Martes, 19 de Septiembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Salud

Salud con vino, cerveza o pulque brinda bienestar

Salud   /   
Kaleydoscopio  |
 Viernes, Agosto 18, 2017

Estas virtudes de los fermentados las expone el doctor David Duarte, pionero en México de la medicina UNANI

El tomar bebidas fermentadas como vino, cerveza y pulque con moderación (una copa o vaso al día) alcaliniza el cuerpo, lo cual propicia una buena digestión y puede ayudar a evitar enfermedades degenerativas.

Estas virtudes de los fermentados las expone el doctor David Duarte, pionero en México de la medicina UNANI, y agrega que en cambio las bebidas destiladas: tequila, ron, coñac y ginebra, entre otras, tienen un efecto ácido poco o nada saludable.

“Cuando nuestro cuerpo tiende a un pH ácido –explica Duarte-, se favorece una gran cantidad de enfermedades, mismas que pueden evitarse con un pH alcalino.

“La dieta del hombre moderno es alta en azúcares, harinas y lácteos, es decir, en comida que al ser metabolizada provoca un pH ácido en nuestro cuerpo, lo que es la causa real y de fondo de 90% de las enfermedades digestivas y crónico-degenerativas.

“Una dieta alcalina y el consumo de bebidas fermentadas pueden ayudar a revertir este proceso. Mantener el cuerpo con un pH ligeramente alcalino (similar al de la sangre que tiene un pH de 7.45) es la clave para una buena salud.”

A lo largo de la historia, numerosos estudios han demostrado los beneficios del vino (especialmente del tinto) y de la cerveza. Estos beneficios provienen de los llamados polifenoles, sustancias químicas que se encuentran en ambas bebidas y que limpian los residuos dañinos del cuerpo a la vez que reducen inflamaciones.

El vino tinto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, combate la diabetes y la presión arterial alta, entre otros padecimientos.

La cerveza ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares y a mejorar la digestión. Además, ofrece beneficios especialmente importantes para las mujeres a quienes les interesará saber que es un mito la creencia de que engorda: la cerveza es baja en calorías y no contiene azúcar.

La cerveza es fuente de ácido fólico y de vitamina B12 y B6, así como de antioxidantes, por lo que evita el envejecimiento del organismo y su consumo es muy recomendado durante la menopausia.

Aporta fibra y fitoestrógenos naturales, lo que puede prevenir patologías derivadas del descenso de estrógenos propio de la menopausia. De hecho, estudios científicos concluyen que el consumo de fitoestrógenos naturales en la dieta puede llegar a retrasar la menopausia alrededor de dos años.

Por si fuera poco, la cerveza contiene flavonas que tienen un efecto estrogénico pues inhiben la pérdida de masa ósea y estimulan la secreción de calcitonina que inhibe a su vez la resorción ósea, es decir, evitan la osteoporosis.

“Decir salud con un buen vino, una cerveza fría o un pulque, además de delicioso es una sana costumbre”, dice Duarte.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo