Jueves, 16 de Agosto de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Seguridad

Prostitución, maltrato y hacinamiento padecen internas en Puebla

Seguridad   /   
Efraín Núñez  |
 Miércoles, Febrero 14, 2018

La CNDH halló 18 anomalías y violaciones a los derechos humanos de las reclusas en los Ceresos de Puebla, Tehuacán y Cholula

Las áreas femeniles de los centros de reinserción social de PueblaTehuacán y Cholula registran hasta 18 anomalías y violaciones a los derechos humanos, según lo asienta la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en un estudio y recomendación hechos a 72 penales del país.

Hacinamiento de hasta el 81.48 por cientoprostitucióndeficiencias en la atención médicaalimentación y en la prevención de las adicciones de las internas, falta de personal técnico especializado en criminología, sin separación del área varonil, así como maltrato físico y psicológico, entre otros, detectó la CNDH en las tres cárceles de la entidad.  

El organismo subraya que las irregularidades subsisten desde 2013, lo que demuestra que los gobiernos federal y estatales no han realizado acciones efectivas para dar cumplimiento a las propuestas referidas en un primer informe emitido ese año.

Penales de Puebla con 18 recomendaciones

En el informe se destaca que los tres penales de la entidad que fueron escogidos para el estudio registran hasta 18 anomalías en detrimento de las internas.

Se ubican solo por debajo de los centros regionales de Reinserción Social de Chilpancingo y de Acapulco, ambos ubicados en el estado de Guerrero, con 21 y 20 irregularidades, respectivamente.

Con 19 fallas se encuentran el Centro Preventivo y de Readaptación Social Santiaguito, en Almoloya de Juárez, en el Estado de México y el Centro de Internamiento Femenil de Tanivet, Tlacolula, en Oaxaca.

Con 18 violaciones detectadas también están los penales de EcatepecNezahualcóyotl, Bordo de Xochiaca y el de Tlalnepantla de Baz, en el Estado de México, así como el de Reynosa (Tamaulipas), el de Mazatlán (Sinaloa) y el de Coatzacoalcos (Veracruz).

Cholula registra hacinamiento del 81.48 por ciento

La CNDH subraya que el dormitorio femenil del Centro de Readaptación Social de San Pedro Cholula tiene una capacidad para 27 internas, sin embargo había 49 al momento del estudio, por lo que se registra un hacinamiento del 81.49 por ciento.

Por su parte, la sobrepoblación en el Centro de Reinserción Social de San Miguel es del 51.06 por ciento, pues tiene una capacidad para 235 internas pero hay 355.

Adicionalmente, en los tres penales no existe una separación por situación jurídica ni clasificación, mientras en el de Cholula no hay una estricta separación entre hombres y mujeres.  

En el penal de San Miguel hay maltrato y prostitución

La CNDH confirmó que en el penal de San Miguel se registran golpesamenazashumillación y discriminación por parte de personal del centro en contra de las internas.

En el Centro de Reinserción Social de Tehuacán las internas han sufrido humillaciones y discriminación y en el de San Pedro Cholula humillaciones.

De los tres penales de Puebla incluidos en el estudio de la CNDH en el de San Miguel las internas encuestadas reconocieron que se practica la prostitución, aunque no se detalla el tipo.

Menores de edad viven con sus madres internas

En los tres penales visitados en Puebla está permitido que las internas tengan a sus hijos hasta los tres años de edad.

No obstante, en estos centros no se brinda apoyo para que los menores accedan a los servicios de guardería y educación básica.

En materia de salud el penal de San Miguel carece de pediatra, en tanto que las internas refirieron que no reciben atención ginecológica, además de que los medicamentos son insuficientes y la atención médica es mala.

Por si fuera poco la médica sólo verifica el estado de salud de las internas una vez a la semana.

Por su parte, el penal de Tehuacán carece de personal médico y recibe apoyo de los médicos generales del área varonil, en tanto que las internas mencionaron que no se les imparten cursos de planificación familiar ni se les proporcionan anticonceptivos.

En el Centro de Reinserción Social de Cholula el área femenil comparte los servicios de los médicos generales del área varonil, por lo que carece de atención ginecológica.

Asimismo, las internas manifestaron que no se realizan campañas de detección de cáncer cérvico-uterino y de mama, no se imparten cursos de planificación familiar ni se proporcionan anticonceptivos, además de la escases de medicamentos.

En los tres centros de reinserción social carecen de programas sociales para el tratamiento de la desintoxicación.

Falta de capacitación y de personal especializado

En el penal de Tehuacán el director no ha recibido capacitación en materia de derechos humanos y prevención de la tortura, además de que carece de experiencia en el cargo que desempeña y desconoce el funcionamiento del establecimiento.

Algo similar ocurre en el penal de Cholula donde las directoras no han recibido capacitación en materia de prevención de la tortura y manejo de conflictos.

En ambos centros no se emiten informes sobre el resultado de las visitas de supervisión y los recorridos de inspección son realizados al interior de los establecimientos por parte de las autoridades superiores y personal directivo del propio centro.

En tanto, en el penal de San Miguel no se hace constar por escrito la comparecencia de las internas ante el Consejo Técnico Interdisciplinario, además de que se registra asilamiento hasta por 30 díasrestricción de visita familiar e íntima y comunicación telefónica para las internas.

Asimismo, en los penales de Cholula y Tehuacán solo hay entre uno y cuatro elementos custodios femeninos por turno.

Los penales de Tehuacán y Cholula carecen de personal técnico exclusivo para las internas, por lo que reciben apoyo del personal del área varonil.

El de San Miguel carece de personal de psicologíacriminologíapedagogíatrabajo sociallaboraleducativo deportivo.

Restricciones para visitas de amigos, familiares e íntima

La CNDH identificó que en el penal de Cholula los requisitos para la visita familiar e íntima de las internas son excesivos y difíciles de cumplir.

En los penales de San Miguel y Tehuacán los teléfonos no permiten realizar llamadas a números gratuitos, mientras que a algunas internas en el primero de estos centros se les prohíbe la visita familiar.

De igual forma, los tres penales carecen de modificaciones y adaptaciones para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad física.

***

C. Rodolfo Ruiz Rodríguez

Director General de e-consulta

Presente.

Le envío un atento saludo y me dirijo a usted a fin de hacer las siguientes precisiones, con relación a la nota intitulada: “Prostitución, maltrato y hacinamiento, padecen internas en Puebla”, publicada en la edición del 14 de febrero del año en curso, en el portal que dignamente dirige.

Lo anterior en virtud de que el tratamiento de la nota maneja datos de 2014 como si fueran actuales, lo cual confunde a sus lectores y demerita el trabajo realizado en la presente administración.

 

El propio estudio al que hacen referencia, señala que llevó a cabo, “durante los meses de febrero y marzo del 2014, servidores públicos de la Comisión Nacional, apoyados por personal de los organismos públicos de derechos humanos de diversas entidades federativas, efectuó visitas de supervisión… (sic).

 

Al respecto le informo que la presente administración penitenciaria es respetuosa, en todo momento, de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad. Asimismo, ha reforzado el tratamiento básico de las internas, ofreciéndoles trabajo, capacitación, educación, salud y deporte, en el marco de las leyes y lineamientos que asisten a sus derechos. Es preciso señalar que cuentan con tres comidas al día, mismas que son suficientes y de calidad, al respecto no se ha recibido hasta el momento queja alguna.

 

En cuanto a la población femenina de los centros penitenciarios en Puebla ascendió a 406 personas durante 2017 y actualmente es de 403 mujeres en reclusión, mientras que en 2016 eran 470, por lo que es falso que en la actualidad se haya incrementado su número o exista sobrepoblación.

 

Los centros penitenciarios que se señalan en la nota, cuentan con una  sección femenina, separada del resto de la población, en cumplimiento cabal del criterio de clasificación- ubicación de las personas privadas de la libertad, que es su separación por sexo.

 

Finalmente, pueden recibir visita íntima y en las audiencias que se atienden constantemente por parte de las autoridades de los centros penitenciarios, tampoco se ha recibido queja alguna al respecto.

 

Sin más a tratar en esta misiva, solicito la publicación correspondiente conforme al Derecho de Réplica que nos asiste y al de Información de sus lectores, de conformidad con el artículo 15 de la Ley Reglamentaria del Artículo 6, párrafo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

 

Atentamente,

H. Puebla de Z. a 15 de febrero de 2018

Libya M. Carrillo Romero

Encargada de Comunicación Social de la SSP del Gobierno

del Estado de Puebla

Cómo sobrevivir 2 mil 617 días en el Cereso de San MiguelCómo sobrevivir 2 mil 617 días en el Cereso de San MiguelPedro está muy cerca de su libertad, ya con un recorrido de más de 2 mil días en la prisión, por lo que cometer un error es un lujo que no puede darse

Casitas para sexo dejan 20 mil pesos diarios en el CeresoCasitas para sexo dejan 20 mil pesos diarios en el CeresoUn interno del Cereso de San Miguel,apodado El Cachibombo, cobra las rentas de la zona donde el pasado sábado fue apuñalada una mujer

   


Visitas:


Encuesta