Domingo, 21 de Octubre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Puebla, entre los 8 estados con más asesinatos de sacerdotes

Sociedad   /   
Kara Castillo  |
 Miércoles, Diciembre 21, 2016

A nivel nacional, el 28 por ciento de los crímenes desde el año 2000 corresponde a los cuatro años de la actual administración federal

Puebla se encuentra entre los ochos los estados con más asesinatos de sacerdotes en el país en los últimos 16 años, según se expone en el reporte anual 2016 del Centro Católico Multimedial (CMM).

Este organismo dirigido por religiosos y al servicio de la Arquidiócesis Primada de México, refiere que los crímenes contra clérigos se concentran en siete estados: Guerrero, Ciudad de México, Veracruz, Michoacán, Chihuahua, Puebla, Tamaulipas y Baja California.

México ha encabezado por ocho años la lista de los países con mayor número de homicidios contra sacerdotes, religiosos, agentes de pastoral y agravios a templos.

Documentan tres casos en Puebla

En el informe se indica que el 6 de febrero de 2009 se documentó el asesinato del presbítero Eduardo Oidor Hernández, de 42 años, quien fue atacado con arma blanca en la zona limítrofe entre Puebla y Tlaxcala.

Después el sacerdote Santos Sánchez Hernández, de 43 años, fue asesinado el 22 de febrero de 2011 al interior de la casa parroquial de Mecapala, Puebla. Autoridades locales señalan que los culpables intentaban robarle.

En 2015, Erasto Pliego de Jesús fue secuestrado el viernes 13 de noviembre y dos días después fue localizado sin vida en un sembradío de la colonia La Granja, en las inmediaciones del municipio de Nopalucan, estado de Puebla.

Su cadáver presentaba signos de tortura y parte de su cuerpo fue incinerado. La investigación sigue por parte de la Fiscalía General del Estado para saber exactamente el móvil del crimen, se indica en el informe.

El actual sexenio federal, el más letal para sacerdotes

El reporte señala que de 1990 a 2016 se han registrado 57 homicidios de religiosos en México, y el 28 por ciento de los casos corresponden a los cuatro años de la actual administración federal, en la que 15 sacerdotes han sido asesinados.

Sin embargo estos crímenes han dejado al descubierto otros fenómenos al interior de la comunidad religiosa, pues en 2015 se documentaron 520 extorsiones que aumentaron en el último año a 884, es decir 70 por ciento en los últimos 12 meses.

Los religiosos que reportaron “venta de seguridad” por parte del crimen organizado y en algunos casos por elementos que pertenecen o pertenecieron a las fuerzas armadas.

El documento señala que la gran mayoría de los homicidios a sacerdotes ha tenido el modus operandi de: amenaza, extorsión, levantamiento, tortura y asesinato.

El CCM advierte que ni las procuradurías estatales, ni la Procuraduría General de la República “han dado repuestas claras y eficientes a este fenómeno, por el contrario, las investigaciones están llenas de irregularidades, grandes vacíos, y más del 80 por ciento de los casos no han sido resueltos o se les ha dado carpetazo”.

Por último, señalan que el gobierno de Enrique Peña Nieto se perfila “como el más negro de la historia” y de seguir el mismo rumbo concluirá su mandato con un alza de un cien por ciento por encima del saldo rojo del ex presidente Felipe Calderón.

   


Visitas:


Encuesta