Jueves, 19 de Octubre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Seguridad

Amenazas del crimen organizado inhiben labor de los periodistas

Seguridad   /   
Patricia Méndez  |
 Miércoles, Octubre 11, 2017

Según el Colectivo Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, Puebla se encuentra entre las entidades con más agravios a periodistas

Las amenazas provenientes de células delictivas e incluso de autoridades municipales hacia reporteros han provocado “zonas de silencio” en Puebla, pues los comunicadores han optado por no salir a trabajar o por dejar de escribir de conflictos en materia de delincuencia.

Así lo dio a conocer el Colectivo Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos,que recientemente realizó una inspección en el estado mediante la que detectó situaciones graves en los municipios de Teziutlán, Tehuacán, San Martín Texmelucan, así como en la región del “Triángulo rojo”.

La investigación que la Organización No Gubernamental (ONG) realizó, formó parte del informe“Periodismo mudo” que esta semana fue dado a conocer por el diario digital Reporte Índigo, y en el cual se da cuenta de cómo los periodistas que han sufrido amenazas en algunas partes del país, han optado por dejar de informar.

Por amenazas, reporteros deciden guardar silencio

Claudia Martínez Sánchez, quien es directora del Colectivo, explicó que la situación de Puebla representa alarma para la agrupación, pues se encuentra entre las entidades con más agravios a periodistas.

Dijo que recientemente realizaron una visita a la entidad e identificaron “zonas de silencio” en los municipios que integran el “Triángulo rojo”, los cuales son Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco, Amozoc, Acatzingo y Tepeaca, así como en Teziutlán, San Martín Texmelucan y en la Sierra Norte.

Esto ocurre porque los comunicadores han decidido dejar de salir a trabajar, o bien, ya no escribir sobre temas relacionados con actividades ilícitas, ante las amenazas que han sufrido por parte de los llamados “huachicoleros” o incluso por autoridades municipales de Tehuacán y Teziutlán.

 “Creo que la situación que está viviendo Puebla es de gran preocupación para el colectivo nacional…”, comentó la directora del Colectivo.

Los casos más recientes corresponden a los reporteros  Rodrigo Bustillos de Tehuacan y Miguel Ortega Bonilla de Teziutlán. Éste último fue víctima de un  secuestro exprés, por lo que el caso ya fue atraído por la federación.

En Tehuacán suman más de 20 reporteros que han sido víctimas de amenazas. Entre los agresores se encuentra un regidor de ese municipio, mientras que en San Martín Texmelucan la situación de violencia va a la alza, pues las bandas dedicadas al robo de combustible se trasladaron a esa zona.

Algunas de las estrategias que los comunicadores empiezan a utilizar son las de vestirse como campesinos para pasar desapercibidos para las células criminales, pues en muchos de los casos, son vecinos de los lugares en donde trabajan.

Martínez Sánchez comentó que ya se han establecido “botones de pánico”, principalmente en Tehuacán, sin embargo, comentó que falta mucho trabajo de concientización entre el gremio para que no tomen a la ligera las agresiones de las que son objeto sus integrantes.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo