Lunes, 24 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

El retorno de la maestra Elba Esther Gordillo

El Heraldo de México   /   
 Jueves, Julio 12, 2018

.

   

Martha Anaya/Alhajero/El Heraldo

Para las diez y media de la mañana de ayer, Elba Esther Gordillo ya había recibido y concluido una reunión con un selecto grupo de maestros cercanos a ella en el departamento que tiene Polanco, en la calle de Galileo, y en el que se encuentra recluida –prisión domiciliaria- desde hace poco más de seis meses.

Se le veía muy contenta. Vestía un pijama de seda y se aprestaba a desayunar en posición de loto.

La ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) miraba ya hacia adelante, hacía planes, operaba políticamente.

A fin de cuentas, se cobró ya la factura más importante que tenía pendiente: Tumbar a los Yunes.

Cerrarle el paso al hoy gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que fue quien pasó buena parte de la información que serviría para perseguirla; y evitar que entronizara a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez en la gubernatura de Veracruz.

Porque vaya que operó en tierra veracruzana en estas elecciones. Ahí centró su misión con los maestros. Y logró su cometido. Impidió que ganara su más acérrimo enemigo. Al que más detesta.

Porque ni siquiera a Enrique Peña Nieto le tiene esa aversión. De él dice que lo suyo fue una decisión política y que ya “la historia lo juzgará”.

Ahora la maestra va por otros personajes a los que no perdona su “traición”: Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE; y Luis Castro, líder del Partido Nueva Alianza.

En sus planes contempla la posibilidad de retomar la presidencia del Consejo Político del Sindicato de Maestro –para reivindicarse- y poner a operar en la secretaría general a Rafael Ochoa Guzmán, quien ya tuvo esa posición en otro momento.

Y desde ahí, acordar con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador los cambios que requiere la Reforma Educativa, o bien su derogación.

En cuanto a Nueva Alianza, dejarlos morir…

Pero Elba Esther ya está pensando en construir un nuevo partido. Otro. Anda dándole vueltas al tema, mientras termina de definirse su situación legal. Son cinco años y cuatro meses los que lleva detenida. Fue acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero, aunque en el fondo de su historia –de esa historia que la llevó tras las rejas- estuvo la soberbia en buena medida.

A la fecha le queda por sortear un proceso por desvío de recursos procedentes de aportes sindicales de los maestros por dos mil millones de pesos.

Y mientras “La Maestra” charlaba y hacía planes en su departamento de Polanco, no muy lejos de ahí, en el Four Seasons, Miguel Ángel Yunes Linares iba y venía, celular en mano, por los pasillos del hotel.

Referir que anda mal encarado podría no ser noticia –normalmente así se le ve-, pero les aseguro que ahora es muchísimo más notorio su gesto. Está enojadísimo, desencajado. Seguramente no es para menos…

-0-

GEMAS: Obsequio de Andrés Manuel López Obrador: La elección de Ricardo Monreal como coordinador de los senadores de Morena y la propuesta de Héctor Vasconcelos al frente de la comisión de Relaciones Exteriores, son los únicos dos compromisos políticos que se hicieron durante la campaña.

https://heraldodemexico.com.mx/opinion/el-retorno-de-la-maestra/

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo