Jueves, 21 de Septiembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Ciencia

Los ojos de la UNAM hacia el cielo

Ciencia   /   
Kaleydoscopio  |
 Jueves, Julio 6, 2017

DDOTI es un equipo poco convencional: por el momento tiene dos telescopios que están apuntados a áreas ligeramente distintas en el cielo

La UNAM posee una nueva herramienta de exploración y estudio del cosmos, el proyecto Deca-Degree Optical Transient Imager (DDOTI), arreglo de telescopios que permitirá localizar con alta precisión el lugar en donde suceden los fenómenos más energéticos del Universo.

Instalado en el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, Baja California, como colaboración entre México, Estados Unidos y Francia, busca modernizar la infraestructura del sitio privilegiado para el estudio del cosmos, explica Jesús González González, director del Instituto de Astronomía (IA).

Alan Watson Forster, William Lee Alardín y Yilen Gómez Maqueo, investigadores del IA, presentaron la imagen de la primera luz captada con el equipo, que muestra a detalle algunas de las galaxias que conforman el Cúmulo de Virgo, una región del Universo que contiene alrededor de mil 500 galaxias.

 “DDOTI es un equipo poco convencional: por el momento tiene dos telescopios que están apuntados a áreas ligeramente distintas en el cielo para abarcar el doble del área en cada una de las observaciones”, explicó.

Diseñado para albergar seis telescopios, cuatro de los cuales llegarán en la segunda mitad de 2017 y serán enviados por la NASA, DDOTI ya se encuentra en operación para estudiar las emisiones más energéticas del Universo, como son los rayos gamma, supernovas y ondas gravitacionales.

Cuando esté completo tendrá un campo de visión 120 veces más grande que el tamaño de la Luna, ideal para localizar con exactitud el sitio en donde se genera este tipo de fenómenos astrofísicos, precisó.

DDOTI es un arreglo de telescopios ópticos, es decir, que capta la luz visible, pero tendrá la capacidad de responder de forma rápida y automatizada a las alertas enviadas por los satélites Fermi y Swift de la NASA para encontrar la contraparte en luz visible de los estallidos de rayos gamma provocados por la explosión de una supernova, explicó.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo