Domingo, 15 de Julio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

La Operación Meade

El Financiero   /   
 Martes, Abril 24, 2018

.

   

Raymundo Riva Palacio/Estrictamente Personal/El Financiero

Formalmente, La Operación, como la llaman algunos en los cuartos de guerra de José Antonio Meade, comenzó la semana pasada. Inició informalmente en el portal Pejeleaks, que de acuerdo con personas altamente informadas, no tiene vínculos orgánicos entre sus financieros y promotores con el equipo del candidato presidencial, que publicó las presuntas ligas de los familiares del puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, con el narcotráfico. A partir de ahí, mientras el sector privado rompía los puentes con él, señalándolo de intolerante al diálogo, revelaciones en la prensa sobre otros vínculos de personas cercanas a él con el crimen organizado y un realineamiento en los liderazgos políticos, fueron estableciendo los nuevos términos de la batalla electoral.

La Operación, si era importante la semana pasada, se volvió crucial una vez pasado el primer debate presidencial este domingo, donde las diferentes mediciones sobre el comportamiento de los candidatos –aquellas que no son manipuladas por el PRI–, arrumbaron a Meade a un lejano tercer lugar, y quizás fuera de competencia. El candidato de la coalición frentista, Ricardo Anaya, con quien disputaba el segundo lugar en preferencia electoral, fue calificado unánimemente como el ganador, mientras que el puntero López Obrador probablemente mantendrá la tendencia y una cómoda ventaja sobre sus adversarios. La operación de pinzas, por tanto, dejó de ser una acción estratégica para convertirse en una de sobrevivencia.

Pejeleaks.org es financiado por varios importantes empresarios que, de acuerdo con la información que ha trascendido sobre sus orígenes, no apoyan a Meade, sino al candidato frentista Ricardo Anaya. El portal, que nació con el único objetivo de ser un mecanismo de rendición de cuentas de Andrés Manuel López Obrador, publicó el lunes 16 que su hermano menor, Martín Jesús, había recibido un millón y medio de pesos en septiembre de 2016 de Zaida Irene Leaños López, pareja de Roberto Nájera Gutiérrez, presunto operador del Cártel de Sinaloa y detenido en 2017 acusado de asesinato, sin que se aclare la razón de esa entrega de dinero. En ese mismo paquete, Pejeleaks reveló las relaciones personales de Pamela, una de las sobrinas del candidato en Tabasco, uno de los cuales fue asesinado en 2005 dentro de una disputa entre bandas criminales. El portal reveló también, sin profundizar, que Pamela fue “levantada” en 2007 por presuntos sicarios en San Pedro Garza García, Nuevo León. Nada de esto ha sido desmentido por López Obrador.

Dos días después, el 18, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, acusó a López Obrador de “intolerante” y poco dispuesto a escuchar sus argumentos sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, por lo que las mesas de diálogo técnico sobre la obra que habían acordado, fueron canceladas. El jueves 19 por la noche, la maquinaria política de la campaña de Meade se desplegó. Después de hablar a través de interlocutores, el excandidato independiente a la Presidencia, Armando Ríos Piter, compañero en el ITAM del grupo de economistas influyentes en los entornos de Meade y del propio López Obrador, se sumó a la campaña del candidato oficialista, en lo que sería una cascada de realineamientos políticos.

El viernes 20, El Universal publicó una entrevista con Manlio Fabio Beltrones, quien dijo que el voto útil debía ser para Meade, porque “dárselo a alguien que no tiene la experiencia ni solidez para gobernar lo volvería un voto inútil”. Por la noche, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, que llegó al poder como resultado de una gran coalición de partidos encabezados por el PRD, respaldados fuertemente por el PAN, rompió con Anaya y le entregó su respaldo a Meade. La decisión de Aureoles forma parte de una estrategia para reconstruir el voto útil que la radicalización de Anaya y su discurso de corrupción contra el PRI eliminó. Si la postura de Anaya creó una nueva dinámica donde el voto útil de panistas y priistas caen a López Obrador, la ruptura provocada de Aureoles abrió la posibilidad de que gobernadores y grupos políticos perredistas, e incluso panistas agraviados por su candidato, opten por la candidatura de Meade.

Miembros del equipo de campaña de Meade e integrantes de sus cuartos de guerra, dijeron que se está trabajando para que otros gobernadores, legisladores y funcionarios electos a nivel local del PAN y del PRD, abandonen a Anaya y se sumen al priista. Este realineamiento y las condiciones políticas que se están creando, buscan la construcción del voto útil a favor de Meade. Hasta este momento, el voto estratégico de 2006 y 2012 es inexistente porque Anaya cometió el error táctico de denunciar la corrupción como un tema de partido (el PRI), y no personalizó sus acusaciones. Al incurrir en generalizaciones, convirtió al partido en su enemigo y produjo que el voto que no vaya a ser por él, opte por López Obrador como su segunda opción.

Tras el debate presidencial se registró un sentimiento de desánimo en las áreas de decisión de la campaña presidencial, al estar perdiendo oportunidades por no deslindarse del presidente Enrique Peña Nieto, que como se apreció en el debate, es el ancla que lo tiene en el fondo del mar. Cada vez más, este rompimiento pactado es precondición para que funcione La Operación, porque si no se alinean todas las fuerzas contra López Obrador detrás de Meade, consideran, todo habrá sido inútil y su candidatura terminará en testimonial. Pero aquí existe otro problema: Peña Nieto no es dúctil a pactar la ruptura para salvar la Presidencia. O sea, La Operación Meade se encuentra en un dilema hasta ahora insalvable.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/la-operacion-meade

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo