Domingo, 23 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Obra de Paisano en Tonantzintla es ilegal, afirma el Centro INAH

Sociedad   /   
 Martes, Febrero 20, 2018

Está en proceso de dictamen y para ello se contemplarán no sólo los elementos técnicos del puente sino los valores sociales, históricos y culturales de la comunidad

Sergio Mastretta / Mundo Nuestro

La obra que realiza el Ayuntamiento de San Andrés Cholula en la plaza de Santa María Tonantzintla está suspendida por el INAH desde el mes de enero, no tiene el aval del Instituto, así que su continuación por parte del gobierno de Leoncio Paisano está fuera de la ley.

Esa es la postura del centro INAH quien afirma a Mundo Nuestro y e-consulta que la obra está en proceso de dictamen y que para ello se contemplarán no sólo los elementos técnicos del puente sino los valores sociales, históricos y culturales de la comunidad.

 

Esta declaración del Centro INAH en Puebla se produce luego de que Mundo Nuestro y e-consulta recibiera de la dependencia un memorándum a la Coordinación de Monumentos Históricos del Instituto elaborado por el Arqueólogo Eduardo Merlo Juárez en el mes de enero, como respuesta a la solicitud por escrito de información sobre la actuación del Centro en el caso de las obras que el municipio de San Andrés Cholula realiza desde el mes de noviembre de 2017 y que ha provocado una seria tensión en la comunidad, sobre todo a raíz de la destrucción del reloj y el puente existentes en el centro de la plaza y frente al templo de Santa María. Un conflicto que lleva como aderezo la intención del gobierno estatal de convertir en Barrio Smart, dentro de la propuesta conocida como Smart City, al pueblo de Tonantzintla.

En un memorándum con fecha del 17 de enero de 2018 –del que este reportero tiene la copia solicitada, y que aquí publicamos junto con el reporte elaborado por la arqueóloga Fabiola Moreno Hernández, comisionada por la dependencia para el caso--, el arqueólogo Eduardo Merlo Juárez, Coordinador de la Sección de Arqueología del propio Instituto, solicita al Arq. Martín Limón Osorio, coordinador de Monumentos Históricos que “no se otorgue el permiso y que se solicite al jurídico lo que convenga por la demolición del puente”.

Eduardo Merlo Juárez, y en base a lo reportado por Fabiola Moreno, afirma en ese memorándum que el puente demolido era al menos una construcción del siglo XIX y que la demolición se llevó a cabo en contra de lo acordado con el INAH y “bajo la premisa absurda” por parte del ingeniero Rufino García Contreras, responsable de la obra en el sentido de que “ahí no se obedecía más que al presidente auxiliar y a la comunidad”.

Antes de reseñar el reporte realizado por la Arqueóloga Moreno Hernández presentamos una serie de fotografías que dan cuenta de cómo, al día de hoy, y a pesar de la suspensión de la obra por el INAH, el ayuntamiento de San Andrés Cholula continúa con las obras en la plaza de Tonantzintla.

El reporte de la Arqueóloga Fabiola Moreno Hernández

Elaborado un par de días después de la demolición del puente y la torre del reloj en Tonantzintla, el reporte se refiere al trabajo de supervisión de la obra denominada “Rehabilitación de la Explanada de Santa María Tonantzintla”, con el objetivo específico de la reubicación de la torre del reloj, una acción que sí fue avalada por el Instituto. El trabajo de inspección de la arqueóloga se realizó entre los días 1 y 6 de diciembre de 2017 y está descrito con detalle en el reporte. Se expone en él que la empresa no respetó el acuerdo de supervisión y realizó dos pozos en la zona del reloj sin la presencia de la arqueóloga y que fueron excavados con una retroexcavadora sin la supervisión arqueológica correspondiente. El reporte denuncia también que el trabajo no se terminó “a consecuencia de los problemas surgidos y de la falta de pago” por parte de la empresa y como se acuerda con el INAH para los trabajos de excavación en zonas arqueológicas.

El reporte destaca que la dependencia informó a la empresa constructora que el puente fue construido posiblemente en la época colonial o en el siglo XIX y le expuso enfáticamente que no se podía demoler ni alterar. Se informa claramente que de ello fueron enterados tanto el responsable de la obra, el Ing. Rufino García Contreras como el responsable de Obras Públicas del Ayuntamiento de San Andrés Cholula (Roberto González Tzontecmani). Sin embargo, la empresa constructora demolió la torre del reloj y el puente sin dar previo aviso a la arqueóloga comisionada “aun a sabiendas que el puente no debía ser lastimado ni mucho menos destruido, esto debido a que se trataba de una construcción histórica.”

Destaca el reporte que ninguna de las actividades realizadas hasta ese momento ha contado con la supervisión arqueológica. Ello además de la actitud burlona de Rufino García Contreras contra la arqueóloga Fabiola Moreno Hernández y su negativa a obedecer los lineamientos impuestos por el Instituto.

El reporte termina con la conclusión de la destrucción del puente contraviene la protección que se debe dar a los monumentos de la etapa virreinal y del siglo XIX.

Aquí la copia completa del reporte:

 

 

 

 

 

Lo que sigue

Funcionarios del Centro INAH Puebla sostienen que el dictamen está en proceso. La continuación de la obra a lo largo de las últimas semanas –aquí mismo una galería fotográfica que lo prueba--, obliga a la intervención del jurídico del Instituto.

   


Visitas:


Encuesta