Martes, 12 de Diciembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

José Juan Espinosa en un mismo día pasó de la ruptura con Morena a darle un espaldarazo a Cárdenas

La Jornada de Oriente   /   
 Miércoles, Septiembre 13, 2017

.

   

Fermín Alejandro García/ Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

José Juan Espinosa Torres, el alcalde de San Pedro Cholula, sorprendió a propios y extraños porque en menos de 24 horas dio un vuelco de 180 grados a sus posiciones políticas, ya que por la mañana de este martes navegaba rumbo a romper con Morena –siguiendo los pasos de su aliado Ricardo Monreal Ávila, el delegado de Cuauhtémoc en la ciudad de México–, y por la tarde–noche acabó dando un importante espaldarazo a Enrique Cárdenas Sánchez, el ex rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), para que se fortalezca en su intento de ser el próximo candidato a la gubernatura por esta fuerza política.

Espinosa logró reunir en su domicilio privado –ubicado en el barrio de Zerezotla, en San Pedro Cholula– a una nutrida concurrencia de empresarios, políticos, constructores, profesionistas y comerciantes, que en 2013 lo ayudaron a ganar la alcaldía de este municipio, para ahora encauzarlos en apoyar las aspiraciones de Cárdenas de convertirse en candidato a la gubernatura.

Nadie sabia bien para que era la reunión. La mayoría esperaban que Espinosa explicara y justificara su ruptura con Morena, luego de que se ha quejado de ser excluido por el simple hecho de haber tenido amistad con Monreal.

Varios asistentes daban por sentado que el edil anunciaría su regreso al Partido Movimiento Ciudadano –en el que militaba cuando se convirtió en alcalde– para participar en la alianza electoral de esta fuerza política con el PAN y el PRD.

La primero que llamó la atención es que ya presentes todos los convocados, muchos más de los esperados, llegó Espinosa con un retraso de una hora y se paró a unos metros de la carpa blanca instalada en el jardín de su casa para hablar por teléfono, sin acercarse a los invitados y mostrando un rostro preocupado. Su semblante cambió a estar sonriente, relajado, cuando apareció Enrique Cárdenas, acompañado de su esposa, quien empezó a saludar a los asistentes mostrando cierto grado de inseguridad.

Desde ese momento se supo que Espinosa se queda en Morena, por ahora, y que su proyecto político es empujar la posible candidatura de Cárdenas, de quien dijo, él lo había invitado por varios años a ser candidato a cargos de elección popular, ofrecimientos que siempre fueron rechazados por el economista y estudioso de las desigualdades sociales.

Cuando Cárdenas empezó a hablar, los comentarios que dividieron opiniones en las mesas es que a unos no les gustó como se expresa el ex rector de la Udlap, con un lenguaje alejado del grueso del electorado, y otros les agradó que no tiene el discurso de los políticos, lo que genera confianza y lo ubica en un perfil ciudadano.

Más allá de las presentaciones, de este encuentro surgieron cuatro importantes definiciones que podrían marcar el derrotero de Morena en Puebla:

1.      En su intervención, Enrique Cárdenas narró que aceptó entrar a Morena por el hartazgo que le causó toparse con la brutal corrupción que campea en México y en Puebla, sobre todo en lo que fue la administración morenovallista. Pero al mismo tiempo corrigió la plana a los que dan por hecho que él será el próximo y seguro candidato del partido político encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

El ex rector de la UDLAP admitió que su participación en Morena podría acabarse reduciendo a un periodo de tres o cuatro semanas, en caso de que no gane la encuesta que definirá al próximo coordinador estatal del partido.

Lo cual es un indicativo de que la moneda está en el aire y que no solo Cárdenas tiene posibilidades reales de ser el candidato de Morena, sino también se encuentran los nombres del ex dirigente priista Alejandro Armenta Mier y del senador Luis Miguel Barbosa Huerta –pese a que se retiró de la participación de la encuesta–, quien sigue siendo considerado como la opción más fuerte y cercana al círculo de confianza de López Obrador.

2.      Durante una breve conversación con un grupo de periodistas que acudió el encuentro, José Juan Espinosa definió que independientemente quien sea el candidato a la gubernatura, si Morena no le permite armar una estructura personal de por lo menos 40 aspirantes a alcaldes que sean de sus confianzas, no va a funcionar ningún proyecto de esa fuerza política que saldrá a disputarle el Poder Ejecutivo estatal al grupo político del ex mandatario Rafael Moreno Valle Rosas.

3.      Sobre los aspirantes a la postulación de Morena, el edil hizo las siguientes valoraciones:

El peor candidato para el partido sería Alejandro Armenta Mier, por su pasado priista y sus relaciones con cuestionados grupos de poder del PRI.

Al senador Luis Miguel Barbosa Huerta –dijo– lo habrían engañado, desde la cúpula nacional de Morena, de que él iba a ser el candidato y que no habría competencia por la nominación.

La mejor opción para Morena es Enrique Cárdenas, por el apoyo que podría tener de la sociedad civil.

4.      José Juan Espinosa aclaró que su permanencia en Morena dependerá de como se defina al candidato a la titularidad del Poder Ejecutivo.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2017/09/13/jose-juan-espinosa-dia-paso-la-ruptura-morena-darle-espaldarazo-cardenas/

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo