Miércoles, 22 de Noviembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Jenkins era el Carlos Slim de su época, señala Andrew Paxman

Sociedad   /   
 Lunes, Septiembre 11, 2017

El investigador del CIDE y autor del libro 'En busca del señor Jenkins' confirma que el testamento del filántropo señala que su fortuna debía servir para sostener instituciones de caridad, construir hospitales, colegios públicos y establecer centros deportivos

Mayra Guarneros

Aunque William O. Jenkins dejó por escrito en su testamento que toda su fortuna debía ser destinada a la Fundación Mary Street Jenkins (FMSJ) para sostener instituciones de caridad, construir hospitales, colegios públicos y establecer centros deportivos, a 54 años de su muerte la realidad es muy distinta.

Así lo explica Andrew Paxman en una entrevista con e-consulta, investigador del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) y autor del libro 'En busca del señor Jenkins', quien compara la fortuna que amasó el estadounidense con la que posee ahora el empresario Carlos Slim.

No quiso que (su herencia) estuviera en manos de su familia por dos razones. Primero, tuvo cinco hijas y sospechaba que serían blancos de hombres cazafortunas. Segundo, porque como dijo en su testamento (en 1958): “el señor testador… siempre ha tenido la firme convicción de que en bien de sus hijos, los padres no deben dejarles grandes fortunas como herencia, sino más bien enseñarlos y ayudarlos a trabajar para que ellos mismos ganen lo que necesitan, teniendo la creencia el propio señor testador, que nadie, con capacidad para trabajar, debe gastar dinero que no haya ganado por su propio esfuerzo”.

Era un modo de pensar muy típico de la ética protestante del trabajo en el país de dónde salió, Estados Unidos de fines del siglo XIX, agregó.

El patrimonio de esta fundación registrada en Puebla su mudó en abril de 2014 a Aguascalientes, a finales de ese año se trasladó al país de Barbados y en 2016 cambió de nueva cuenta a Panamá, desde donde hoy se administra, fuera de la legislación mexicana para las asociaciones de beneficencia pública.

El patrimonio de la fundación Jenkins ya es herencia de nietosEl patrimonio de la fundación Jenkins ya es herencia de nietosA través de una institución registrada en Panamá, la esposa e hijos del finado Guillermo Jenkins pueden recibir los recursos con los que se creó la Fundación Mary Street Jenkins en Puebla para obras de beneficencia y entrega de becas

De acuerdo con el testamento de William O. Jenkins, al que tuvo acceso Andrew Paxman, en la página 3, capítulo 1, cláusula tercera, Jenkins quiso dar prioridad a los más necesitados y al estado de Puebla en cuanto a obras de beneficencia.

Destaca el punto de los “colegios públicos”, que Jenkins ya apoyaba con donativos a los Centros Escolares, entre ellos el CENHCH, como se asienta en las páginas 402 y 403 del libro “En busca del señor Jenkins”.

Después de su muerte, el nuevo presidente de la fundación, Manuel Espinosa Yglesias, la orientó cada vez más a la educación privada y, con la gran excepción de la UDLAP, a obras afuera de Puebla.

Desde que los descendientes de Jenkins obtuvieron el control en 2002, la FMSJ prestó más atención a Puebla con dos nuevos Clubes Alpha y un donativo al Museo Internacional Barroco, además de seguir apoyando la UDLAP y el Colegio Americano. “Sin embargo, la educación pública todavía queda más o menos ignorada”, señala Paxman.

Respecto a la fortuna que dejó a su muerte, esta ascendía  a 60 millones de dólares. En relación al patrimonio que hoy en día posee la FMSJ “ahora vale entre 720 y 750 mdd. Por lo tanto, estimo que se encuentra entre las cinco mayores fundaciones de México”.

Por lo anterior, según Paxman, la fortuna que poseía en su día William O. Jenkins se puede equiparar (guardadas las proporciones de la época del filántropo a la actual) a la fortuna del gigante de Grupo Carso.

“No hay comparación exacta, ya que México era un país pobre en la época de Jenkins. Pero por el tamaño de su fortuna relativo a otras de ese entonces y por su influencia política, era el Carlos Slim de su época”.

Por cierto, el hecho de que el patrimonio vale tanto, después de hacer donativos por más de 60 años —que probablemente suman a más de 500 millones de dólares— es prueba de la eficacia del modelo sajón de la “Foundation”, del cual Jenkins fue pionero en México, señala el investigador.

En el texto de Paxman, publicado en el año 2016, se desmenuza la historia del filántropo estadunidense que logró construir en nuestro país una red empresarial con la que consiguió amasar la gran fortuna por la que ahora la familia se encuentra en disputa, tras la denuncia de uno de ellos, Guillermo Jenkins Landa, en la que acusa a sus familiares de haberse llevado los millones de la FMSJ a empresas y paraísos fiscales en Barbados y Panamá, lo cual ha dejado a la fundación sin fondos.


Vacían fundación para engordar empresa con bienes de JenkinsVacían fundación para engordar empresa con bienes de JenkinsDespués de que el patrimonio de la Fundación Mary Street Jenkins fue mudado de Puebla a Aguascalientes, después a Barbados y Panamá, hoy figura como el capital de una sociedad anónima

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo

Multimedia

El voto millennial, el peso de una generación para 2018

Datos y cifras sobre la importancia en las elecciones de 2018 de la generación millennial. Los intereses, gustos que tienen acerca de los posibles candidatos a ocupar el puesto de presidente de la república.

La informalidad laboral crece a un ritmo preocupante en Puebla.

El informe refiere que los 2 millones 037 mil empleados informales en Puebla representan el 73.6 por ciento del total de la Población Económicamente Activa (PEA), tasa superior al 57.2 por ciento que se registró a nivel nacional.

¿En dónde se encuentran todos los desaparecidos de Puebla?

La capital de Puebla ocupa el primer lugar en el país entre las ciudades con más personas desaparecidas durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

Sofía, el increíble robot que está "aprendiendo a ser humano"

Con una atractiva sonrisa y una cálida voz Sofía te asegura que la inteligencia artificial es buena para el mundo y trae beneficios a la humanidad.