Martes, 17 de Octubre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Fuerzan a activista transgénero a abandonar su casa en Tepeojuma

Sociedad   /   
Kara Castillo  |
 Miércoles, Mayo 17, 2017

Denuncia haber sido desplazada a fuerza y bajo amenazas de muerte en Tepojuma; demanda que intervenga la Fiscal de Atención a Delitos de Género en Puebla

Zaira Yaretzi Martínez es una mujer trans que padece un desplazamiento forzado de su comunidad en Tepeojuma.

Sus vecinos la han amenazado de muerte, allanado su casa y hostigado con machetes en mano. Hoy pidió a Margarita  Aguilar Vázquez, fiscal de Atención a Delitos de Género en Puebla, atraer la denuncia que presentó hace un mes en Izúcar de Matamoros y que ha sido ignorada por autoridades pese a representar un riesgo latente.

La defensora de la diversidad sexual, fundadora del colectivo Trans Global Puebla, desde hace un mes tuvo que abandonar la casa que le heredó su familia luego que Valentín de los Santos y Jonathan González entraran a su casa aprovechando su ausencia, causando daños a la propiedad y más tarde la amedrentaran con armas  blancas.

Las amenazas de “te vamos a desangrar”, “cuidado porque te vamos a dar un levantón”, desde enero fueron subiendo de tono  hasta que el 28 de abril  sufrió un intento de linchamiento.

“Era de noche y escuché cómo el grupo de personas, con el señor al frente,  con palos pegaba en las piedras y afilando machetes gritando: “pinche puto te vas a morir”. Tuve que huir de mi casa”, reveló.

Narró que a los dos días regresó a su hogar para dar de comer a sus mascotas pero fue nuevamente hostigada al pie de la carretera y perseguida.

“Me alcanzó el señor Valentín asegurándome que no me acercara otra vez. Me dijo que tenía gente que iba a desaparecerme, y que mejor no durmiera porque llegarían para asegurarse de que yo no despertara”.

La activista defensora de los derechos humanos de sexo trabajadoras y mujeres transgénero de Atlixco e Izúcar de Matamoros, interpuso una denuncia en la Casa de Justicia, donde fue nuevamente discriminada, dijo.

Le informaron que la acusación no se iba a agilizar hasta que se presentara con un abogado o entregara dinero y se negaron a darle copia de su declaración de la que sólo le permitieron tomar el número NUAT-59212017/IZMAT.

Desde ese día Zaira Yaretzi no ha podido volver a su casa y trabajo. Sin dinero y un lugar donde ir, encontró el apoyo de las organizaciones Vida Plena y No Dejarse es Incluirse, las que  han emprendido una campaña de denuncia por el exilio al que ha sido obligada y la omisión de autoridades judiciales ante lo que calificaron un riesgo potencial.

“Soy Zaira Yaretzi y me van a matar”

La activista se confesó en peligro, aseguró que en la región semiurbana y comunitaria del municipio aún priva la intolerancia de habitantes que, en algunos casos, mantienen vínculos con organizaciones criminales que han marcado un sesgo de terror en la población.

Ante la Fiscalía de Atención a Delitos de Género no sólo solicitó medidas cautelares sino la investigación profunda de sus agresores.

Aseguró que en la región prevalecen los feminicidos y crímenes de odio contra mujeres trans. El registro de Trans Global Puebla hay al menos diez crímenes que no fueron denunciados.

La activista sostiene que buscar justicia en la periferia del estado para el colectivo lésbico-gay, bisexual, transgénero e intersexual (LGBTI) es una “carrera a cuestas” dados los prejuicios, cacicazgos e impunidad de grupos criminales.

Su mayor preocupación, asentó, es que su identidad pueda ser usurpada pues durante el allanamiento de su casa comprobó que sus documentos personales habían sido removidos y algunos robados.

Zaira Yaretzi recientemente presentó un proyecto en el Fondo Mundial Trans para apoyo de las mujeres de la comunidad LGBTI que quieran retirarse del sexo servicio, así como el apoyo al gremio y por el esclarecimiento de los crímenes, violencia, acoso y agresiones contra ellas.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo