Jueves, 21 de Septiembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Gobierno

En 10 años aumenta seis veces el cobro de impuestos en Puebla

Gobierno   /   
Patricia Méndez  |
 Jueves, Septiembre 7, 2017

Destacan los servicios de hospedaje, adquisición de vehículos usados, por la realización de juegos y sorteos, así como el Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal

En un periodo de 10 años, el cobro de impuestos en Puebla creció seis veces, al pasar de 496.6 millones de pesos en 2005 a 3 mil 798.1 millones en 2015, lo que arroja una diferencia de 3 mil 301 millones más que ingresaron a las arcas estatales.

Sin embargo, actualmente los ingresos propios del estado no representan ni el 10 por ciento del total de su presupuesto anual, por lo que más del 90 por ciento es de origen federal.

Algunos de los impuestos vigentes en Puebla son el referente a los servicios de hospedaje, el que se cobra por la adquisición de vehículos usados, por la realización de juegos y sorteos, así como el Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, mejor conocido como Impuesto Sobre Nómina (ISN).

A partir de 2012, los recursos que se obtienen a través del ISN son transferidos a un fideicomiso que administra la empresa Evercore-Protego –con carácter privado–, para financiar obras que se contrataron a largo plazo, como el Museo Internacional Barroco (MIB), el Centro Integral de Servicios (CIS) y la plataforma de la ensambladora automotriz Audi.

Aumenta 600% la recaudación de impuestos

De acuerdo con los datos que el gobierno federal presentó en su quinto informe de labores, entre 2005 y 2015 el cobro de impuestos en Puebla aumentó en 665 por ciento, pues pasó de 496.6 a 3 mil 798.1 millones de pesos. La diferencia es de 3 mil 301.5 millones más.

Entre los años de 2005 a 2010, el aumento en la recaudación fue constante y no hubo sobresaltos, pues las cifras fueron las siguientes: 2006 (778.6), 2007 (981.1), 2008 (1 mil 64.6), 2009 (1 mil 17.1) y en 2010 (1 mil 161.3).

No obstante, en 2011 que fue el primer año de la gestión del exgobernador Rafael Moreno Valle, la recaudación de los ingresos tributarios saltó a 2 mil 219.9 millones de pesos, cifra que representa un aumento del 91 por ciento en comparación con 2010 que fue el último año de la administración de Mario Marín.

En 2012 el cobro de impuestos continuó en aumento y sumó 2 mil 736.1 millones de pesos, aunque en 2013 la cifra bajó y se ubicó en 2 mil 691.1 millones. Cabe recordar que en ese lapso fue creado el fideicomiso de Evercore –empresa a cargo de Pedro Aspe Armella, ex secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas–.

En 2014 los recursos registraron un nuevo incremento y la suma fue por 3 mil 614.8 millones de pesos. Un año después, en 2015, estos llegaron a 3 mil 798.1 millones.

Incremento no reduce la dependencia de recursos federales

Aunque el cobro de impuestos creció seis veces en la última década, la dependencia del estado hacia los recursos federales continúa, pues hasta 2015 los ingresos propios, los cuales también contemplan otros rubros como los “derechos” y los “aprovechamientos”,  representaron apenas el 7.9 por ciento del total del dinero con el que contó Puebla, el cual ascendió a 84 mil 600 millones de pesos.

Debe señalarse que ese fenómeno es una constante en las finanzas de las entidades del país, pues todas dependen de los recursos que envía el gobierno federal, ante el bajo porcentaje de recaudación propia.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo