*

Martes, 22 de Agosto de 2017     |     Puebla.
Suscríbete

4 tipos de personas que deben pensarlo bien antes de iniciar un negocio

Todo el que haya fundado una empresa saben bien que en principio debes recortar tus gastos

¿Quieres trabajar por tu cuenta? Iniciar un negocio propio ofrece ventajas: no tienes jefe y puedes desarrollar proyectos que te apasionen. Sin embargo, no todas las personas son aptas para este modo de vida y en algunos casos les convendría más trabajar para alguien.

¿Y cómo saberlo? ¿Cómo intuir si estás listo para independizarte? Scott Gerber, un muy joven emprendedor neoyorquino e inversionista, define el perfil de cuatro tipos de personas que deben pensarlo dos veces antes de embarcarse en una empresa propia.

Scott Gerber es un muy solicitado conferencista; y sus opiniones son a menudo citadas por medios como The New York Times, Wall Street Journal, Washington Post, Fortune, TIME, CNN, Reuters, BBC, Forbes, CBS News, Fox News, Inc. y Entrepreneur. Según Gerber, estos son cuatro tipos de personas a quienes les resultará más difícil independizarse.  

Quienes odian arriesgarse. Crear un negocio propio es un riesgo que puede ser controlado por la toma de decisiones inteligentes y calculadas. No obstante, siempre hay peligro de fracasar, y el miedo al fracaso puede dañar a un negocio que está naciendo. “A quienes le tienen aversión al riesgo suele paralizarlos el estrés del 'día a día'; de lo que se va necesitando cotidianamente para hacer crecer su negocio”, remarca Gerber.

Quienes aman su estilo de vida. Todo el que haya fundado una empresa saben bien que en principio debes recortar tus gastos. “Tu tiempo, dinero y recursos estarán comprometidos con tus necesidades básicas y tu negocio. Es todo”, subraya Gerber. Esto puede implicar la necesidad de buscar un apartamento más pequeño y económico; posponer los planes de tener hijos; o cuestiones tan simples como preparar tu propia comida en lugar de comer en la calle. Gerber dice que si no se está dispuesto a hacer esos sacrificios, trabajar para sí mismo puede ser más un sufrimiento que un placer.

Quienes necesitan un sueldo. Las personas que no pueden vivir sin un ingreso fijo, rara vez prosperan como empresarios. “Puede tomar meses ganar tu primer cheque de pago; y eso si tienes suerte”, explica Gerber; y detalla que los pagos para quienes trabajan por su cuenta pueden llegar en flujo, pero también en borbotones: “Hay negocios en los que en dos meses se perciben todos los ingresos del año. Con ese tipo de empresas deberás regular tus desembolsos para mantener la liquidez por el resto del año”.

Quienes necesitan que alguien les marque la dirección. Hay buenos empleados que se vuelven pésimos empresarios; porque hay personas capaces de ejecutar el plan de otros perfectamente, pero carecen de ideas propias o de la actitud requerida para arrancar un negocio. “Incluso quienes sean introvertidos deben ser capaces de establecer la dirección de su empresa, desarrollar su estrategia, y delegar responsabilidades en empleados o contratistas”, postula Gerber.

Scott Gerber es también fundador del Young Entrepreneur Council (YEC). Esta última, es una agrupación de empresarios jóvenes y exitosos, a lo que sólo se puede pertenecer por invitación. Los miembros del YEC provienen de todos los sectores del mercado o la industria, y los unen dos cualidades: ser creadores de cientos de empleos y generadores millones de dólares en ganancias. Los miembros del YEC proveen información a empresarios de todo el planeta para que sus negocios puedan crecer más rápido. (Con información de CBS MoneyWatch) (Twitter: @rolandolino)

 

*** Información publicada en 2013

Tensión Sexual: ni se crea ni se destruye, solo se transformaTensión Sexual: ni se crea ni se destruye, solo se transformaPuede ocurrir en una reunión, en la escuela o en el trabajo. Hay amigos muy cercanos que la experimentan, pero optan por nunca llegar a la cama

Investigadores encuentran una palabra mágica para persuadirInvestigadores encuentran una palabra mágica para persuadirAdmiten incluso que en el concepto hay algo de Dale Carnegie y su clásico libro “Cómo Ganar Amigos e Influir Sobre las Personas” (de 1936)

       

Visitas:


Entretenimiento