Domingo, 24 de Junio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete

Sociedad

Propietaria de la cafetería de Tepoztlán muestra lo que realmente pasó

Sociedad   /   
Mayra Guarneros  |
 Martes, Febrero 20, 2018

Con la publicación, también compartió un par de videos en los que se ve a dos de las empleadas corriendo a golpes al grupo de amigos, que fue el que desató la polémica.

Tras la publicación de los videos en donde se ve a los empleados del lugar corriendo a un grupo de amigos, la dueña del sitio aclara la situación y muestra los videos de la cámara de seguridad

Ayer se publicó únicamente la versión de los afectados, sin embargo Natalia Rey, propietaria de Cardamomo, explicó la otra parte de los hechos, en la que aclara que sus empleados no corrieron al grupo de amigos por discriminación.

El día de ayer en diversos medios de comunicación, incluido e-consulta, se publicó la historia de una chica llamada Daniela Bedder, quien por medio de su perfil de Facebook relató cómo los habían corrido a ella y sus amigos de la Tetería Cardamomo de Tepoztlán.

En el mensaje compartido por Daniela, relata que los empleados de Cardamomo los corrieron en cuanto vieron que dos de sus amigos hombres se tomaban de la mano y se besaban. Por lo anterior, el lugar fue señalado de intolerante y homofóbico y en redes sociales fue duramente criticado.

Con la publicación, también compartió un par de videos en los que se ve a dos de las empleadas corriendo a golpes al grupo de amigos, que fue el que desató la polémica.

Al enterarse de lo que estaba sucedieron en torno a Tetería Cardamomo, Natalia Rey, propietaria del lugar se disculpó y narró su versión de los hechos mediante su perfil de Facebook, donde explica que el grupo de amigos no fue corrido del lugar por encontrarse un apareja gay entre ellos, sino porque iban ebrios e ingresaron al local con bebidas ajenas a Cardamomo, razón por la que una de las empleadas les pidió que se retiraran.

En el video no se ve que la actitud de la empleada sea agresiva, incluso después de que el grupo de amigos salió del establecimiento uno de ellos volvió y ocupó el baño sin que nadie de impidiera el acceso.

 

Una vez que salió del baño, una de las empleadas se le acercó para cobrarle $5 por haberlo ocupado, lo cual indignó al chico, quien hizo que el resto de sus amigso regresaran al local y fue entonces que se desató la trifulca. 

 

 

La dueña del lugar no justificó la violencia con la que actuaron sus empleadas, pero negó que el grupo de amigos haya sigo corrido del lugar por homofobia o discriminación.

*Video tomados de la página SoyHomosensual.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo