Martes, 17 de Julio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete

Seguridad

Perros y ratas devoran vivos a dos en barranca de El Conde

Seguridad   /   
Alberto Melchor  |
 Domingo, Diciembre 10, 2017

Vecinos de la Privada San Pedro se percataron de este hecho gracias a que uno de los dos hombres, aún con vida, comenzó a gritar

El cadáver de un hombre desmembrado presuntamente por la fauna, así como uno más que era comido vivo por perros y ratas, fueron rescatados del fondo de una barranca en San José El Conde, ubicado en los límites de Puebla y Tlaxcala, sin que hasta el momento se conozca cómo fue que llegaron ahí.

Vecinos de la Privada San Pedro se percataron de este hecho gracias a que uno de los dos hombres, aún con vida, comenzó a gritar pidiendo ayuda desde el fondo de la barranca, por lo que dieron aviso al 911 para que enviaran a personal de rescate.

Elementos de la Policía Estatal a bordo de la patrulla PE-437 llegaron hasta el lugar en donde los vecinos de inmediato indicaron la zona desde donde provenían los llamados de auxilio, confirmando que se trataba de un hombre, de aproximadamente 30 años de edad.

Con ayuda de Protección Civil, se implementó el rescate de esta persona, la cual tenía severas lesiones, por lo que al momento de extraerlo del fondo de la barranca ya no presentaba signos vitales.

Durante la revisión por parte de paramédicos del SUMA en las ambulancias 089 y 087, se asentó que la víctima no tenía una oreja, presentaba mordeduras en todo el cuerpo –posiblemente hechas por perros y ratas– y el cuero cabelludo comenzaba a desprenderse, evidenciando que fue atacado vivo.

En la misma zona de la barranca pero con unos metros de diferencia, se encontró un segundo cuerpo –presuntamente de un hombre–, el cual presentaba lesiones aún más graves que las del primer sujeto, además de que ya había muerto al momento de ser hallado.

Este segundo cadáver, según información oficial, estaba desmembrado de las extremidades y tenía el resto del cuerpo carcomido, además de que algunas partes del cadáver no estaban en el lugar del hallazgo ya que de acuerdo con los vecinos, pudieron haber sido arrastradas por las jaurías de perros de la zona.

Hasta el momento, no existen datos de identificación o de investigación policial que permita relacionar ambos cuerpos, por lo que se espera que una vez conociendo las identidades de las víctimas se pueda determinar cómo fue que llegaron al fondo de dicha barranca.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo