Jueves, 29 de Junio de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

El día que una madre veracruzana encaró a Javier Duarte

e-consulta Veracruz   /   
 Martes, Abril 18, 2017

.

   

En octubre del 2015, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, vivió uno de los episodios más criticados de su administración. Se encontraba en Orizaba, cuando fue encarado por Araceli Salcedo, la madre de Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, quien en ese entonces tenía tres años desaparecida.

El mandatario estatal había acudido a esta ciudad acompañado de su esposa Karime Macías, y de sus tres hijos: Javier, Carolina y Emiliano. La intención era grabar unos spots para el quinto informe de gobierno.

Al término de la jornada de grabación, Javier Duarte se dirigía a su camioneta, cuando fue interceptado por Aracely Salcedo, la madre de Fernanda Rubí Salcedo desaparecida en septiembre del 2012.

Como duarte de Ochoa no se detuvo a escucharla, la madre de esta joven se paró frente a él, y le hizo el reclamo:

"Bienvenido señor Gobernador al pueblo mágico, donde desaparecen a nuestros hijos", le dijo la mujer mientras abría frente a él la ficha de búsqueda de su hija, con la foto de la joven, los datos de recompensa y las señas de la joven.

"¡No se vale!, usted viene con su familia, y la mía ¿Dónde está?", insistió la mujer, sin obtener que el mandatario estatal se detuviera a escuchar su caso.

La madre reprochó al entonces gobernador de Veracruz, que no se hacía lo necesario para dar con el paradero de su hija. También le recriminó que el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras (cercano a Duarte) le cancelara varias audiencias.

El mandatario no hizo nada para atender a la madre de Rubí. Y se limitó a decir que se hacía lo posible, que el Fiscal estaba en el tema. Aracely Salcedo no se dio por satisfecha, y le dijo que tenía tres años sin saber de su hija.

Entonces vino uno de los momentos más criticados de este episodio. Ante los reproches de la madre veracruzana, Duarte y su esposa Karime hicieron una expresión de sonrisa que sostuvieron durante varios minutos.

El gesto, solo generó mayor encono en la madre que trataba que acercarse a la máxima autoridad del país, para que atendiera el caso de desaparición de su hija, y combatiera la inacción de la Fiscalía del Estado.

“Ríase, ríase, que no le toque a su familia, porque el día que le toque, va a ver lo que se siente sufrir”, le dijo Aracely Salcedo, al tiempo en que detuvo sus pasos, mientras Duarte y su familia se retiraban del lugar.

El episodio quedó inmortalizado en un video que se hizo viral a través de redes sociales, y levantó una oleada de críticas en el estado y el país.

http://www.e-veracruz.mx/nota/2017-04-17/sociedad/el-dia-que-una-madre-veracruzana-encaro-javier-duarte

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo