros de vida y de gastos médicos mayores, a ellos, a sus esposas y a sus hijos. Digo, hay que cuidarlos, no vaya a ser que luego hasta tengan que utilizar su pensión para pagar alguno de sus gastos”.

Los ex presidentes gozan de protección de personal especializado con cargo al erario y los privilegios que se les destinan ni siquiera ha sido tratado en el Congreso.

“Resulta que el tema no se encuentra legislado, sino que únicamente se sustenta en un Acuerdo presidencial que comenzó Luis Echeverría Álvarez y que después amplió Miguel de la Madrid Hurtado. Y por eso cada mandatario vuelve a firmarlo, para no romper la cadena de beneficios”.

El articulista Óscar Armando Herrera Ponce asegura que no se trata de dejar en el desamparo a los ex presidentes, sino de reglamentar sus derechos.

“Para su opinador, resultaría justo que sí cuenten con una pensión, no del monto actual, pero sí que se reglamente lo que corresponda, y eso sí, que tengan derecho a ella hasta que lleguen a edad de retiro, como todos los mexicanos, pues hay casos extraordinarios, como el de Carlos Salinas de Gortari que a los 46 años de edad ya era ex presidente, o el de Luis Echeverría Álvarez, que aún vive y ya tiene 42 años con la pensión”.

“Sucede que si se vuelven ex presidentes todavía en las décadas de los cuarenta o cincuenta años de edad, es perfectamente factible que continúen trabajando, como cualquier persona de este mundo”.

En el texto de Óscar Armando Herrera Ponce se indica que los ex presidentes son personajes con mucha experiencia y que pueden incluso continuar trabajando en el área en la que son especialistas.

“Además, un ex presidente es una persona con altísima experiencia en múltiples temas, así que sin problema puede producir y contratarse en los máximos niveles públicos y privados del mundo. Le aseguro que con la información que conocen y con la experiencia que poseen, para algo bastante bueno les alcanza”.

“Así que adelante con una pensión razonable en su edad de retiro y con la seguridad del Estado durante los años necesarios, pero nada más. Ojalá lo legislemos pronto, para que cualquier gusto, privilegio o comodidad que deseen, pues que la tengan, pero pagada de su bolsillo, con el dinero producto de su trabajo”.

Crédito de la foto

Tamaulipas en la Red 

   


Visitas:


Encuesta