Jueves, 15 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Seguridad

Delitos en Ajalpan aumentaron en 4 años: Observatorio Ciudadano

Seguridad   /   
Kara Castillo  |
 Miércoles, Noviembre 11, 2015

Críticas al ayuntamiento se documentaron ante el Poder Legislativo

En Ajalpan hace mucho se instaló el terror, señalan estadísticas y  pobladores entrevistados que no sólo se refieren al linchamiento ocurrido el pasado 19 de octubre  ni a las detenciones de supuestos culpables que siguieron al hecho, sino a que la región colindante con la Sierra Negra enfrenta una delincuencia que se ha recrudecido en los últimos cuatro años.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas del Secretariado Nacional de Seguridad Pública reportó una centena de personas extraviadas en localidades de Tehuacán, desde 2011El último caso refiere al 26 de julio de 2015 y corresponde al municipio de Ajalpan, donde se denunció la desaparición de una adolescente de 15 años de 1.60 de estatura cuyo paradero se ignora hasta hoy.

El Observatorio Ciudadano de Tehuacán, Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM) en su  reporte sobre delitos de alto impacto, del 2011 hasta el segundo cuatrimestre de 2015, documenta que Acatlán de Osorio, Ajalpan, Izúcar de Matamoros, Puebla y Tecamachalco fueron los lugares de mayor riesgo de seguridad pública.

En su reporte registran 2 mil 212 denuncias de homicidio doloso y sorprende que los municipios de Puebla y Tehuacán concentran el 30.24% de las mismas, lo que equivale a la tercera parte de este delito en todo del estado.

Las denuncias de robo con violencia de  municipios de Puebla y Tehuacán representan el 72.83 por ciento de la estadística total del estado de Puebla. Entre el primero y el segundo cuatrimestre de 2015, Ajalpan disparó sus cifras en un 300 por ciento. En los primeros cuatro meses del 2015, el municipio registró dos denuncias, y de mayo a agosto del mismo año, fueron ocho. Porcentualmente ninguna localidad mostró esta proporción en su aumento.

El crecimiento del 300 por ciento se registró también en las denuncias de robo a casa habitación en Ajalpan: de uno, registrado en el primer cuatrimestre de 2015, se triplicó en el segundo, con 4.

En el robo de vehículos, en el mismo periodo, concentró un alza en 200%, la proporción fue de 1 a 3. En los últimos meses de 2015 se dobló el número de denuncias. El mismo patrón se ubicó en las denuncias de delitos de homicidios culposos en un 50%, 

Según el recuento, en 2011, 2012 y 2013 persistió un cuatrimestre con por lo menos 3 denuncias por secuestro. En 2012 el municipio de Tehuacán registró la peor crisis en materia de secuestros con un total de 5 casos en un año.

Desaparecidos

De las 750 personas desaparecidas en Puebla , desde el 2011 a la fecha contempladas en el padrón nacional del Secretariado Nacional de Seguridad Pública, 110 se han reportado en Tehuacán: 65 mujeres y 45 hombres, el 70% es de menores y adolescentes.

A diferencia de otros municipios, llama la atención el disparo de las estadísticas de desaparecidos en Tehuacán. En 2011 se reportaron 4 personas perdidas, en 2012 fueron 6, la cifra creció en 2013 a 15 casos, para 2014 el registro contempla 43 casos y hasta julio de 2015, son ya 42.

Al alza delitos de alto impacto

El Observatorio Ciudadano IGAVIM, basado en los registros del SESNSP (datos actualizados hasta el 20 de septiembre del 2015) y de solicitudes de información al ayuntamiento, documentó el alza de homicidio doloso, culposo, secuestro, extorsión, robo de vehículo, robo a casa habitación y robo a transeúnte en los municipios descritos. El organismo expresó su preocupación por Tehuacán y Ajalpan.

Desde enero de 2011 hasta agosto de 2015 en el estado de Puebla se han registrado 2 mil 212 denuncias por homicidio doloso. El municipio de Puebla registra 438  (19.80 por ciento) y Tehuacán 231 casos (10.44 por ciento); juntos concentran el 30.24% de las denuncias en todo el estado. El organismo apunta el hecho como preocupante pues en la entidad existen 217 municipios y las cifras concentradas en sólo dos, equivalen a la tercera parte de estos delitos.

En cuanto a denuncias de robo con violencia, en los últimos 4 años se reportan 53 mil 217. El municipio de Puebla registra 36 mil 737 y Tehuacán 2 mil 23 casos; ambos representan el 72.83 por ciento en el territorio poblano. Entre el primer cuatrimestre y el segundo del 2015, se puede observar elincremento en el municipio de Ajalpan con un 300 por ciento.

En el mismo periodo en Puebla se han registrado 15 mil 789 denuncias del robo de vehículo, de las cuales el municipio de Puebla suma 8 mil 190; Tehuacán registra 1 mil 226 casos; en Ajalpan se advierte un alza de las denuncias en un 200 por ciento.

En cuanto al registro del homicidio culposo, el municipio de Tehuacán incrementó de 13 a 14 denuncias entre el primer cuatrimestre y el segundo del 2015, al respecto Ajalpan, Izúcar de Matamoros, Tecamachalco y Tehuacán, presentan tasas superiores que Acatlán y Puebla capital.

Aunque los datos oficiales sólo están desagregados por arma blanca y arma de fuego, muestran que en el estado de Puebla las denuncias se incrementaron 3.8 por ciento este 2015, al pasar de 238 a 247 denuncias. Ajalpan incrementó un 50 por ciento, pasando de 2 a 3 denuncias y Tecamachalco con un 80 por ciento, pasando de 5 a 9 denuncias.

En 2011, 2012 y 2013 persistió un cuatrimestre con por al menos 3 denuncias por este delito. En 2012 el municipio de Tehuacán registró la peor crisis en materia de secuestros con un total de 5 casos en un año.

El ejercicio de contraloría ciudadana del organismo deja al descubierto la vulnerabilidad que existe en la administración gubernamental, exponiendo el desconocimiento de la materia en diferentes dependencias y sobre todo la nula vinculación entre ellas para fortalecer sus actividades y por ende la satisfacción del ciudadano y del territorio.

http://www.igavim.org/Documentos%20Generados/Reportes/ReporteDAITehuacan%202doCuatr2015.pdf

Pobladores refieren que el hallazgo de cuerpos sin órganos se han registrado en los últimos dos años: el de un pastor cuyos ojos fueron sustituidos por los de un chivo y el de una mujer frente al panteón, que atribuyen a la presencia de grupos de la delincuencia organizada.

Al respecto, comunicadores y funcionarios del ayuntamiento han negado los hechos aduciendo que el rumor parte de la percepción de inseguridad que se vive en el municipio.

Terror en la población

Ajalpan fue la primera población donde Rafael Moreno Valle aplicó la “Ley Bala” dispersando una manifestación, el 26 de mayo de 2014, que exigía al alcalde Gustavo Lara Torres acceso al agua, servicios básicos y de seguridad. El resultado de la protesta fue la detención de cuatro integrantes de una organización civil del municipio, que aún enfrentan el proceso judicial.

La embestida de la policía estatal contra los habitantes dejó al menos una decena de habitantes lesionados de gravedad por el uso de “armas no letales”, entre las que se encuentra un niño de 12 años de edad cuya mandíbula fue destrozada. Su madre fue intimidada por funcionarios estatales, y aunque se auto-exilió en la Sierra Negra, la familia aún es claramente ubicada en la población.

Escritos y denuncias ignoradas

Pobladores acudieron con oficios que describían los hechos al Congreso local, a la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla  y al senador poblano Miguel Barbosa. Antes de esto, las quejas fueron expuestas a diputados locales, además de Arturo Cornejo, subsecretario en la Secretaría General de Gobierno, sin que existiera la mínima intervención para aliviar la situación.

El 16 de mayo algunos pobladores presentaron al Congreso local un resumen donde documentaban los hechos. El diputado Eukid Castañón Herrera les respondió de manera negativa mediante un oficio que además estaba fechado de manera equivocada, el 9 de mayo. El legislador respondió que no era procedente atender sus peticiones, sin más explicación.

En los oficios turnados a las autoridades, los habitantes pedían una revisión de los exagerados impuestos que fueron implementados en Ajalpan en la presente administración y que eran considerados absurdos , como el cobro de 10 pesos a los transeúntes que fueran  sorprendidos caminando bajo las banquetas;  el cobro de entrada en el panteón municipal, pagando por difunto e incluso la multa a bicicletas que circulaban en sentido contrario, cuya recuperación sólo era posible presentando la factura de compra.

Las multas más costosas eran para motociclistas --vehículos usados en el municipio---, los conductores sin casco debían pagar sumas que a veces alcanzaban mil pesos, si además no presentaban la documentación de compra y permisos expedidos en el ayuntamiento.

Los señalamientos incluían  la extorsión de agentes de tránsito y policías municipales que  han encontrado en los pequeños negocios y talleres una mina para su subsistencia, de manera cotidiana visitan establecimientos en “operativos sorpresa”, para detectar motos robadas.

Delincuencia en casa, denunciada pero ignorada

Desde principios de 2013, pobladores en oficios dirigidos al Congreso, a la Secretaría de Gobernación Municipal e incluso al coordinador del Partido de la Revolución Democrática en el Senado, Miguel Barbosa,  habían denunciado a miembros del ayuntamiento de Ajalpan y exigían su disolución. Al menos tres integrantes del gabinete tienen, según estas acusaciones,  antecedentes delictivos: Joel González García, alías El Coyote, regidor de gobernación; Diego Xincaxtle Lezama, regidor de Industria y Comercio; y Fausto Hernández Montalvo, suplente del alcalde.

A los tres se les señala de estar involucrados en una red de delincuencia, que ha perpetrado, entre otros ilícitos, robo de combustible. Los señalamientos se hicieron visibles con la renuncia del Secretario de Seguridad, Facundo Rosas Rosas.

 Joel González García es identificado como cabecilla de bandas delictivas que se establecen en la Sierra Negra, algunos disfrazados de transportistas. Hay testigos que los señalan de robar combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex) y venderlo por litro.

Sobre Joel González García pesa la sospecha de haber colaborado en la desaparición de Pedro de Jesús Cortez, un opositor político. El fallecimiento motivó la constancia de hechos 2192/ 2010 y posteriormente la averiguación previa 3059/2010 TEH, a la fecha sin efectos.

Los representantes señalaron que González García fue apodado “el coyote” porque durante un tiempo se dedicó a traficar con migrantes en la frontera con Estados Unidos.

Digo Xincaxtle Lezama,  fue policía, comandante municipal, delegado del gobierno del panista de Rafael Moreno Valle Rosas y coordinador de enlace legislativo del diputado federal y presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Rafael Micalco Méndez.

Es señalado como involucrado en el asesinato del policía David Héctor Sánchez Cortez (quien tenía a su cargo la patrulla 1909), cuya investigación quedó “oculta”. El documento entregado a legisladores y funcionarios también señala al hoy alcalde,  Gustavo Salomón Lara Torres, que fue regidor de Obras hace dos trienios y que tiene en su contra denuncias penales, “algunas por lo ilícito y mala calidad de la obra pública” .

Se ha documentado la averiguación previa 3175/2010/Teh   en donde “se describe la obra mal planeada, de mala calidad e ilícita” ejecutada por (Lara Torres) como director de Obras en la calle Antonio Ruoanova y financiada por el programa Habitat 2010.

En relación a hechos represivos, el documento señala que el 28 de abril de 2014 a punta de metralleta, el comandante Cosme Luna intentó sacar de su domicilio a la familia de Tomás Cristostomo Temaxte, un ciudadano que había protestado y firmado la petición de disolución de la actual administración.

El operativo fracasó. Vecinos rodearon la casa de Cristostomo impidiendo que fuera “levantado”, ahora pesa sobre él la averiguación previa 1720/2014/TEH.

A estos hechos siguen amenazas de parte del guardaespaldas del alcalde, Julio Bolaños y David Sánchez Cruz, que da aviso a los pobladores que se tomarán fotografías de manifestantes, “ y que caerían uno por uno”.

El viernes 16 de mayo del 2014, en la madrugada se cumplió la amenaza, una camioneta Chevrolet de un inconforme que prefirió la gracia del anonimato, fue destrozada, pese a las denuncias interpuestas el hecho fue ignorado por autoridades.

El 18 de mayo se incendió la propiedad de otro manifestante, el terreno de 19 por 15 metros que funcionaba como bodega de canastas de carrizo fue consumido por las llamas. La Unidad de Bomberos, a cargo de Julio Bolaños acudió al llamado cuando todo se había consumido.

Actualmente los pobladores no pueden transitar por las calles pasadas las 22:00 horas, pues cualquier ciudadano que sea sorprendido en la vía pública es considerado sospechoso de mantener reuniones “ilícitas”.

Linchamiento de 2015, el antecedente

El linchamiento de los hermanos encuestadores Rey David y José Copado Molina el pasado 19 de octubre, no fue un caso aislado. Pobladores que hablaron con este medio pero que por temor a represalias no dieron su nombre, describieron que a este hecho ha precedido  el de un ladrón atrapado por los habitantes el 24 de octubre de 2014.

Un hombre intentó robar las limosnas y objetos de la iglesia de la Capilla de Guadalupe. Habitantes impidieron su paso y lo llevaron ante las autoridades con parte del motín en el que había teléfonos celulares y dinero.

El encargado del Área Jurídica del Ayuntamiento de Ajalpan, Avisac Arista Flores no integró en tiempo y forma la denuncia formal que es requisito del Nuevo Sistema de Justicia Penal, por lo que se anunció que quedaría en libertad. Tal vacilación ante el hecho hizo que la población enardeciera y protestara exigiendo castigo para el responsable.

Pobladores interpretaron que el delincuente estaba siendo protegido, pese a los constantes llamados que hicieron algunos habitantes a los servicios de emergencia y a la Policía Estatal, nadie arribó al lugar de los hechos.

Ante los ánimos encendidos de la población que exigía la presentación, las autoridades del ayuntamiento cerraron las puertas e ignoraron las protestas que derivaron en piedras lanzadas al palacio, quebrando vidrios y lesionando guardias. Desde la azotea del palacio se contestaron las agresiones. Autoridades dieron el reporte de la trifulca aduciendo que se habían dañado oficinas internas e incluso se reportó robo del equipo de cómputo. El ladrón quedó en libertad.

Hartazgo abona a linchamientos

Según registros periodísticos, de octubre de 2014 a la fecha, se registraron 26 intentos de linchamientos contra 35 personas, 8 fueron consumados, con  saldo de cinco muertos. Tehuacán ha concentrado las cifras: dos en Ajalpan, y otro más en la colonia La Cantera, en Tehuacán. El otro deceso ocurrió en Cohuecán.

 El regidor de Gobernación, Abraham David Aguilar Sánchez ha afirmado que sólo en Tehuacán hay 30 colonias en riesgo. Pero el asentamiento de crímenes y delincuencia se han registrado en San Marcos Necoxtla, Chilac, Altepexi, San Sebastián Xinacatepec y Coxcatlán.

El obispo de la diócesis de Tehuacán, Rodrigo Aguilar Martínez llamó en su cuenta de Facebook a mantener la confianza en las autoridades para ejercer justicia y evitar otro acto similar, y reconoció que son producto de un hartazgo de la sociedad ante el incremento de los hechos delictivos que vive el municipio.

Enrique Camargo, sacerdote de Ajalpan en la parroquia de San Juan Bautista, asegura que este hecho tiene una raíz profunda y refirió que no debe percibirse de manera aislada sino enmarcarlo en la situación que vive el estado y el país.

El terror crece en la noche en Ajalpan

La Procuraduría estatal informó que hasta el momento 12 habitantes del municipio de Ajalpan han sido detenidos por su presunta participación en el linchamiento de los encuestadores quemados vivos cuando fueron confundidos con secuestradores, aunque los trabajos de identificación y detención de otras personas continúa.

En el caso de los primeros cinco detenidos ya se desahogó la audiencia en la que se dictó auto de vinculación a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, por lo que fueron recluidos en el Centro de Reinserción Social de Tepexi de Rodríguez.

Vecinos y familiares de los jóvenes que fueron detenidos posteriormente, niegan dar su nombre por temor a que el trato hacia los detenidos se recrudezca, pero refieren que los operativos de agentes encapuchados para apresar a los jóvenes identificados fueron hechos de madrugada, rompiendo puertas y con armas largas, con las que amenazan a pobladores que permanecen en sus camas sin representar ningún riesgo, incluso sin asomo de resistencia.

“Entran pidiendo nombres. No hay en realidad personas identificadas ni la certeza de su participación en el linchamiento ocurrido hace semanas. Detienen a jóvenes por consigna, a pobladores que alguna vez salieron a protestar por todo lo que está sucediendo en las calles”, dijo a este medio un poblador entre llanto y desesperación.

Este relato fue corroborado días después en rueda de prensa ofrecida por colonos que temen que los operativos sigan repitiéndose pues existe el rumor de una lista de más de cien pobladores que serán llamados para explicar su participación en el hecho.

En la rueda de prensa y una marcha pacífica posterior, los pobladores llaman a las autoridades a frenar la brutalidad de las detenciones y de revisar la actuación del edil quien pudo detener el evento pues mujeres de la población le alertaron muchas horas antes de que la hoguera fuera encendida para castigar a los dos encuestadores confundidos por secuestradores.

 

   


Visitas:


Encuesta