*

Los albatros, símbolo inequívoco de paz y tranquilidad en el mar

“Uno se da cuenta que avanza con rapidez rumbo al este, cuando ves que el sol se pone a la 1 pm., y amanece de nuevo a las 9 pm.” Tal impresión han compartido los tripulantes del bote del ALZÓ NOBEL TEAM, durante su travesía a toda vela con rumbo Norte-este.

Signo inequívoco de que la violencia de los mares del sur viene quedando atrás cuando comienzan a aparecer en el horizonte y volando muy bajo, rozando con su plumaje las olas del mar, los alabastros, signo de la paz y tranquilidad de la mar océano. Es por ello, que la Volvo Ocean Race carrera de Veleros que recoge los mares para dar la vuelta completa al globo terráqueo; sus participantes , controladores y organizadores han seleccionado a un simpático alabastro como mascota oficial de la carrera. Su nombre: “Wisdom” y es conocido por ser el alabastro más viejo del mundo. Estas aves acompañan a barcos y botes veleros al acercarse a las costas.

**“Wisdom”, el simpático Alabastro, mascota de la regata de Veleros alrededor del mundo

Seis de los 7 botes se encuentran ahora (01-12-180 ya en el hemisferio Norte, y si nos preguntamos: ¿Cuál es la diferencia más notable con el Sur? La respuesta es: calor y menor fuerza de los vientos. Los veleros van con proa a Hong Kong.

A los navegantes, intrépidos practicantes de este rudo y desafiante deporte, les encanta, con los medios actuales de RsSs recibir correspondencia vía e-mail y dar respuesta “resulta muy estimulante en especial cuando se trata de vencer el cansancio o se requiere de un espíritu de vida para enfrentarse a lo que se avecina”.

Y, en eso en estimularlos, estamos. Se acerca ya el final de la etapa IV habiendo partido de Melbourne, Australia y con meta en el puerto de Hong Kong.

El velero del equipo MAPFRE, triunfador de la etapa 3 que finalizó en Melbourne,  Australia

Los bellos alabastros, símbolo de la quietud y tranquilidad de los mares cuando ya está cerca la costa

Un hermoso alabastro, seguido de un colega vuelan, en la foto enmarcados en la estructura de un velero

Así van en fila, simulando una serpiente marina que se desplaza por los mares

La bahía del bello puerto de Hong Kong, nuevo destino de la VOLVO OCEAN RACE