Viernes, 24 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

15 de junio de 1999, cuando un temblor cambió nuestra vidas

Sociedad   /   
 Miércoles, Septiembre 20, 2017

Parte el alma ver noticias sobre estos temas. Ojalá sólo se moviera la tierra, pero no, no es así, se mueven las emociones, los sentimientos… las vidas

Blanca Patricia Galindo 

Sismo: angustia, tristeza, dolor, miedo, muerte… eso significa para mí, y para la mayoría de la familia, un terremoto como el de hoy, en donde no sólo cruje la tierra, sino que se mueve todo dentro de ti. 

Fue el 15 de junio de 1999 cuando un temblor cambió nuestra vida. En aquella ocasión era mediodía y trabajaba como reportera para El Universal Puebla. Estaba comiendo con una amiga, Lucy, cuando de pronto comencé a ver cómo se movían los adoquines de la calle cual víbora debajo de la tierra. 

Yo, que siempre reacciono fría ante las tragedias, quise salir corriendo del local y un hombre desconocido me abrazó con tal fuerza que no pude llegar a la calle, en donde caían trozos de revocado de la iglesia de la 7 oriente y 4 sur. 

Luego de ir al periódico a reportarme y que me dijeran qué me correspondía cubrir tras el temblor, mis pasos me llevaron al local donde mis abuelos tenían su negocio, en la Maximino Avila Camacho 408, hoy Juan de Palafox. Cuando llegué todo era terrible. En el camino me tocó ver a un hombre muerto en una esquina. 

Inquieta y contrario a mi forma de ser, en lugar de irme a trabajar de inmediato me fui a buscar a mis abuelos. Al llegar, afuera había una ambulancia, estaba todo acordonado y no me dejaban pasar, pero me seguí derecho al ver a uno de mis primos, niño entonces, llorando y con una pantufla de mi abuela en sus manos. 

Sí, era ella, Nieves, se la llevaban en una ambulancia porque sufrió traumatismo craneoencefálico al caerle parte de una marquesina de la vieja casona de “la Maximino”. Todavía iba viva. Tomé a mi primo y me fui a casa de otra de mis tías en la 5 Oriente. Todo era caos. 

Uno de mis tíos estaba en la calle, lo vi y le pregunté lo que pasaba y sólo me dijo: llévate a todos tus primos a tu casa. No sé cómo pero los subimos en un coche y un taxi y los dejé encargados con mi hermana y mi cuñado. Busqué a mi papá y él ya salía hacia el Hospital Universitario

Mi amiga y yo corriendo tras de él y al llegar al hospital sólo oímos gritos de dolor, en ese momento avisaban a sus hijos que mi abuela había muerto… sí, había muerto. 

Mis primos, la mayoría  pequeños, niños, estaban en mi casa y de pronto las caricaturas se cortaron porque entró un informativo en donde dieron a conocer la lista de las personas muertas en Puebla por el sismo. Yo no estaba, pero mi hermana me platica que de pronto los conductores dieron el nombre de mi abuelita y todos mis primos comenzaron a llorar y gritar sin que pudieran controlarlos. 

No había más adultos con ellos, todo estábamos viendo qué pasaría ahora que mi abuela había fallecido. Horas después todos estábamos en la funeraria, como sin creer lo que pasaba, sin asimilar que en tan sólo unos segundos nuestra vida, la de todos, había cambiado, nunca volvería a ser la misma. 

Hoy tolero los temblores, los terremotos, pero mi corazón se “encoge”, duele. Me parte el alma ver imágenes de personas muertas, tendidas en la calle, cuando pasa un temblor, porque de inmediato me remiten a la escena de mi abuela herida. 

Me parte el alma ver noticias sobre estos temas, pero como periodista sé que ése es el trabajo que toca hacer. 

Duele, y duele mucho. Y aprendes a ser solidario, aprendes a ser más sensible y ser más empático con el dolor del otro. 

Ojalá sólo se moviera la tierra, pero no, no es así, se mueven las emociones, los sentimientos… las vidas. 

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo

Multimedia

Exploramos la Deep Web, en el Internet profundo y esto fue lo que encontramos

Entrevistamos a un usuario de la deep web para conocer qué clase de material ilegal se encuentra en el internet profundo. Nos mostró la forma de entrar y como empezar a conocer esta parte de internet desconocido.

Mantener la seguridad en redes sociales personales y colectivas

Haydeé Quijano, instructora en temas de seguridad digital e infoactivismo de la organización SocialTIC platicó con e-consulta respecto a estos temas y nos comentó que lo primero que debemos tomar en cuenta en el mundo de las redes sociales es ¿qué quiero que el mundo sepa de mí?

El voto millennial, el peso de una generación para 2018

Datos y cifras sobre la importancia en las elecciones de 2018 de la generación millennial. Los intereses, gustos que tienen acerca de los posibles candidatos a ocupar el puesto de presidente de la república.

La informalidad laboral crece a un ritmo preocupante en Puebla.

El informe refiere que los 2 millones 037 mil empleados informales en Puebla representan el 73.6 por ciento del total de la Población Económicamente Activa (PEA), tasa superior al 57.2 por ciento que se registró a nivel nacional.