Martes, 12 de Diciembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

La Ley de Seguridad Interior y (el voto de) los panistas

El Sol de Puebla   /   
 Miércoles, Diciembre 6, 2017

.

   

Jorge Rodríguez/A puerta cerrada/El Sol de Puebla

Un hecho político que pasó desapercibido en Puebla pero que debe llamar la atención del respetable fue lo que ocurrió el jueves pasado en el marco de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior en la cámara de diputados.

Ese día, con 248 votos a favor, los legisladores federales dieron luz verde a la polémica ley, que pretende dotar de un marco regulatorio la intervención de las fuerzas armadas en acciones de combate al narcotráfico y la delincuencia organizada en el país.

Como se esperaba, los integrantes de las bancadas del PRI y el Partido Verde votaron a favor, mientras que los de Morena, Movimiento Ciudadano y el PRD, salvo dos excepciones, lo hicieron en contra.

La nota la dieron los diputados del PAN, que se manifestaron en diversas y encontradas direcciones.

De los 109 blanquiazules que despachan en la cámara, 14 votaron a favor, 17 en contra, 48 se abstuvieron y 30, de plano, se ausentaron de la sesión.

Lo interesante, y lo que quiero compartir con usted, amable lector, es lo que sucedió con los panistas poblanos.

Ocho de los nueve legisladores federales del PAN que representan al estado de Puebla se ausentaron de la votación.

Además de su líder, Eukid Castañón Herrera, quienes abandonaron el recinto antes de que comenzara la consulta fueron Miguel Ángel Huepa Pérez, Genoveva Huerta Villegas, Sergio Gómez Olivier y Mercedes Aguilar López.

Junto con ellos lo hicieron también Rubén Alejandro Garrido Muñoz, Lilia Arminda García Escobar y Hugo Alejo Domínguez.

El único panista poblano que dio su respaldo a la ley fue Juan Pablo Piña Kurczyn, uno de los 14, de toda la bancada del PAN, que le dieron el “sí” a la iniciativa emanada desde la presidencia de la república.

El suceso debería pasar de largo si no fuera por un detalle.

Esos ocho legisladores no fueron solidarios con el gobernador José Antonio Gali Fayad, que en reiteradas ocasiones ha manifestado su apoyo a la nueva ley, ni congruentes con lo que pasa en el estado.

Con el Ejército y la Marina como piezas fundamentales del combate a las bandas de huachicoleros y ahora también a los saqueadores de ferrocarriles en Puebla, era previsible que los panistas, emanados del mismo partido que postuló a Gali a la gubernatura, caminaran en la misma línea que el mandatario, pero no fue así.

Consciente o no, solo Piña Kurczyn respaldó al gobernador.

Una fuente morenovallista ofrece una explicación al respecto.

Según la especie, la partida de los panistas del palacio legislativo de San Lázaro obedeció a uno de los últimos intentos del ex gobernador Rafael Moreno Valle por llegar a un acuerdo con Ricardo Anaya Cortés, en el contexto del proceso electoral de 2018.

La versión asegura que Moreno Valle quiso mostrarle garantías de compromiso al presidente nacional de su partido, quien a su vez, en comunión con los otros dos institutos del Frente Ciudadano por México, PRD y Movimiento Ciudadano, se había pronunciado en contra de la Ley de Seguridad Interna.

En este escenario, los conocidos compromisos del ex gobernador poblano con el PRI lo habrían llevado a pedir a sus diputados que se ausentaran de la sesión, para impedir que votaran en contra.

Así, habría quedado bien, al mismo tiempo, con Anaya y con el tricolor.

Quien resultó afectado por este cruce de intereses fue Gali Fayad, que ahora, en el menor de los casos, tendrá que eliminar de su lista de presentes navideños a esos ocho diputados.

https://www.elsoldepuebla.com.mx/columna/la-ley-de-seguridad-interior-y-el-voto-de-los-panistas

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo