Viernes, 21 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

Los grupos del lopezobradorismo

El Universal   /   
 Lunes, Agosto 20, 2018

.

   

Salvador García Soto/ Serpientes y escaleras/ El Universal

El liderazgo fuerte y vertical que ejerce en su equipo el futuro presidente de México no evita que al interior de su partido y de su próximo gabinete, se formen grupos de poder que, aunque con sus personajes e intereses propios, gravitan y se mueven todos en función del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

Como en toda organización política, en Morena y el lopezobradorismo también hay golpeteo entre liderazgos internos. Si bien todas las cabezas de grupo se alinean ante el liderazgo mayor de López Obrador, también chocan y compiten por espacios políticos de poder, tanto en el gobierno que inicia el 1 de diciembre, como en aspiraciones y proyectos futuros que empiezan a perfilarse para las elecciones de 2021 y 2024.

Un integrante destacado del lopezobradorismo define así la actual dinámica interna: “Claro que hay golpeteo interno, como en cualquier organización política viva, sobre todo una que ganó el poder. Pero, a diferencia de lo que pasaba en el PRD, donde los ataques y golpes entre las corrientes eran a luz del día y en la calle, acá se dan patadas por debajo de la mesa y golpes internos que sanan en 15 días y que siempre se allanarán al liderazgo de Andrés Manuel”, dice.

Una radiografía actual de las facciones que operan en el movimiento de López Obrador ubica los siguientes grupos con sus liderazgos y posiciones, en orden de importancia: El grupo más fuerte es el que encabeza Andrés Manuel López Beltrán, hijo del presidente electo. Tiene fuerza en la Ciudad de México y varios estados. “Andy”, como lo llaman, ha tomado el control de la capital y puso a varios candidatos en diputaciones locales y federales. Con él trabaja Claudia Sheinbaum, próxima jefa de Gobierno, que aunque llegó por sí sola y con cercanía propia con López Obrador, al ver la fuerza de “Andy” terminó allanándose y hoy hacen equipo.

El segundo grupo con más poder lo encabeza Yeidckol Polevnsky, quien fue ratificada ayer por el Consejo Nacional de Morena, como dirigente del partido un año más. Trae diputados, senadores y varias posiciones importantes en las coordinaciones estatales que representarán al gobierno de López Obrador en las entidades y que tendrán el manejo de los recursos y programas federales en los estados.

El grupo Estado de México es la tercera posición de fuerza en Morena. Está formado por Higinio Martínez, ex alcalde de Texcoco y la ex candidata y próxima coordinadora en la entidad mexiquense, Delfina Gómez. También trabaja con ellos Horacio Duarte, ex representante de Morena ante el INE y nombrado por López Obrador subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo y responsable del programa de “Empleo para Jóvenes” en el próximo gobierno.

Detrás de esos tres grupos fuertes, vienen otros, que aunque con menor fuerza, también operan en la dinámica interna del futuro gobierno. Alfonso Romo y Julio Scherer, han hecho mancuerna y trabajan como grupo, junto con Tatiana Clouthier. Estos dos personajes tendrán gran cercanía con López Obrador en Palacio Nacional desde la Oficina de la Presidencia y la Consejería Jurídica. Romo tiene la fuerza de manejar toda el área de economía del gobierno, mientras que Scherer es hombre clave en la operación política y de medios, además ser desde hace tiempo el abogado personal de Andrés Manuel en litigios y demandas. Ambos manejaron juntos la recaudación financiera con empresarios en la campaña.

Ricardo Monreal, coordinador de la mayoría de Morena en el Senado, trae también su grupo, en el que se ubican su hermano David, quien será subsecretario de Ganadería en la Sagarpa y el próximo delegado en Cuauhtémoc, Néstor Núñez. También Verónica Díaz, quien será la coordinadora estatal en Zacatecas es cuñada de Monreal.

Martí Batres ha intentado armar su propio grupo y maniobró para definir algunas candidaturas afines en el pasado proceso, pero no ha podido consolidar una fuerza propia, porque fue desplazado en la Ciudad de México por López Beltrán y Sheinbaum, quien le dio la posición de César Cravioto en su gabinete.

Y finalmente está Marcelo Ebrard, futuro canciller, quien tras su regreso al país busca fortalecer su posición en el equipo lopezobradorista. Ebrard tendrá un papel clave como titular de Relaciones Exteriores y asesor en temas y relaciones internacionales del presidente, pero intenta crear su grupo y para ello apoya la candidatura de Mario Delgado como coordinador de los diputados de Morena, que de concretarse le daría fuerza a Marcelo.

Faltan tres meses y 10 días para que arranque el nuevo gobierno; pero así como López Obrador ha tomado ya el control de la agenda política, económica y social del país, también en su equipo se ha acelerado la dinámica y el golpeteo entre grupos internos. Veremos hasta dónde llega ese golpeteo y cuándo vendrá el primer manotazo del líder máximo.

NOTAS INDISCRETAS… Los jaloneos al interior del PRI frenaron la prelación de Héctor Gutiérrez de la Garza. Grupos internos pidieron revisar si el actual secretario de Organización del CEN debe subir como secretario general tras la renuncia intempestiva de Rubén Moreira el jueves. A Gutiérrez le achacan su cercanía con Manlio Fabio Beltrones y, ante las diferencias internas, se decidió que mañana martes, en el Consejo Político, sólo se vote la elección de Claudia Ruiz Massieu como dirigente hasta agosto de 2019, mientras se discute la prelación del secretario de Organización…Los dados mandan Escalera doble. La semana promete.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo