Jueves, 20 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

¿Dónde quedó el dinero de las campañas electorales del panal?

La Jornada de Oriente   /   
 Martes, Junio 19, 2018

.

   

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

Un conflicto grave que se dirimirá apenas pasen los comicios del 1 de julio es la caótica situación que se vive en el Panal de Puebla. No solo por la desorganización, la falta de participación de maestros y el cambio, junto con la declinación de candidatos, sino fundamentalmente porque nadie sabe dónde quedó el presupuesto de las campañas electorales, ya que el grueso de los aspirantes a cargos de elección popular no recibieron nada para ganar votos, excepto un estudio fotográfico.

La mala conducción del Panal en Puebla ha provocado, por ahora, ya dos crisis: la primera es que las estimaciones indican que el partido no va alcanzar ni el 3 por ciento de la votación estatal, lo cual lo podría a llevar a perder el registro oficial.

La segunda crisis: se ha generado una fuerte confrontación entre los dos principales dirigentes del SNTE, Alejandro Ariza Alonzo y Jaime García Roque, de las secciones 23 y 51, respectivamente.

A principio de este mes falleció Alejandro Luna Blanco, quien era candidato del Panal a diputado local por el distrito 19. Durante el sepelio se puso de manifiesto las diferencias entre los dirigentes de las secciones 23 y 51 del SNTE.

Cuentan que cuando llegó a la capilla velatoria el secretario general de la sección 51 del SNTE, se enteró que su homólogo de la 23 ya estaba en el oratorio y entonces optó por esperar a que se fuera Ariza Alonzo, para entonces entrar y no toparse con él, pues ambos no se toleran.

Ese conflicto se deriva de que Alejandro Ariza se apoderó del control del Panal y no ha dejado participar a los maestros de la sección 51 del SNTE.

Por esa razón, Ariza impuso como dirigente del partido a Emilio Salgado Néstor, quien la antecedió en la dirigencia del SNTE 23 y quien ha llevado una conducción errática del partido, a tal grado que es la única fuerza política que ha tenido varias declinaciones o renuncias de candidatos.

Esa mala conducción ha sido reportada ante la cúpula nacional del sindicato magisterial y ante la dirección central del Panal, por parte de los integrantes del Comité Seccional del SNTE 51, lo cual ha generado un ambiente de conflicto entre Alejandro Ariza y Jaime García.

Lo grave de esta situación es que en el Panal no se percibe estrategia electorales, no hay acercamiento de los candidatos a las bases del magisterio y no hay dinero para nada, sin que nadie explique este último problema.

Por esa razón al arranque de las campañas, el entonces candidato a la senaduría Mario Adolfo Ramírez Partida renunció a la postulación.

Ramírez Partida, quien ya fue dirigente del SNTE 23, operador electoral y funcionario gubernamental, es decir es un político experimentado, renunció al percatarse que no había presupuesto, estructuras y estrategias para salir a competir.

Lo que nadie sabe, es que luego de la renuncia de Mario Adolfo Ramírez Partida nadie quería el cargo de candidato al Senado.

Tuvo que venir a Puebla el líder nacional del Panal, Luis Castro Obregón, a reprender a los dirigentes locales del partido por no haber evitado la renuncia de Ramírez Partida y al mismo tiempo, obligó a Emilio Salgado Néstor a registrarse como aspirante a senador.

Las primeras tres semanas de campaña, entre los maestros no se sabía el nombre de los candidatos a senadores del Panal, ya que Emilio Salgado –quien va como segunda fórmula– no mostraba el más mínimo agrado de participar.

Más crítico resultó que se postulara a Alejandro Romero Carreto como candidato a gobernador, quien nunca hizo campaña pero sí gastó muchos de los fondos del partido. Este notario público que es ajeno a las bases del Panal y del magisterio, al final acabó siendo un testaferro del morenovallismo y eso lo llevó a renunciar a la postulación, sin ofrecer una explicación convincente.

Lo que ocurrió con Romero Carreto contrasta con lo que pasa con el grueso de los candidatos a diputados y alcaldes del Panal, a quienes no les dieron fondos para colocar propaganda, para pagar un equipo de trabajo o por lo menos, para llenar un tanque de gasolina.

Únicamente les dieron un estudio fotográfico, con su imagen, el cual iba en una usb. Fuera de eso, ni una botella de agua recibieron.

Muchos de los aspirantes ya se cansaron de buscar a los dirigentes seccionales del SNTE, quienes no saben responder dónde quedó el dinero de las campañas electorales.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/donde-quedo-el-dinero-de-las-campanas-electorales-del-panal/

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo