Sábado, 17 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Potenciar tesoro milenario de la gastronomía mexicana, reto culinario

Sociedad   /   
 Sábado, Noviembre 18, 2017

Nuestros ancestros eran fuertes, pues su alimentación consistía en vegetales y granos. Ellos no se ponían a pensar en las calorías. Hoy en día lo hacemos y eso forma parte de nuestra vida: Mónica Orduña

Hablar sobre la cocina ancestral mexicana, desde la perspectiva antropológica, tiene una gran connotación en el ámbito turístico y gastronómico, no sólo a nivel nacional sino también internacionalmente, comentó la Dra. Ivonne Tapia Villagómez, directora del Departamento de Ciencias Sociales en la inauguración de la Tercera Galería Turística y Gastronómica Tríada ancestral: chile, maíz y frijol realizada por la Licenciatura en Administración Turística y de la Hospitalidad de la IBERO Puebla.

Esta tercera edición tuvo a bien la realización de un conversatorio en el que participaron la Dra. Mónica Orduña Sosa, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quien señaló que la base de la cocina mexicana es sin duda alguna, el maíz. “Hoy en día, esta tríada está en tendencia, ya que el frijol y el maíz son elementos libres de gluten. En la cocina mexicana ocupamos productos funcionales que ayuden al organismo”.

Bajo esta nueva preferencia entre turistas extranjeros y nacionales, la Dra. Mónica Orduña comentó que trabajar con la parte cultural en el ámbito de la cocina es un punto importante, pues es un elemento crucial en la difusión y consumo de productos ancestrales.

“Fomentar la cocina ancestral, la cual va desde las técnicas y formas de elaboración, permitirá una mejor promoción y aprendizaje a nivel internacional, lo que hará que los extranjeros se interesen más por nuestra cultura y sus platillos mexicanos”.

Por su parte, la Mtra. Paola Vera Báez, académica de la UPAEP, trató la importancia de saber que la cocina mexicana fue declarada como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencias y la Cultura (UNESCO). “El patrimonio cultural y culinario es importante, pues es una realidad que muy pocas personas se dan cuenta de ello”.

De igual manera, la experta en el tema culinario comentó que la razón por la cual la UNESCO decidió declarar como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad a la cocina mexicana, fue por las infinitas técnicas empleadas para la elaboración de la comida, así como los productos que se usan para ello, tales como el cacao, entre otros.

“Es intangible porque pese a que lo que se realiza, el trabajo que está detrás de la elaboración del platillo es intangible. Debemos recordar que cuando hablamos de gastronomía, estamos haciendo alusión al patrimonio cultural intangible”, expresó la académica de la UPAEP.

Finalmente, la Mtra. Claudia Marín Berttolini, profesora del Departamento de Negocios de la IBERO Puebla, precisó que nuestros ancestros elaboraron y perfeccionaron diversas técnicas en la gastronomía, lo que hizo que hoy en día contemos con una extensa gama de formas de realizar platillos únicos.

“Conocer la historia es parte fundamental para la promoción y difusión de nuestra cocina, lo que nos permite potenciar estos alimentos milenarios no sólo en la cocina mexicana sino también en el ámbito internacional”, puntualizó la Mtra. Marín Berttolini.

Durante esta tercera edición, la comunidad universitaria y público en general pudo degustar platillos mexicanos realizados con esta tríada milenaria, por los alumnos de la Licenciatura en Administración Turística y de la Hospitalidad. Asimismo, se llevó a cabo danzas prehispánicas y exposiciones alusivas al tema.

   


Visitas:


Encuesta