Jueves, 16 de Agosto de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Universidades

México debe dar certidumbre a inversionistas extranjeros, plantean

Universidades   /   
 Martes, Enero 23, 2018

Señalan que el país debe diversificar sus mercados y aprovechar la experiencia que ha obtenido con el Tratado de Libre Comercio por 23 años

Independientemente de los resultados que se obtengan con respecto a la continuidad de Tratado de Libre Comercio con América del Norte, principalmente con los Estados Unidos, México debe diversificar sus mercados y aprovechar la experiencia que ha obtenido con este acuerdo por 23 años, señaló el Mtro. Derzu Daniel Ramírez Ortiz, profesor investigador de la Licenciatura de Relaciones Internacionales de la UPAEP.

Asimismo advirtió que México debe proyectar una imagen a la comunidad internacional de ser un país que está fortalecido en diferentes ámbitos “que es una nación segura para llevar adelante inversiones e intercambios comerciales, que promueve la defensa de los derechos humanos, que lleva a cabo una lucha frontal contra la corrupción y que tiene bases sólidas para garantizar certidumbre a los inversionistas extranjeros”.

El Mtro. Derzu Ramírez, manifestó que el Tratado de Libre Comercio es importante para la economía de México en cuanto a la generación de empleos, ya que muchas de las empresas extranjeras provienen de esta área geográfica. “Más del 50 por ciento de la inversión extranjera directa proviene de Estados Unidos y Canadá, por lo cual, una posible cancelación del tratado, traería efectos bastante negativos para el país”.

Enfatizó que el principal reto para el próximo presidente de México es llevar a buen puerto las renegociaciones de Estados Unidos con México, “ya que es posible que estas renegociaciones ya no se alcancen a finalizar dentro del sexenio de Enrique Peña Nieto y se extiendan para el próximo gobierno de mexicano”.

Reiteró que los negociadores del Tratado de Libre Comercio deben buscar la modernización de este tratado, pero al mismo tiempo, tienen que asegurar que el TLCAN “sigue siendo una pieza internacional, una pieza jurídica que asegure la reciprocidad y la igualdad jurídica entre los tres miembros y rechazar cualquier demanda que proponga el gobierno de Estados Unidos hacia México y que sea inaceptable”.

Por su parte, la Lic. Nora Arroyo Carrasco, Directora de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la UPAEP, manifestó que no se debe perder de vista la relación que está teniendo Estados Unidos con América Latina. Agregó, “México, aunque pertenece a América del Norte y está dentro del Tratado de Libre Comercio, es un país latinoamericano y en su primer año de gobierno, el presidente Trump se ha referido a México de manera reiterativa. Y ahora está incluyendo a los países de Haití y El Salvador”.

Indicó que existe un programa de protección temporal que el gobierno de los Estados Unidos puso en marcha a partir de 1990 para todos aquellos países que sufrieran guerras o desastres naturales, y la población se viera en la necesidad de emigrar. “Estados Unidos, hay que reconocerlo, abrió las puertas bajo este programa conocido como TPS (Estatus de Protección Temporal, por sus siglas en inglés), programa que aceptaba a ciudadanos del El Salvador, Haití y de algunos países africanos, sobre todo Sudán, para que pudieran entrar bajo condiciones muy especiales de revisar perfectamente bien el estatus de cada persona para que obtuvieran su permiso para vivir y trabajar en los Estados Unidos”.

Advirtió que de esta situación en que se encuentran salvadoreños y haitianos en los Estados Unidos, México corre el riesgo de que “varios de estos ciudadanos se queden en nuestro país, y varios de ellos pertenecen a grupos delincuenciales que pueden crear problemas al interior de nuestra nación”.

Y ahora, en la era Trump, el gobierno norteamericano ha señalado que este programa (TPS) ha llegado a su fin para los haitianos y que tienen 18 meses para que regularicen su estatus dentro del país o tengan que abandonarlo, “estamos hablando de alrededor de 57 mil 800 haitianos que están bajo la protección de este programa; pero también el gobierno norteamericano dio a conocer que los salvadoreños que también estaban bajo este programa de protección, deberán salir del país o arreglar su estatus de permanencia”, apuntó la Lic. Nora Arroyo.

En su intervención la Dra. Mónica Trujillo, profesora de Relaciones Internacionales de la UPAEP, indicó que entre la relación bilateral de Estados Unidos y México, se puede hablar de una mínima colaboración en donde “sólo se está abordando el tema de la negociación del TLCAN, migración, la sociedad civil de ambas naciones proponiendo opciones y desacuerdos, pero todo se está realizando en el campo de la política exterior, es lo que podemos observar en este primer año de la administración de Donald Trump. Estados Unidos ha mostrado un mínimo interés de colaboración con el mundo y de manera marcada con México, humillándolo básicamente; ha mostrado una lejanía con sus aliados tradicionales”.

La Dra. Trujillo López reiteró que el gobierno mexicano también debe diversificar y proponer nuevas propuestas en su política exterior, “porque se puede ver la lentitud como están actuando, no están haciendo un trabajo contundente en política exterior y sólo se les ve muy concentrados en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio”.

Subrayó que durante el 2018, Estados Unidos continuará con su política de mínima colaboración con México en temas muy puntuales, podremos observar el desarrollo de una diplomacia más a nivel personal, en donde los canales institucionales tienen poca participación en las negociaciones como el TLC, situación que debilita su función como tal.

Comentó que en Donald Trump podemos encontrar a un personaje polémico, racista e impredecible de cierta forma, que limita el accionar de las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos y con el resto del mundo.

   


Visitas:


Encuesta