Jueves, 20 de Julio de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Educación

¿Escuelas de excelencia en Puebla?

Educación   /   
Samantha Páez  |
 Lunes, Agosto 25, 2014

Tienen baños con puertas de tela o de carrizo, las paredes carecen de recubrimiento y alumnos toman clases hacinados en remolques

Las "Escuelas de Excelencia" en Puebla tienen pisos de tierra, baños con puertas de tela o paredes de carrizo, los pupitres son viejos y las paredes carecen de recubrimiento, no cuentan con accesos adecuados y muchas ni siquiera tienen un pizarrón, mientras que en otras los alumnos toman clases hacinados en remolques.

Para resarcir estas carencias, la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal invertirá 366.1 millones de pesos para dotarlas de servicios y mobiliario.

Sin embargo las escuelas pertenecientes al Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), que son las que reportan peores condiciones, sólo recibirán 50 mil pesos para “arreglar” los inmuebles pero no obtendrán apoyos para materiales educativos.

En la entidad se atenderán a 837 primarias y secundarias ubicadas en 136 municipios de Puebla, de ellas el 77 por ciento tiene un "alto" grado de rezago y el 19 por ciento un "muy alto" grado.

El diagnóstico de las escuelas corrió a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mientras que la selección de las escuelas y su inclusión en el programa “Escuelas de Excelencia” fue hecha por la SEP federal.

Escuela Xonoatl, en total abandono

La escuela primaria comunitaria indígena Xonoatl, en San Sebastián Tlacotepec, Puebla, es un catálogo de carencias.

Necesita piso de concreto, su techo es de lámina de cartón y palma, sus paredes son de madera y por entre los huecos de las tablas o palos se pueden ver las mesas color naranja, las sillas verdes y el material escolar apilado en una esquina.

Sus diez alumnos trabajan en cuatro mesas que apenas caben en el cuartito de madera y el profesor tiene un escritorio pequeño, donde casi no cabe el material educativo.

En la primaria no hay servicio de agua, tampoco tiene letrina u hoyo negro para uso de los alumnos o el docente.

Esta institución, que pertenece al Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), es considerada en un rango "muy alto" de rezago.

La escuela recibirá tan sólo 50 mil pesos para resarcir las carencias físicas del inmueble, debido a que los colegios del CONAFE no reciben apoyo para desarrollo y fortalecimiento de la autonomía de gestión, que contempla la compra de materiales educativos.

Primaria y secundaria Actipan, al aire libre

En el municipio de Caltepec, Puebla, se ubican la primaria y secundaria comunitaria rural Actipan que adolecen de una construcción en forma. Para el INEGI oficialmente están al aire libre aunque tienen habilitada una habitación hecha con block, sin ningún recubrimiento.

Ahí asisten 14 estudiantes de nivel primaria y cinco de nivel secundaria.

El rezago de dicha institución es "muy alto", sin embargo sólo recibirá 50 mil pesos para las carencias físicas del inmueble, dado que también pertenece a la CONAFE y no se les dota de apoyo para materiales educativos.

Además, aunque concentra dos niveles de educación, los fondos asignados fueron sólo para la primaria.

Los estudiantes de Caltepec tienen que hacer uso de una letrina cubierta por trozos de tela y plástico ubicada al lado de un montículo, mientras que algunas partes de la escuela están hechas solamente de carrizo y troncos de madera.

Baños ruinosos en Ixtaczoquitla

La primaria comunitaria rural Ixtaczoquitla, en Huauchinango, tiene unos sanitarios donde la madera con que fueron construidos se vino abajo, dejando al descubierto la letrina que utilizan los cuatro alumnos que allí acuden.

Según la SEP federal esta institución es de un rezago "muy alto", pues tiene piso de tierra, no dispone de agua ni de servicio de baño.

Además los maestros no tienen escritorio o mesa, tampoco hay pizarrón para impartir clases. Aunque los estudiantes sí tienen cada uno sillas y mesas para apoyarse.

A pesar de todas las carencias que tiene este colegio, el gobierno federal sólo le asignó 50 mil pesos para resolver los problemas que tiene el inmueble, ya que debido a que pertenece a la CONAFE no accederá a recursos para “fortalecer su desarrollo”.

Mínimo espacio en Cajalan

Como otras escuelas de la CONAFE, la primaria comunitaria indígena Cajalan, en Hueytlalpan, tiene grandes necesidades. Su grado de rezago es "muy alto" y sus cuatro alumnos tienen que tomar clases en aulas con el piso de tierra y sin servicios sanitarios.

El lugar a donde acuden los niños a hacer sus necesidades es cubierto por unos plásticos color azul, mientras que la estructura está hecha con unos troncos que sostienen una lámina de metal.

Pese a esto sí cuentan con servicio de agua potable, así como todos los estudiantes y maestros tienen sillas y mesas para apoyarse. Aunque la escuela tan sólo está formada por un cuarto sin revocar con techo de lámina y sin ventanas.

Al igual que las instituciones antes mencionadas, dispondrá de 50 mil pesos para resolver las carencias físicas del inmueble, pero no para materiales didácticos.

Clases en remolque

En plena capital poblana los 140 estudiantes de la escuela Secundaria Técnica número 141, ubicada en la colonia El Encinar, al nororiente de la ciudad, toman clases en remolques pertenecientes al Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee).

Los jóvenes permanecen hacinados en las “aulas” donde apenas pueden moverse entre los pupitres. Los sanitarios están en obra negra y carecen de agua.

La secundaria es de "muy alto" nivel de rezago, ya que es una escuela móvil que no tiene muchos servicios.

A diferencia de las instituciones adheridas al CONAFE, esta secundaria técnica recibirá 680 mil 338 pesos, de los cuales 588 mil 319 son para cubrir las carencias físicas del inmueble y 92 mil 19 pesos para material de enseñanza.

 

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo